Crónica de la Bolsa

El Ibex cede el 0,43% pero suma cuatro semanas seguidas de ascensos

El selectivo no logra conservar los 8.100 puntos

Las Bolsas aflojan tras la euforia del jueves con el IPC de EE UU

Ibex pulsa en la foto

Los inversores han vislumbrado esta semana el momento más esperado del año, el de una inflación en Estados Unidos que podría haber tocado techo. La publicación del dato de IPC de octubre este jueves causó una oleada compradora que dejó la mejor sesión en dos años en Wall Street y que arroja un balance semanal de notables ganancias para las Bolsas occidentales.

Los precios han subido en EE UU en octubre al 7,7% interanual, frente al 8,2% del mes anterior. Supone el cuarto descenso mensual consecutivo, mientras que la inflación subyacente, aún por encima del 6%, ha regresado al nivel del pasado julio. La inflación continúa siendo motivo de inquietud pero el dato estadounidense ha dado alivio a los inversores y suavizado la expectativa sobre las alzas de tipos de la Reserva Federal.

La euforia se moderó en la sesión del viernes, en que el Ibex concluyó con un descenso del 0,43%. Pesaron en su caída los retrocesos de Iberdrola (-1,57%), Inditex (-1,06) y de los valores bancarios, aunque el balance semanal deja una subida para el selectivo español del 1,95%. Se trata de la cuarta semana consecutiva de ganancias para el índice, en las que suma un avance del 9,7%, que reduce la pérdida acumulada en el año al 7,07%. Aun así, el Ibex no logra conservar los 8.100 puntos.

En las Bolsas europeas, que en la sesión del viernes registraron un tono mixto, el balance semanal deja ganancias superiores al 5% en el Dax y el Euro Stoxx. Los índices europeos se anotan así la sexta semana consecutiva de ascensos, una racha alcista que no registran desde noviembre del pasado año. Las subidas son similares en Wall Street, reflejo de la alegría del jueves. En esa sesión el Nasdaq trepó el 7,5%, en su mejor día desde marzo de 2020, que permitió recuperar casi un billón de dólares de capitalización bursátil .

Bank of America llamaba a la prudencia el viernes al recordar que, pese a que el shock de la inflación pueda haber quedado atrás, el incremento en el coste de los servicios y en los salarios serán factores que seguirán pesando sobre los valores de crecimiento. Pero el ánimo de los inversores ha dado un giro en las últimas horas, alimentando incluso la idea del rally de fin de año.

Chris Iggo, director de inversiones de AXA Investment Managers, reconoce que “es posible que los mercados hayan reaccionado de forma exagerada ante lo que, admitámoslo, es sólo un dato, pero refuerza un relato concreto. La mayor parte del ajuste monetario ha quedado atrás”. Y añade que, aunque todavía puede haber malas noticias, los cuartos trimestres suelen ser positivos para las acciones y los bonos. “Este no parece desviarse de esa tendencia. El tono en el nuevo año también podría reflejar eso”. Sin perder de vista en ningún caso que la inflación sigue siendo demasiado alta y el crecimiento se está ralentizando.

Para Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro, “la estacionalidad podría proporcionar un fuerte viento de cola este año” y explica que la Bolsa está ante el quinto rally de más del 5% en el actual mercado bajista.

El impulso alcista del dato de inflación de EE UU ha eclipsado además esta semana a las graves turbulencias que atraviesa el mercado de criptoactivos, con la declaración de bancarrota de FTX, la quinta mayor de este mercado, y que en otro momento habría supuesto un golpe para el conjunto de los activos de riesgo.

En el mercado de divisas, el dólar ha registrado entre el jueves y el viernes su mayor retroceso en dos sesiones en casi 14 años y el euro se recupera hasta los 1,03 dólares. En el mercado de deuda, las rentabilidades han caído con fuerza en la semana, fruto también de la menor expectativa de alzas de tipos en EE UU. El bono estadounidense a 10 años cierra la semana en el 3,81%, frente al 4,16% de una semana atrás.

En el Ibex, las mayores subidas de la semana han sido para Grifols, del 15,6%, y cellnex, del 13,3% y que el viernes presentó resultados. Los valores más castigados han sido los bancos, con caídas semanales del 5,2% en Santander y de más del 4% en Bankinter y CaixaBank ante la idea de que el tirón en las alzas de tipos pueda empezar a quedar atrás.

 

 

Normas
Entra en El País para participar