Energía>

El precio del gas cae ante la expectativa de mayores envíos de GNL estadounidense

La reactivación de una de las principales terminales de exportación del combustible en la costa este del país norteamericano reduce la presión sobre el mercado internacional

El precio del gas cae ante la expectativa de mayores envíos de GNL estadounidense

El precio del gas natural cae este jueves, ante las expectativas de un incremento de la oferta de GNL estadounidense tras la reactivación de uno de sus principales terminales de exportación. Tras haber cerrado el 8 de junio por una explosión que comprometió su infraestructura, el terminal Freeport LNG en el estado de Texas ha llegado a un acuerdo con los reguladores para reiniciar actividades en octubre. En este contexto, los precios de los contratos futuros del gas en el mercado neerlandés, que es el referente europeo, llegaron a caer hasta un 4,6% a 190,5 euros/mwh durante la sesión de hoy, y ahora se mantienen sobre los 194 euros/mwh.

La infraestructura de licuado de gas de Texas es la séptima más grande del mundo y la segunda más grande de los Estados Unidos. El operador del terminal asegura en un comunicado que espera poder reactivar tres trenes de licuefacción, dos tanques de almacenamiento de GNL y un muelle de carga de GNL, lo que sería "suficiente para respaldar sus acuerdos de clientes a largo plazo existentes". 

Los países europeos se encuentran bajo presión para poder alcanzar el mínimo de reservas de gas solicitado por Bruselas antes del invierno (80% de la capacidad para diciembre). Según información de Gas Infrastructure Europe recopilada por CincoDías, de media las reservas de la UE se encuentran reabastecidas al 70%, pero existe gran diferencia entre los países que dependían más de Moscú y los que menos. Mientras que España, que cuenta con gran parte de la infraestructura de regasificación europea, tiene sus depósitos llenos al 78,3%, países como Austria, Croacia y Hungría, que dependen de los envíos rusos o de las interconexiones europeas, se encuentran por debajo del 60%. Los depósitos alemanes, por su parte, se encuentran al 69,9%.

El gigante ruso Gazprom ha reducido desde la semana pasada los envíos en el gasoducto Nord Stream, que es la principal vía de exportación de gas a Europa, a un 20% de su capacidad. La compañía señala que esto se debe a problemas para recuperar una turbina desde Canadá, donde se encontraba para ser reparada. No obstante, los líderes europeos han acusado a Moscú de utilizar este argumento como pretexto para asfixiar el suministro de la región.

En este contexto, Europa también pactado una reducción del 15% en el consumo de energía a nivel regional para poder disminuir la demanda de gas y la dependencia de las importaciones rusas. No obstante, España ha logrado que Bruselas le exija una reducción de solo el 8%, teniendo en cuenta que su sistema está relativamente aislado de la red europea de gas.

Normas
Entra en El País para participar