Deporte

LaLiga estima que perdería el 55% de sus ingresos con la Superliga

"Ni Juventus ni Barcelona pueden dar ejemplo de sostenibilidad financiera", dice el presidente de la patronal, Javier Tebas

Javier Tebas, presidente de LaLiga.
Javier Tebas, presidente de LaLiga.

La guerra abierta en el fútbol europeo a cuenta de la Superliga quema nuevos capítulos. Y lo hace a unos días de que el Abogado General del TJUE dicte, el 15 de diciembre, su opinión no vinculante sobre el papel de la UEFA en la gobernanza del deporte rey.

Ante esa cita clave, que será la primera etapa de una larga batalla jurídica, tanto A22, la sociedad tras la que se agrupan los promotores de la Superliga, y LaLiga han dejado claras este viernes sus posiciones.

Esta última lo ha hecho con la presentación de un informe, elaborado junto a KPMG y FTI Consulting, acerca del impacto que tendría la nueva competición sobre la actividad económica de la liga doméstica, bajo la premisa de que se celebrase bajo el formato que presentaron sus impulsores en abril del año pasado. El estudio encargado por LaLiga habla de una pérdida del 50% de los ingresos totales si la Superliga se celebrase entre semana, y de hasta el 55% si lo hiciese los fines de semana.

La principal merma se daría en el valor de los derechos audiovisuales, que la patronal que preside Javier Tebas cifra en la actualidad en 1.880 millones. Estos perderían hasta el 69% de su valor, ya que los partidos de la liga española perderían "relevancia" ante una competición como la Superliga, en la que se priorizará que los grandes clubes europeos se enfrenten entre ellos.

"La Superliga no es un formato de competición, es una excusa. Es un concepto ideológico que nació en el año 2000, ideado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para que los grandes clubes europeos sean los que manden en el fútbol", ha explicado Tebas. "Hablan de una competición más atractiva, y no es cierto. ¿Por qué hay que crear un modelo para que sean los grandes los que se repartan el negocio?", se ha preguntado, poniendo en duda también el interés de los impulsores de la Superliga por ayudar a la sostenibilidad de la industria futbolística.

"De los tres impulsores que quedan, solo puede hablar de eso uno, el Real Madrid. La Juventus, desde luego, no es un líder en sostenibilidad financiera cuando su consejo de administración está siendo procesado. Y tampoco el Barcelona puede dar ejemplo. Lo que quieren es que los clubes con más activos tomen el poder", ha añadido Tebas.

El informe presentado por LaLiga defiende que, incluso, ni Madrid ni Barcelona se beneficiarían a largo plazo de la nueva Superliga. A corto plazo, según el cálculo de FTI, sumarían ingresos por 400 millones, pero estos quedarían realmente en la mitad por el deterioro del valor de los derechos que percibirían por participar en LaLiga. "No se puede trasladar el modelo de las ligas domésticas a nivel europeo, porque conllevaría su destrucción", ha dicho Tebas.

Los responsables de LaLiga no se creen los mensajes que A22 viene comunicando en los últimos meses, sobre una renuncia a un formato de competición cerrado. Hoy mismo, su consejero delegado, Bernd Reichart, ha reiterado que "todos los equipos tendrá derecho a clasificarse en la Superliga. Será 100% meritocrática”.

"Lo que peor nos sienta es que nos tratan como tontos", ha asegurado Tebas. "Van a estar repitiendo lo de la meritocracia, pero no es verdad. Ahora quieren esconder el formato debjo de la mesa porque el debate les perjudica. Pero van contra las ligas", ha añadido, defendiendo a su vez el papel de la UEFA. "Yo he sido su primer crítico. Pero en Europa tiene que haber una organización que garantice el equilibrio entre grandes, pequeños y medianos. Tienen que mejorar su gobernanza, pero la UEFA hace esa labor". Según el portavoz de A22, la UEFA "no tiene competencia, viven del sudor y del esfuerzo de los clubes, que son los que sostienen el sistema".

La opinión del abogado general, el 15 de diciembre

Está previsto que el 15 de diciembre el Abogado General del TJUE hará público su dictamen, no vinculante, acaerca del papel que la UEFA ejerce en el conjunto del fútbol europeo. La Superliga acusa al ente de abuso de posición dominante contraria a los principios de competencia. La decisión definitiva del tribunal se prevé para abril.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha apuntado que "nos importa lo que digan las resoluciones judiciales, pero también la estabilidad de la industria. Pase lo que pase pelearemos. Si hay que pelear para que haya directivas europeas que regulen la industria del futbol, lo haremos. Esto no se acaba el 15 de diciembre, ni en marzo", ha dicho hoy, añadiendo que "A22 [la Superliga] ya ha convocado un evento para un día después. Pase lo que pase, dirán que han ganado".

El CEO de A22, Bernd Reichart, también ha manifestado hoy su "máximo respeto por los tribunales", y que la Superliga "se adaptará a la realidad que se dé tras el fallo del TJUE".

Normas
Entra en El País para participar