La banca estudia ayudas a familias cuya hipoteca suba un 30%

Se concederían a rentas inferiores a 24.300 euros

La vicepresidenta primera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño
La vicepresidenta primera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño EFE

La banca y el Ministerio de Economía avanzan para lograr un acuerdo que permita aliviar el aumento de las cuotas hipotecarias para las familias vulnerables. Las principales patronales bancarias, AEB y CECA, han planteado al Gobierno alargar el plazo para pagar las hipotecas a las familias cuyos ingresos anuales no superen tres veces el IPREM (lo que supone 24.300 euros en este momento y 25.200 a patir de enero del próximo año) y a las que el pago de la cuota les aumente un 30% debido a la acelerada subida de tipos.

Otro de los requisitos que plantea el sector es que la cuota de la hipoteca, una vez revisada por el repunte del euríbor, represente al menos el 40% de los ingresos de la familia, lo que se considera un nivel de alto endeudamiento, superior al rango recomendado de entre el 30% y el 33%.

Banca y Gobierno vienen negociando en las últimas semanas una solución para aliviar el coste que afrontarán las familias en la hipoteca sumada a la desbocada inflación. Al extender el plazo del préstamo, la carga financiera se reduciría. En principio, esta medida se aplicaría sobre hipotecas a tipo variable firmadas a partir de 2012 para la compra de una primera vivienda.

Las entidades que se acojan al nuevo Código de Buenas Prácticas lo harán por un plazo de un año y se comprometerán a informar adecuadamente en las oficinas y en sus propias webs a los clientes que hayan incumplido el pago de alguna cuota hipotecaria o manifiesten dificultades en el abono del préstamo.

La idea es que el Gobierno apruebe ese Código de Buenas Prácticas al que se acogerán de manera voluntaria las entidades que así lo deseen, aunque posteriormente los bancos podrán aplicar medidas de ayuda adicioanles, buscando soluciones caso a caso, que es lo que defendían en un principio CECA y AEB.

Las entidades que concedan estas medidas de alivio informarán al Banco de España de ello y las escrituras de formalización de las novaciones de hipotecas al amparo del real decreto pendiente de aprobación quedarán exentas del pago del impuesto de actos jurídicos documentados. Los derechos arancelarios, notariales y registrales derivados de la firma e inscripción de estas medidas de alivio correrán a cargo del banco, pero se bonificarán en un 50%.

Normas
Entra en El País para participar