Comisión de Presupuestos

De Cos pide que se inicie cuanto antes el proceso de consolidación fiscal

El Banco de España confirma que no se observan efectos de segunda ronda en la economía que harían persistente la inflación

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández De Cos, ha reiterado este martes durante su comparecencia en la Comisión presupuestaria del Senado la importancia de iniciar el proceso de consolidación fiscal. El gobernador afirmó que es imprescindible reequilibrar las finanzas públicas, en especial para detener el aumento de la carga financiera. Cos ha asegurado que el BCE seguirá en la senda del aumento de tipos de interés que viene siguiendo hasta el momento, con aumentos de 200 puntos básicos desde julio, y seguirá trabajando por conseguir el objetivo de fijar la inflación en el 2%.

El propio De Cos ha confirmado que no se observan efectos de segunda ronda en la economía que harían persistente la inflación. Sin embargo, explicó que, de producirse esos efectos sobre los precios a causa de la subida de salarios y de los márgenes empresariales, los aumentos de tipos serían “incluso mayores” a las observadas en los últimos tiempos.

La confirmación de futuras subidas de tipos genera un horizonte negativo para la deuda pública española. El Banco de España calcula que con cada aumento de 100 puntos básicos de los tipos de interés se elevaría la carga financiera de la deuda pública en un 0,4% adicional en 2024. De hecho, el coste de los intereses de la deuda ya se incrementó en un 17,1% en los ocho primeros meses de 2022.

El gobernador ha asegurado que 2023 puede ser mejor que lo previsto en términos de déficit público. Desde el Banco de España esperan que alcance el 4%, un dato más bajo que el 5% que estima el Gobierno, debido a la buena evolución de los ingresos públicos. Pese a ello, el gobernador ha insistido: "La política de gasto de las administraciones debe ser objeto de una revisión exhaustiva". Cos también ha reclamado "una revisión integral" del sistema tributario español, según recoge EFE.

Se alejan los temores de recesión

Del mismo modo, Hernández de Cos anunció que la economía española experimentará un “leve” crecimiento de la actividad económica en el cuarto trimestre. De cumplirse las previsiones, se alejarían los temores de recesión técnica que llevan gran parte del año sobrevolando las diferentes entidades de análisis económico.

Sin embargo, Cos advirtió de que el escenario actual es de gran incertidumbre y que hay “mayor probabilidad de recesión” a medio plazo, cuya materialización determinaría las futuras acciones de la institución y del Banco Central Europeo en su política monetaria.

El crecimiento, explicó Cos,sería similar al dato adelantado por el INE del tercer trimestre, en el que la economía española se expandió un 0,2%. El gobernador afirmó que, aunque la tendencia sigue apuntando a que la desaceleración se prolongue, la evolución positiva del empleo durante octubre y la primera quincena de noviembre hacen al Banco de España pensar que la senda de crecimiento proseguirá al cierre del año.

Adecuar los impuestos a la banca y energéticas

El gobernador consideró que los impuestos temporales a las entidades financieras y energéticas requieren un diseño más "adecuado". La crítica principal estuvo centrada en que ambos impuestos se aplicarán sobre los ingresos de estas empresas y no sobre sus beneficios.

El gobernador subraya que, en el caso de las empresas del sector energéticos, el gravamen debería de ir dirigido hacia los beneficios extraordinarios de estas empresas que motivaron la creación del tipo impositivo. Con respecto a la banca, Cos subrayó el mensaje lanzado por el BCE sobre el gravamen, en el que la institución advertía de que podría lastrar el crédito y, en consecuencia, el crecimiento económico. 

Airef avala los Presupuestos, aunque critica sus carencias notables

La presidenta de la Autoridad independiente de responsabilidad fiscal (Airef), Cristina Herrero, también participó en la Comisión del Senado y avaló las cuentas públicas en el plano macroeconómico. Herrero consideró "factible" el crecimiento del PIB nominal previsto por el Gobierno, aunque alertó del escenario de incertidumbre que sobrevuela 2023.

Del mismo modo, la Autoridad marcó sus previsiones de déficit en el 4,6% del PIB, cuatro décimas por debajo de la estimación del Gobierno. Herrero ha afirmado que el cierre de déficit podría ser incluso inferior a esa cifra en función de la evolución de la recaudación, que según sus cálculos superará en al menos 10.000 millones la del Gobierno.

Por otro lado, la presidenta no ha perdido la oportunidad para criticar la "oportunidad perdida" del Gobierno con estas cuentas públicas y ha subrayado sus "carencias notables" que reducen la calidad informativa y debilitan rendición de cuentas de los Presupuestos Generales del Estado.

Normas
Entra en El País para participar