BCE

Lagarde desconfía de que se haya alcanzado el pico de la inflación

Avanza que el BCE diseñará en diciembre la hoja de ruta para la reducción de balance, que será "comedido y predecible"

Christine Lagarde, presidenta del BCE, en comparecencia ante el Parlamento Europeo
Christine Lagarde, presidenta del BCE, en comparecencia ante el Parlamento Europeo Reuters

El BCE tiene la intención de seguir subiendo los tipos más allá del alza que se prevé para la próxima cita del 15 de diciembre. Y lo hará a la vista de que la zona euro no habría alcanzado aún el pico en el incremento de precios, según ha reconocido hoy Christine Lagarde en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

En su última intervención este año ante este comité, Lagarde ha vuelto a insistir en que el BCE seguirá subiendo los tipos de interés. "El grado de avance y la rapidez con que lo hagamos dependerán de nuestras perspectivas actualizadas, de la persistencia de las perturbaciones, de la reacción de los salarios y de las expectativas de inflación, así como de nuestra evaluación de la transmisión de nuestra política económica", ha señalado Lagarde. En cualquier caso, no está previsto que la inflación dé tregua en el corto plazo.

"Me gustaría que la inflación hubiera tocado techo en octubre, pero me temo que no", reconoció Lagarde ante los eurodiputados. "Creo que hay demasiada incertidumbre, sobre todo en un componente, que es el de los altos costes de la energía, para suponer que la inflación ha alcanzado su punto máximo. Me sorprendería", ha añadido. El dato de IPC de la zona euro en noviembre se conocerá este miércoles, después de que los precios hayan subido en octubre el 10,6% en tasa interanual.

La presidenta del BCE ha señalado que la economía de la zona euro se debilitará en lo que queda de año e inicios de 2023. Se prevé de hecho que la institución anuncie una estimación de recesión técnica para la zona euro en la actualización de sus previsiones económicas en diciembre, que incluirán por primera vez estimaciones para 2025.

Junto a la nueva subida de tipos que se espera decida el BCE en diciembre, Lagarde ha señalado que en esa cita también se hará un diseño de la reducción de balance de la institución, una medida más de endurecimiento de la política monetaria. Tal reducción de balance, que pasará de entrada por dejar de reinvertir la deuda que va venciendo, se hará de forma "comedida y predecible", según ha apuntado Lagarde.

Normas
Entra en El País para participar