Laboral

El empleo se reactiva en el arranque de enero con 42.387 afiliados más, según la nueva contabilidad de Escrivá

La Seguridad Social elimina de la afiliación diaria los altibajos de las contrataciones estacionales de temporadas como verano, Navidad u otras campañas

Infografía: Belén Trincado

La ocupación se ha reactivado en el arranque del año tras el pinchazo experimentado en diciembre, cuando se desaceleró claramente el mercado laboral. Así lo muestran los datos de afiliación desestacionalizada de la primera quincena de enero, cuando se han registrado 42.387 cotizantes más, según una nueva contabilidad estrenada hoy por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha sorprendido este mes modificando la contabilidad de los datos de empleo medidos en términos de afiliados al sistema que hasta ahora hacía públicos mensualmente, tanto a mediados de mes como a mes cerrado.

Esta nueva metodología depura los datos diarios de afiliación eliminando los efectos estacionales; y, partiendo de estas cifras --que los técnicos han denominado de alta frecuencia--, hace un seguimiento más homologado de la marcha del empleo, eliminando los altibajos de las contrataciones propios de cada mes o campañas de actividad (verano, Navidad, Semana Santa etc., campañas agrarias etc.), han explicado fuentes del departamento que dirige José Luis Escrivá.

Con estas cifras, en lugar de ofrecer el dato promedio de afiliación de la primera quincena de todos los meses y el promedio a fin de mes, la Seguridad Social apuesta por reflejar una foto más "lineal" en la que "se ve más realmente cómo va el empleo", al margen de comportamientos estacionales que se repiten, por lo general, en cada mes año tras año. Si bien, este cambio implica también que esta monitorización diaria se comparará por quincenas con una especie de media móvil, en la que siempre se refleja la marcha de la ocupación a lo largo de dos quincenas consecutivas (cuatro semanas).

Así, por ejemplo, los primeros datos con esta nueva metodología publicados hoy corresponden a los afiliados hasta el 13 de enero, pero comparando la primera quincena de este mes con la última quincena de diciembre de 2022. Así, se toman los datos diarios desestacionalizados de entre el 1 y 13 de enero, pero no respecto al 31 de diciembre, sino en comparación con los 15 días anteriores (dos semanas previas, del 15 al 31 de diciembre). En este periodo comprendido entre mediados de diciembre a mediados de enero, el sistema ganó 25.294 cotizantes, según se ha sabido hoy.

Esto, según fuentes de la Seguridad Social, refleja una mejora de la ocupación en el arranque de la primera quincena enero, en la que, según la afiliación diaria desestacionalizada se habrían contabilizado 42.387 nuevos cotizantes, pero estos se verían rebajados en el cálculo promedio de la nueva metodología a los 25.294 antes citados debido a que la media de la última quincena de diciembre fue solo de 7.357 afiliados más.

A esta nueva contabilidad, tomando dos quincenas consecutivas de referencia --los datos de la segunda quincena de mes coincidirán con los desestacionalizados mensuales que se venían publicando hasta la fecha-- los responsables de la Seguridad Social explican que han utilizado nuevos factores de desestacionalización que se han aplicado por igual tanto a los años de mayor impacto de la pandemia (2020 y 2021) como el primer año completo de recuperación (2022). Esto ha permitido rehacer toda la serie hacia atrás, en la que hasta ahora la Seguridad Social eliminaba los años de la pandemia porque contaminaban al resto.

"El año 2022 ha proporcionado un año completo, prácticamente “limpio” de los efectos de la pandemia, lo que ha permitido detectar mejor el ciclo estacional y su evolución, realizando un tratamiento específico para el confinamiento y la desescalada", han explicado fuentes del departamento que dirige Escrivá.

El método sin corregir usado hasta ahora

Con esta nueva metodología será difícil volver a ver oscilación del empleo en un mes del orden de 200.000 empleos creados o 200.000 destruidos, como se podían observar en meses de julio o enero, respectivamente. Si bien los responsables de esta estadística tienen la intención de seguir facilitando el promedio de evolución mensual de la afiliación a fin de mes sin desestacionalizar, con lo que si se compara ese dato de la serie original (sin depurar) con el mismo de ese mes en años anteriores se podrá seguir observando la marcha del empleo en esa misma temporada estacional.

Prueba de estos grandes vaivenes son los datos sin corregir de esta primera quincena de enero, que se han utilizado hasta ahora, y que reflejarían no solo que el empleo no se está recuperando, sino una destrucción de casi 103.000 empleos en las dos primeras semanas del año. No obstante, desde la Seguridad Social siguen considerando que la comparativa de las series sin corregir de efectos estacionales que refleja peor la fotografía de cómo se está comportando el empleo.

Con estas nuevas series reconstruidas de afiliación diaria desestacionalizada, se ha observado también una reducción del patrón estacional del mercado laboral español. Así, se ha analizado dicho patrón (los altibajos de contratación que se repiten en los mismos meses todos los años) detectando que se ha acortado con el paso de los años. Esto es, en 2011 se producían mayores oscilaciones de las contrataciones entre meses que en 2022 (ver gráfico).

Finalmente, el Ministerio de Seguridad Social ha decidido que la publicación de los datos de mediados de mes con la nueva metodología no serán presentados, como hasta ahora, por el ministro, José Luis Escrivá, sino que solo se publicarán sin presentación de ningún responsable gubernamental. Esto puede llevar también a una interpretación política: evitar en lo posible parte de las reiteradas comparecencias del ministro en un año eminentemente electoral.

Sobre la firma

Raquel Pascual Cortés

Es periodista de la sección de Economía, especializada en información sobre empleo, Seguridad Social, pensiones y relaciones laborales. Licenciada en C.C. de la Información por la U. Complutense, empezó a trabajar en Cinco Días en 2000 y antes pasó por las secciones de política y economía de la agencia Europa Press y por el diario Soria 7 Días.

Normas

Archivado En