Los sindicatos de banca se movilizarán por una compensación del IPC

Organizan concentraciones para este viernes en Valencia, Madrid, A Coruña y Málaga ante las sedes de varias entidades

Manifestación en Madrid del sábado 22 de octubre para reclamar la recuperación del poder adquisitivo.
Manifestación en Madrid del sábado 22 de octubre para reclamar la recuperación del poder adquisitivo.

Los sindicatos de banca saldrán a la calle para reclamar una compensación salarial por el IPC. Tanto CC OO como UGT y Fine han convocado movilizaciones para este viernes 28 de octubre, después de que la semana pasada no lograran avances con las patronales AEB y CECA para diseñar alguna medida que permita compensar la fuerte subida de la inflación.

Las concentraciones están convocadas en Valencia, Madrid, A Coruña y Málaga ante las sedes de varias entidades. “La posición de las patronales lo único que demuestra es una total insensibilidad hacia las plantillas que ellos mismos reconocen como el principal activo del sector”, han expresado los representantes de los trabajadores.

Ambas partes llevan meses negociando para encontrar una medida que permita amortiguar el impacto de la inflación. Los representantes de los trabajadores reclaman la apertura del convenio colectivo para revisar los sueldos. En ese sentido, reclaman una recuperación salarial en 2021 e incluir una revisión para 2022 y 2023. Según defienden, el escenario macroeconómico actual difiere del que existía en el momento de la negociación de los convenios vigentes, con una inflación desbocada, una subida constante de los tipos de interés y una pandemia mundial.

Aunque en un primer momento tanto CECA como AEB se habían negado a este aumento, posteriormente han pedido tiempo para estudiar una posible compensación debido al escenario de incertidumbre por la situación macroeconómica. Igualmente, argumentan que la subida de tipos todavía no tiene reflejo en los resultados (las entidades tardan un tiempo en aplicar las subidas de tipos en las carteras) y que las entidades afrontan el pago de un gasto no presupuestado debido al nuevo impuesto temporal a la banca diseñado por el Gobierno.

"En un entorno de beneficios récord, de incremento de los dividendos al accionariado y de aumentos exponenciales de la retribución de la alta dirección y consejos de administración, se niegan a concretar mecanismos compensatorios dignos de consideración para unas plantillas que están perdiendo poder adquisitivo por un entorno inflacionista excepcional y no previsto”, han comunicado los sindicatos este lunes.

El actual convenio de banca, que cubre el periodo 2019-2023 se firmó en enero de 2021 y contempla una subida salarial del 0,25% para 2021, del 1% para 2022, y del 1,25% para 2023. Además, prevé un pago único fuera de las tablas salariales del 0,25% en 2022, 2023 y 2024 en los bancos que presenten resultados positivos o repartan dividendos en el año anterior.

Por su parte, en el actual convenio de las antiguas cajas de ahorros está pactado un incremento salarial en tablas del 0,75% en 2022 y el 1% en 2023, un pago adicional del 0,25% vinculado a dividendos y beneficios en 2022, 2023 y 2024 y otro pago adicional del 0,25% vinculado a un ROE superior al 8% en dicho periodo. Ese convenio afecta a las plantillas de CaixaBank, Abanca, Unicaja, Ibercaja, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença, CECA y Cecabank.

Normas
Entra en El País para participar