Virginia Guinda: “Hay que recuperar un contrato flexible a un coste que sea competitivo”

Bajo el lema ‘Nueva etapa, más empresa’, defiende que es la candidata de la pluralidad y no de la división y la crítica 

Le pedirá al presidente del Gobierno un ‘día del empresario’ para socializar su figura

Virginia Guinda, candidata a la presidencia de CEOE durante un momento de la entrevista
Virginia Guinda, candidata a la presidencia de CEOE durante un momento de la entrevista

La sorpresa saltó cuando Virginia Guinda dio el paso como candidata a presidir la patronal CEOE. El actual presidente esperaba revalidar el cargo sin rival. Pero pese a los reducidos apoyos iniciales con los que contó, la candidata se muestra optimista de cara a las elecciones del próximo miércoles 23. Insiste en que no es la candidata de la división y la crítica, sino de la pluralidad. Bajo el lema Nueva etapa, más empresa, afirma que en estos últimos días ha tenido muchos contactos sectoriales y territoriales que la hacen ser optimista, ya que está percibiendo el interés por su propuesta con mucha sintonía y ganas de cambio.

Si finalmente no accede a la presidencia de CEOE, ¿aceptaría un cargo en el equipo de Garamendi?

En mi presidencia, porque voy a ganar, Garamendi tendrá un lugar, porque yo lo que estoy proponiendo es integrar todas las visiones y todas las realidades.

Y si el próximo día 23 sale elegida presidenta de CEOE, ¿qué tres decisiones básicas tomaría de inmediato?

La primera y más importante es empezar a conformar el comité ejecutivo, lo que aprovecharía para dar voz a los distintos intereses de los sectores económicos y distintos territorios. Luego tendría que trabajar en el plan estratégico y de acción de los próximos cuatro años. La tercera acción sería cuando me reúna con el presidente del Gobierno, le pediría que instaure un día del empresario. Es necesario socializar más la figura del empresario y que visualice el valor añadido que aportamos a la sociedad.

¿Qué variables podrían ponerse encima de la mesa para desbloquear la negociación salarial aparte de una cifra concreta de subida?

Las sectoriales con las que he estado hablando me han propuesto temas como introducir parámetros de medida de la productividad, que es algo que nos preocupa mucho a los empresarios, o la flexibilidad.

¿Alguna más?

El nivel de detalle debería ir en los convenios sectoriales, que es donde están las diferencias y los ajustes.

La mayor crítica a Garamendi viene por la vía de la aceptación de la reforma laboral. ¿Qué valoración puede realizar de esta reforma?

La reforma laboral se tiene que abordar de nuevo, se nos ha quedado anticuada. Pero sobre todo es necesario recuperar una posible contratación que dé más flexibilidad al empresario y que además asegure una contratación a un coste competitivo.

Pero los resultados en empleo están mejorando al menos según el Gobierno, ¿cómo lo valora?

Uno de los ingredientes que se tiene que resolver es que se pueda otorgar una mayor flexibilidad en los tipos de contratación a un coste competitivo.

¿Sería un contrato nuevo?

Uno o más. Los que sean necesarios. Hay empresas con una mayor estacionalidad que no están pudiendo resolver bien el modelo de contratación, con todas las garantías. Ahora hay muy poca variedad de contratos.

Pero esto sería un paso hacia la anterior reforma...

A mí me gusta pensar más en que es avanzar hacia el futuro con todas las garantías sin miedo de reconocer que hay una realidad compleja que hay que reflejar bien en los modelos de negociación.

Y en cuanto a una subida del SMI, ¿cuál es su propuesta?

El SMI se ha simplificado demasiado, se ha politizado, es un número muy importante con unas repercusiones muy amplias, y a mí me parece que el SMI debería subir sin duda, en algunos estratos y probablemente se debería bajar en otros. Para ello habría que contar con los distintos sectores y las distintas realidades. No es lo mismo un sector agrario que una industria y tampoco es lo mismo un joven que se quiere incorporar al mercado laboral o alguien que tiene más de 50 años y tiene mucha experiencia, por lo que el salario mínimo tampoco tendría que ser el mismo. Un modelo más complejo nos puede dar mejores resultados.

Ve posible alcanzar un pacto de rentas antes de fin de año?

Confío que sí y evidentemente dependerá de la voluntad política.

¿Qué faltaría aparte del debate de salarios y beneficios empresariales?

Desde mi punto de vista, el Gobierno debería partir de la idea de que a las empresas nos tiene que ir bien para poder pagar mejores salarios.

Y en materia de sostenibilidad de pensiones, ¿qué se puede hacer?

Creo que el Gobierno ha evitado una revisión en profundidad de lo que es el gasto público para evitar o eliminar gasto superfluo.

¿Qué le va a suponer a las empre­sas la subida de cotizaciones?

Creo que el Gobierno no ha tenido en cuenta la competitividad de las empresas. Las empresas tenemos que ser competitivas y competimos en un mercado europeo, no solo local, el nivel de cotizaciones ya es muy elevado. Los costes salariales o laborales son relativamente altos respecto a otros países, por eso no se trata solo de revisar salarios y cotizaciones, sino el marco tributario.

Dentro del marco tributario, ¿qué propone en el impuesto de sociedades?

Para las pymes es muy importante en este momento que estamos en crisis, con problemas de tesorería y de acceso a la financiación, que el impuesto en vez de plantear un pago a cuenta en función de los beneficios del año anterior, se permita una predicción y liquidar, en vez de a cuenta, a posteriori. Así el empresario tendría el máximo de recursos para afrontar esta crisis. Otro capítulo que afecta en Sociedades es el dar una libertad de amortización, ya que facilitaría y ayudaría la actividad de muchas empresas.

¿Están llegando los fondos europeos al tejido empresarial?

Están llegando de manera muy lenta. Por eso Europa nos ha llamado la atención. Hay que ser conscientes de que las trabas burocráticas y los procesos administrativos son costosos y darle agilidad. Confío en que lleguen donde tienen que llegar. Esos fondos nos tienen que hacer más competitivos.

Normas
Entra en El País para participar