Netflix y las cancelaciones de series: cuando la cantidad puede a la calidad
Netflix

Netflix y las cancelaciones de series: cuando la cantidad puede a la calidad

La plataforma ha anunciado la cancelación de la serie 1899

No hay duda alguna respecto a que Netflix tiene uno de los mayores catálogos de series y películas de entre todas las plataformas que existen en la actualidad, especialmente si se habla de producción propia. Esto, que para muchos es importante, puede ser un problema para la propia compañía que acaba por no poder mantener todo lo que genera en el tiempo. Y, por ello, vienen las dolorosas cancelaciones.

Bien es cierto que algunas creaciones, como es lógico, no acaban de cuajar y los usuarios no las ven como el servicio VOD desearía. Y, por lo tanto, tiene sentido que se pueda acabar con una historia que no ofrece los réditos esperados. Pero, en estos momentos, existen cancelaciones que son toda una sorpresa debido a que hablamos de películas o series que han sido muy seguidas por los espectadores que, desgraciadamente, ahora se ven en la desagradable tesitura de ‘quedarse colgados’.

La serie 1899 de Netflix es un claro ejemplo

Esta creación, que llegó a la plataforma en el mes de diciembre, ha conseguido datos que son realmente importantes, ya que hablamos de nada menos que más de 79 millones de horas de visionado desde que se lanzó. Es decir, que se queda un poco detrás de otro de los grandes éxitos de la plataforma: The Crown. Además, durante mucho tiempo ha estado en el listado de las series más vistas de Netflix. Esto, en principio, la tendría que colocar como un éxito… pero, la compañía, no piensa lo mismo.

Edificio con logotipo de Netflix
Unsplash

¿Y cuál ha sido la consecuencia de esto? Pues simple y llanamente cancelar la serie. Hablamos de algo que es oficial, ya que uno de los creadores de la serie (Baran bo Odar) así lo ha comunicado en su perfil de Instagram. Incluso, deja ver que la idea era que 1899 tuviera tres temporadas, pero que no será posible descifrar por completo la trama. Por el momento desde Netflix no se han indicado los motivos por lo que se ha tomado esta decisión, y todo apunta que es muy posible que nunca se sepa.

Por lo tanto, la serie de la que hablamos ha corrido la misma suerte que otras que tenía una base importante de seguidores, como por ejemplo Warrior Nun o First Kill.

El problema de la cantidad

Bien es cierto que si se es suscriptor de Netflix es un placer navegar por una base de datos que es inmensa, pero esto tiene ciertos problemas que ahora mismo se dejan ver: no se puede continuar con todo lo que se lanza. Por lo tanto, si hay algo negativo -por pequeño que sea- que no encaja en una nueva serie, esta puede ser cancelada sin el más mínimo problema. Y la decisión deja a muchos colgados y además da la sensación de improvisación.

No es de extrañar que no sean pocos los que tienen claro que no ven nada en Netflix que no esté acabado por completo, ya que de esta forma se evitan sorpresas desagradables. No parece este el mejor camino posible, especialmente con casos como el de 1899, pero así son las cosas… Por suerte, mucha de la competencia no sigue estos mismos pasos, al menos por ahora.

Normas
Entra en El País para participar