Arantxa Tapia: “Ha llegado el momento de apostar por la generación renovable”

“La eficiencia energética ayuda a defender los márgenes de rentabilidad de las empresas”. “Hay que agilizar los plazos para la concesión de permisos” en nuevos complejos eólicos y fotovoltaicos

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco.
Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco.

Arantxa Tapia (Astigarraga, Gipuzkoa, 1963) suma su tercera legislatura en el Gobierno vasco al frente de un departamento que actúa, entre otros ámbitos, sobre la industria, que es clave para la economía vasca. La consejera analiza el complicado escenario actual, que estrecha los márgenes de rentabilidad de las empresas.

¿En qué fase están los proyectos empresariales para nueva generación eólica en Euskadi y que suman 400 MW?

Los dos más avanzados están en Álava, propuestos por Aixeindar [empresa conjunta de Iberdrola y la sociedad pública vasca EVE] en los montes de Labraza y Azazeta. Están en la fase de declaración de impacto ambiental. El resto tramita otros procesos, como los de autorización de la conexión a la red eléctrica. Nos preocupa que los trámites se alarguen en exceso. Hay que agilizar los plazos, sin relajar las garantías de sostenibilidad de los proyectos. En la Unión Europea está prevista la instalación de 500 GW hasta 2030. Si cada inversión necesita de cinco a seis años de maduración, es necesaria una mayor rapidez administrativa para cumplir con ese plazo. Y la UE tiene que dar más seguridad a las empresas en los concursos de adjudicación de capacidad. Con subastas más claras en cuanto a precio y con garantías de desarrollo para la industria local.

Siemens Gamesa (SG) ha pedido más protección para la eólica europea frente a China.

Europa ya perdió la oportunidad de desarrollar una industria fotovoltaica, que ha quedado en manos de China a nivel mundial. Bruselas tiene que apoyar a la industria comunitaria, que trabaja en los aerogeneradores de la próxima generación. En relación con la dependencia de fuera de la UE, además del gas ruso, de las mascarillas y de los semiconductores, China está monopolizando los materiales para la elaboración de las baterías (níquel, litio, cobalto). Hay que cuidar a la industria, sin llegar al proteccionismo.

En la industria hay que lograr procesos sostenibles que puedan competir en costes con los que dependen del gas

¿Hay más apoyo ciudadano a las renovables?

Sí. Y ahora más por la subida de los precios del gas y de la electricidad. Pero sin mecanismos de solidaridad. Con apoyo a la eólica, pero siempre que el parque de turbinas lo instalen en otros municipios. Y en Euskadi ha llegado el momento de apostar por la generación renovable, como hicieron hace años las comunidades de Navarra, Castilla-La Mancha y Aragón. Además. tenemos industria local muy posicionada a nivel mundial en el sector renovable. De lo contrario, seguiremos dependiendo del gas de Estados Unidos, Argelia o Rusia.

Desde luego, ayuda contar con grupos como SG e Iberdrola.

Tienen mucha experiencia. En eólica en todos sus ámbitos, desde el terrestre al marino, incluyendo la tecnología flotante. Tenemos casi todas las piezas del puzle renovable. Falta la de aportar nueva generación.

¿Puede recuperar Euskadi el hub de comercialización de gas que acabó en Madrid?

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética eliminó las posibilidades de extracción de gas. De hecho, prorroga la dependencia del suministro exterior. Por tanto, doy por cerrado ese capítulo, para trabajar en otros escenarios como la eficiencia energética (donde el EVE lleva 40 años) y la descarbonización vía renovable e hidrógeno. Si se cambiara la ley, podríamos aprovechar las oportunidades que surgieran.

¿Se mantiene el objetivo de reducir el consumo de gas entre un 7% y un 15%?

Sí. Estamos comprometidos y trabajando a todos los niveles. En verano subió el consumo ­energético por el calor y en otoño ha bajado por las altas temperaturas. Es fundamental incidir en la eficiencia del consumo en las viviendas, las instalaciones empresariales y las sedes administrativas. Las subidas de las tarifas de la luz y el gas restan competitividad a las compañías y esa eficiencia aumenta los márgenes.

Europa tiene que defender el desarrollo de la eólica frente a China, para que no ocurra como con la fotovoltaica

¿Hay compromiso por parte de la industria?

Sí. Está invirtiendo en el cambio a procesos más eficientes, como la transición al hidrógeno, y en la compra de maquinaria que consume menos. El Gobierno vasco ha aumentado las ayudas para estos proyectos. El objetivo es lograr procesos sostenibles y comparables al gas en costes.

Y este otoño acumula muchos días de calor.

Además con escasez de lluvias y mucho viento sur, que han resecado los campos y los bosques, aumentando el riesgo de incendios como el de Balmaseda [el mayor de Bizkaia en 30 años y que se ha extendido al valle de Mena, en Burgos]. Sin olvidar que por estas fechas hubo ­inundaciones el año pasado por temporales. Se pone en valor la labor de los productores del sector primario, que ayudan a la conservación de los espacios naturales.

Francia ha forzado el cambio del corredor del gas MidCat por los Pirineos por otro submarino por el Mediterráneo. ¿Qué opina?

Es fundamental tener una red bien mallada para garantizar el suministro. A Francia, el gas no le interesa por su apuesta por la generación nuclear. Sí ha aumentado la capacidad de distribución de gas por el enlace de Irún [Gipuzkoa] con un nuevo compresor. El nuevo proyecto [BarMar] parece que alarga los plazos y la decisión de invertir.

¿Es el momento de ampliar la regasificadora del puerto de Bilbao?

Es la más utilizada de las seis del Estado. Con la autorización actual pudiera operar con más capacidad sin tener que pedir una ampliación. Está el tema de instalar un segundo cargadero en el puerto de Bilbao. Y contamos con el almacén submarino de Gaviota. Hay red para evitar posibles interrupciones de suministro.

Arantxa Tapia: “Ha llegado el momento de apostar por la generación renovable”

La eficiencia y la digitalización, ¿contrarrestan el impacto de la crisis energética?

Sí, pero no al 100%. Hay que recurrir a contratos de suministro a largo plazo (PPA) para pagar un poco más pero a un precio fijo garantizado, aunque algunos operadores energéticos han rescindido luego unilateralmente esos compromisos. Otras fórmulas son las de la diversificación de la industria hacia la generación propia por vía eólica o fotovoltaica, o a la inversión en parques de turbinas de otros. Cuanto antes se haga, el sector será más competitivo.

El tren de alta velocidad sigue sin llegar a Euskadi.

Hace años hubiera sido impensable que no se hubiera concluido la conexión ferroviaria. Y así seguimos, con retrasos con cada cambio de Gobierno. El acceso a las tres capitales vascas ya se había definido y había consenso para trabajar rápido los enlaces con Navarra y Burgos. Pero los citados cambios ponen ahora en duda soluciones ya pactadas. Ha vuelto la ralentización. Es otra resta de competitividad, que se suma a una coyuntura negativa de crisis energética, inflación en máximos, subidas de tipos de interés y del precio de las materias primas, además de unas cadenas de suministro que no han recuperado un funcionamiento normal.

Tras depender del gas, las mascarillas o los semiconductores, hay que evitar el monopolio asiático de las baterías

¿Cómo van las exportaciones?

En 2022 vivirán un año de récord [sobre los 25.600 millones de 2021]. Si no se desata una recesión en Europa y en el resto del mundo, que Euskadi no es una isla. Y con una internacionalización con sentido común. Ya hemos aprendido con la pandemia que no hay que deslocalizar toda la producción y que las cadenas de suministro tienen que estar cerca. Pero hay que seguir a los clientes por el mundo.

¿Han diversificado las empresas su financiación?

Cada vez más, porque tienen más información, sobre todo ahora con la subida de los tipos de interés. Aunque a algunas les sigue costando desmarcarse de la vía exclusiva de los créditos bancarios. Desde el Ejecutivo de Vitoria, el Instituto Vasco de Finanzas (IVF) acompaña a algunos proyectos relacionados con el ámbito de las startups y de los family offices. Para proyectos de más calado está el fondo Finkatuz.

¿Cómo está la economía circular?

Junto con el ecodiseño, tienen que consolidar una vida útil de los productos que propicie un reciclaje del 80%. Hay que generar menos para valorizar más. Y garantizado con certificados.

Normas
Entra en El País para participar