Renault crea una filial de reciclaje de coches con la que espera ingresar 2.300 millones en 2030

El fabricante francés espera que la nueva compañía, llamada The future is Neutral, tenga un margen operacional de más del 10% al final de la década

El consejero delegado de Renault, Luca de Meo.
El consejero delegado de Renault, Luca de Meo. AFP

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, ha anunciado en una rueda de prensa este jueves la creación de una nueva compañía, llamada The Future Is Neutral, que se dedicará al reciclaje de piezas y materiales de coches. El fabricante prevé que esta filial facture 2.300 millones y tenga un margen operacional de más del 10% en 2030. Una cifra algo superior a lo que pretende facturar uno de los competidores de Renault, Stellantis, que esta semana también ha anunciado sus planes en torno a la economía circular.

"La compañía integra una parte importante de nuestros activos industriales y tecnológicos, así como nuestra red de socios. Su misión es hacer crecer sus actividades con ambiciosos planes estratégicos y generar nuevas oportunidades ofreciendo a la industria del automóvil, que se enfrenta al reto del cambio climático, a las nuevas exigencias normativas y a la creciente presión sobre los recursos, soluciones de reciclaje de ciclo cerrado, es decir, de coche a coche", ha indicado De Meo.

Para su funcionamiento, la nueva compañía se apoyará en otras filiales del grupo, como Gaia, que se dedica a la reparación de baterías, recogida y sustitución de piezas y reciclaje de materiales procedentes de vehículos al final de su vida útil, en la localidad francesa de Flins. Además, englobará también a Indra, que tiene más de 370 centros para el tratamiento de coches al final de su vida útil; y a Boone Comenor, que se dedica al reciclaje de metales procedentes de la industria.

Durante el acto, el directivo italiano ha explicado que cada año en Europa llegan al final de su vida útil unos 11 millones de vehículos, cuyos materiales son reciclables en un 85%, pero del que solo se aprovechan entre un 20% y un 30% para la creación de nuevos automóviles. El reciclaje de estos componentes, a su vez, se volverá más importante con la llegada de los coches eléctricos ya que, según los datos ofrecidos por Renault, la industria aumentará por siete su consumo de litio, por cinco el de cobalto y por ocho el de níquel en 2030.

Por último, el fabricante ha indicado que, para acelerar el crecimiento de la nueva compañía, está buscando inversores para que aporten unos 500 millones de euros a The Future Is Neutral.

Normas
Entra en El País para participar