_
_
_
_
El Foco
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

La gran oportunidad del Gobierno para impulsar la energía solar

Las instalaciones de autoconsumo están gravadas en España con un 21% de IVA, pero Europa permite aplicar un tipo reducido que potenciaría el sector

CINCO DÍAS

Nos encontramos ante un momento decisivo para afrontar con éxito el gran desafío del cambio climático. Sus efectos nos afectan a todos y se deben tomar medidas efectivas inminentes. En este sentido, la Comisión Europea apuesta por la transición hacia las energías limpias, como la solar. Según el Ejecutivo europeo, esta fuente impulsará los objetivos del plan REPowerEU y ayudará a reducir la dependencia energética de Europa respecto a los combustibles fósiles, así como a impulsar el autoconsumo en un contexto energético crítico marcado por la guerra a Ucrania.

El reloj ha comenzado a correr sin dilación, y España tiene compromisos para con el regulador europeo que afectan de lleno a la EU Solar Energy Strategy: la reducción del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero (Gei) para 2030 –respecto el año 1990–; el consumo, como mínimo, del 32% de energía procedente de fuentes renovables y la mejora, también como mínimo, del 32,5% en eficiencia energética.

Cabe apuntar que España tiene por delante una gran oportunidad de liderar la transformación energética europea gracias a la irradiación solar de su territorio. Por el momento, el país ha sabido posicionarse en la vanguardia del utility, proyectos solares a gran escala que generan electricidad directamente a la red eléctrica. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo también para el ámbito residencial. Según datos de la UNEF (Unión Española Fotovoltaica), en 2021 se instalaron un total de 4GW en España, de los cuales 3GW correspondían al sector utility.

La importancia de potenciar la energía generada a través de los hogares, es decir, de forma no centralizada, reside en que esta liberaría parte de la energía generada para la industria. De este modo, se conseguiría una disminución de los precios para la industria, lo que daría lugar a una ventaja competitiva frente a otros países con fuentes de energía más costosas.

En la actualidad, se fomentan ayudas directas para el autoconsumo. Sin embargo, los operadores y consumidores se encuentran con que las regulaciones y condiciones de estas son distintas en cada comunidad autónoma y, en algunos casos, incluso en cada municipio desde el que se solicita la ayuda. Teniendo en cuenta que en España hay 17 comunidades autónomas y más de 8.000 municipios, este tipo de medidas generan un escenario de confusión para empresas y usuarios.

Las instalaciones de autoconsumo están gravadas, en España, con un IVA del 21%. En el caso del IVA, al tratarse de un impuesto homogéneo a nivel nacional, y aplicarse de la misma forma en todas las instalaciones fotovoltaicas del territorio, sería muy sencillo reducir –e incluso eliminar– esa imposición para consumidores y empresas, y potenciar así el autoconsumo y la consecución de los compromisos europeos.

Además, esta medida viene recomendada y amparada en el propio documento EU Solar Energy Strategy, en su novena página, se afirma se pueden aplicar tipos de IVA reducidos a los sistemas de calefacción eficientes y donde están incluidos los paneles solares. Es más, la pasada primavera, el Consejo Europeo adoptó una directiva que contemplaba esta cláusula y permite que los Estados Miembro, bajo su criterio, eliminen o reduzcan el IVA de determinados productos y servicios compatibles con los objetivos climáticos de la UE.

Más en concreto, el anexo 3 de la directiva introduce la precisión de bienes y servicios respetuosos con el medio ambiente, “como las bicicletas eléctricas, los servicios de recuperación de residuos y los paneles solares”; y permite dos tipos reducidos, del 5% o inferior al 5%. Muy lejos del 21% actual, cuatro veces mayor, que grava a aquellos actores sociales que deciden apostar por el autoconsumo, uno de los mejores caminos para reducir la dependencia energética en un contexto de guerra en Europa.

Por el momento, España ha decidido no ser uno de los países que se acojan a esta medida de reducción del IVA en los paneles solares, pero aún estamos a tiempo de implementar este tipo de propuestas, que supondrían una verdadera palanca para potenciar de forma eficaz el autoconsumo en nuestro país. Además. la supresión del IVA sobre los paneles solares constituiría una importante señal de que el Gobierno se toma en serio tanto las elevadas facturas energéticas de los hogares españoles, como los retos climáticos y europeos a los que se ha comprometido el país. Ejecutar esta medida significaría que el España aprovecha la oportunidad de marcar la diferencia mediante una acción que, siendo relativamente sencilla, podría beneficiar a millones y millones de ciudadanos y a muchas compañías de futuro.

Dar este paso adelante significaría afianzar una ventaja competitiva para la economía española frente al resto de países. Después de más de 50 años con una industria que se nutre de la energía solar y de exportar el sol, a través del turismo –de forma indirecta– y de la industria hortofrutícola –de forma directa–, ahora tenemos la oportunidad de construir una industria electrificada basada en la energía barata del sol. Para conseguirlo, necesitamos liberar la red para el consumo particular a través del autoconsumo residencial. ¡Apostemos por el sol de forma real y convirtámoslo en nuestro futuro!

Daniel Nilsson es Manager Director de Svea Solar Spain

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_