¿El gas a 0 euros? En Texas es una realidad

Una combinación de dificultades en los gasoductos y en las terminales de exportación de gas licuado deja a los productores con valores negativos para vender su producción

¿El gas a 0 euros? En Texas es una realidad
Getty

El precio del gas natural cotiza en valores históricos en Europa desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania, con cifras nunca antes vistas que alcanzaron su máximo en agosto. Del otro lado del Atlántico, la volatilidad tira para el extremo contrario: el valor del suministro del hidrocarburo ha alcanzado valores negativos en Texas, lo que obliga a los productores a pagar hasta 6 euros el MWh (megavatio hora) por inyectar gas a la red.

La anomalía en el hub físico de Waha, ubicado cerca de la frontera de Estados Unidos con México, recuerda al fenómeno sucedido en pleno confinamiento respecto al precio del petróleo. En este caso, la anomalía es auspiciada por importantes cuellos de botella en la infraestructura, que han provocado una caída de precios del 40% en solo una semana.

Los cinco gasoductos que pasan por allí no tienen la capacidad suficiente de absorber la creciente producción de la cuenta del Pérmica, que ha aumentado un 9% el último año. En especial, dos de las tuberías se mantienen fuera de servicio por tareas de mantenimiento programadas. A la vez, la terminal de gas natural licuado de Freeport, ubicada a pocos kilómetros, tampoco da salida a la producción ya que continúa cerrada desde el 8 de junio tras una fuerte explosión. Esta planta suponía el 17% de la capacidad exportadora estadounidense.

Los analistas destacan que esta no es la primera oportunidad en que esto sucede, ya que ha ocurrido hasta en 31 oportunidades en 2019. Sin embargo, coincide con un aumento en la presión sobre la infraestructura energética y una mayor dependencia europea del suministro de gas estadounidense, que ha triplicado sus envíos al bloque comunitario en el primer semestre de 2022.

Mientras el valor permanece negativo en Texas, en Europa el valor de referencia del gas natural permanece cerca de los 100 euros (MWh), después de perforar ese piso el pasado lunes por primera vez en cuatro meses.

El fin de una era

Los precios del gas natural irán a la baja en 2023 y 2024 aunque a niveles mucho más altos que el promedio entre 2017 y 2024, según un reporte publicado el miércoles por el Banco Mundial. Los técnicos del organismo internacional indican que el descenso en el coste, lejos de la anomalía actual en Texas, se debe a una menor demanda de los hogares y las industrias, así como la búsqueda de fuentes de energía alternativas.

La entidad con sede en Washington ha resaltado la interrelación entre los precios en Europa y Estados Unidos, que puede generar un cambio en la estrategia industrial de algunos países europeos que ya no cuentan con el acceso al gas barato que llegaba desde Moscú.

La Agencia Internacional de Energía ha asegurado que ya no se trata de una cuestión exclusiva de Europa, sino que el mundo se aproxima a "un momento decisivo en la historia energética". Fatih Birol, el presidente de la institución, ha asegurado que "la era dorada del gas está llegando a su fin. 

Normas
Entra en El País para participar