Los sindicatos de banca anuncian movilizaciones ante el rechazo de CECA a un alza salarial

Los representantes de los trabajadores piden una recuperación salarial en 2021 e incluir una revisión para 2022 y 2023 por la alta inflación

Sede de la patronal CECA.
Sede de la patronal CECA.

Los sindicatos de banca saldrán a la calle para reclamar un alza salarial. Después de la negativa de la patronal de las antiguas cajas de ahorros CECA a aplicar alguna medida que compense a las plantillas por la alta inflación, tanto CC OO como UGT y FINE han anunciado este martes que promoverán un calendario de movilizaciones.

Ambas partes se han reunido hoy para discutir un aumento de sueldo debido a la pérdida de poder adquisitivo provocada por la subida de precios, que se situó en el 9% en septiembre. Se trata de la segunda reunión tras la pausa estival y en ambas CECA se ha negado a adoptar aluna medida. Por ello, los representantes de los trabajadores han anunciado que en breve presentarán un calendario de movilizaciones.

"Sin reacción, emprenderemos movilizaciones. Nos han abocado al conflicto. Si no quieren atender a razones en la mesa, tendrán que seguir escuchando nuestros argumentos y reivindicaciones fuera de ella. En breve anunciaremos el calendario de movilizaciones. La cuerda está tensionada al máximo", han expresado a través de un comunicado.

Los representantes de los trabajadores llevan meses reclamando a las asociaciones del sector financiero la apertura del convenio colectivo para revisar los sueldos. En ese sentido, reclaman una recuperación salarial en 2021 e incluir una revisión para 2022 y 2023. Según defienden, el escenario macroeconómico actual difiere del que existía en el momento de la negociación de los convenios vigentes, con una inflación desbocada, una subida constante de los tipos de interés y una pandemia mundial.

Por su parte, la patronal se ha venido negando a este aumento debido al escenario de incertidumbre por la situación macroeconómica. Igualmente, argumenta que la subida de tipos todavía no tiene reflejo en los resultados (las entidades tardan un tiempo en aplicar las subidas de tipos en las carteras) y que las entidades afrontan el pago de un gasto no presupuestado debido al nuevo impuesto temporal a la banca diseñado por el Gobierno.

En el actual convenio de las antiguas cajas de ahorros está pactado un incremento salarial en tablas del 0,75% en 2022 y el 1% en 2023, un pago adicional del 0,25% vinculado a dividendos y beneficios en 2022, 2023 y 2024 y otro pago adicional del 0,25% vinculado a un ROE superior al 8% en dicho periodo. Ese convenio afecta a las plantillas de CaixaBank, Abanca, Unicaja, Ibercaja, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença, CECA y Cecabank.

Normas
Entra en El País para participar