Inversión

¿Subirán las Bolsas tras las elecciones de mitad de mandato en EE UU? Tres posibles escenarios

El bloqueo (un partido domina el Congreso y el otro el Senado) es la mejor opción para los mercados, según los analistas

¿Subirán las Bolsas tras las elecciones de mitad de mandato en EE UU? Tres posibles escenarios
REUTERS

Las elecciones mid term o mitad de mandato en EE UU son aquellas en las que se elige la totalidad de la Cámara de Representantes y más de un tercio del Senado. Los ciudadanos estadounidenses volverán a votar este martes, 8 de noviembre, después de casi dos años con la administración de Joe Biden al frente de la Casa Blanca y el resultado de estos comicios podría condicionar las presidenciales de 2024. La sorpresa la dio la pasada semana Donald Trump, que según fuentes cercanas, estaría planeando repetir como candidato en dos años.

Las elecciones que se celebran este martes son una especie de reválida sobre lo que va de mandato de Joe Biden y tienen importantes implicaciones políticas y económicas, aunque la recesión amenaza con imponerse a cualquiera que sea el resultado. Las encuestas apuntan a un resultado reñido pero que los demócratas podrían perder la Cámara de Representantes (se elige la totalidad de la cámara, 435 escaños) y podrían también perder el Senado (se eligen a 35 de los 100 senadores), dificultando la aprobación de nuevas leyes por parte del gobierno de Joe Biden en la segunda parte de su mandato, así como reduciendo las probabilidades de nuevos estímulos fiscales, con potencial impacto negativo en crecimiento pero positivo en inflación.

Entre los analistas hay consenso a la hora de señalar cual sería el resultado mejor recibido por las Bolsas. "Un mal resultado para ambos partidos podría ser el mejor resultado para los inversores, entre otras cosas porque daría a la Reserva Federal una oportunidad clara de controlar la inflación. Las elecciones de mitad de mandato de EE UU no suelen ser benévolas con el partido que preside el país", explica George Brown, economista de Schroders.

De las 19 'midterms' celebradas desde la Segunda Guerra Mundial, sólo en 2002 el partido en el poder consiguió ganar tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Esto se debió a un efecto patriótico tras los atentados del 11 de septiembre que se tradujo en un éxito electoral. Julius Baer considera que "a medio plazo, un bloqueo en Washington tiende a generar una mayor rentabilidad de la renta variable, ya que reduce la incertidumbre política". Históricamente, la renta variable estadounidense ha registrado rendimientos inferiores durante un año de elecciones de mitad de mandato.

Desde las década de 1930, el rendimiento medio del S&P 500 durante el segundo año del mandato de un presidente ha sido del 3,75%. El banco de inversión suizo recuerda que la mayor rentabilidad se ha producido normalmente en el año siguiente a las elecciones de mitad de mandato, cuando el S&P 500 ha subido, por término medio, un 16,3%. Señala, que además, hay "patrón claro dentro de un año de elecciones de mitad de mandato: hasta finales de septiembre, el rendimiento del mercado de renta variable es bastante apagado, dada la incertidumbre en torno al resultado de las elecciones, para luego dar paso a un fuerte repunte en el cuarto trimestre".

La inflación es ahora el caballo de batalla de la Administración Biden. Brown, economista de Schroders, dice qie hoy se libra una guerra muy diferente; esta vez contra la inflación, que hasta hace muy poco parecía que iba a provocar una “marea roja” (avance del Partido Republicano) en Washington".

En cuanto a la composición del Congreso, los datos históricos sugieren que los mercados de renta variable tienden a acoger con satisfacción una cierta forma de bloqueo en Washington. Esto puede explicarse, entre otras cosas, por el hecho de que tal resultado reduce el riesgo político para los inversores, ya que los legisladores tendrán más dificultades para aprobar leyes de gran alcance, apuntan desde Julius Baer.

Grand Old Party

Mientras que los demócratas podrían mantener el control del Senado, los republicanos avanzan para hacerse con el control (o "dar la vuelta") de la Cámara de Representantes. Los republicanos -también conocidos como GOP (Grand Old Party)- sólo necesitan ganar cinco escaños para lograrlo, un pequeño obstáculo si se tiene en cuenta que el partido del presidente habría perdido 26 escaños de media en las elecciones de mitad de mandato.

Esta tarea se ve facilitada por los 31 demócratas que no se presentan a la reelección, mientras que el proceso de "redistribución de distritos", que se lleva a cabo una vez por década, ha redibujado el mapa electoral a favor de los republicanos. Renta 4 señala que la reacción por sectores sería diferente en función del resultados ya que una victoria republicana podría ser positiva para las petroleras, por las menores restricciones, y salud porquie habría menos reformas.

Mientras que sería negativa para renovables por el menor apoyo y defensa porque habría menos ayuda a Ucrania. El apoyo financiero y militar a Ucrania es una incógnita. Desde AXA IM recuerdan que "el ll líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ha declarado que no quiere un ‘cheque en blanco’ para Ucrania, mientras que algunos miembros del ala izquierda de los demócratas han pedido a Estados Unidos que impulse una ‘solución negociada’”.

Y es que, a su juicio, "reducir la ayuda a Ucrania sería probablemente visto como un signo de debilidad estadounidense por parte de China, mientras que la rivalidad geopolítica con Pekín es un objetivo político compartido por los dos partidos en Washington”.

Normas
Entra en El País para participar