Nissan vende al estado ruso todos sus activos en el país por un euro

La automovilística nipona se deshace de sus operaciones en Rusia, donde tenía su actividad paralizada desde marzo

La operación le generará un impacto negativo de 707 millones

Imagen de archivo del presidente ruso Valdímir Putin, en la inauguración de la planta de Nissan en San Petersburgo, en 2009.
Imagen de archivo del presidente ruso Valdímir Putin, en la inauguración de la planta de Nissan en San Petersburgo, en 2009. AFP

Nissan ha anunciado este martes la venta de sus operaciones en Rusia al Instituto Central de Investigación y Desarrollo de Automóviles y Motores (NAMI), después de siete meses en los que su actividad en ese país ha estado suspendida a raíz de la guerra en Ucrania y las sanciones europeas. Esta decisión va en línea con la anunciada por el mayor fabricante nipón automotriz, Toyota, que ha cesado sus operaciones en Rusia a la espera de reestructurar su negocio en ese país, o con la de otros fabricantes como Mitsubishi y Mazda, que contemplan cancelar su producción conjunta con socios rusos.

La salida definitiva de ese mercado supondrá un impacto en las cuentas de Nissan de aproximadamente 100.000 millones de yenes (707 millones de euros), según ha explicado el fabricante. Según Reuters, el estado ruso ha comprado los activos por un euro.

Con esta venta todas las operaciones de la rama en Rusia de Nissan (Nissan Manufacturing Russia LLC, NMGR) quedarán bajo control de esta entidad pública, incluyendo sus instalaciones de investigación, desarrollo y producción en San Petersburgo. Nissan prevé que la operación se formalice en las próxima semanas una vez reciba el visto bueno de las autoridades, y en el acuerdo ha incluido una opción de recompra de su rama rusa con una duración de seis años.

El presidente y CEO de Nissan, Makoto Uchida, agradeció a los trabajadores en Rusia "su contribución a la empresa durante muchos años", y señaló que la venta supone "la mejor solución" teniendo en cuenta que la compañía "no puede continuar operando en el mercado ruso".

La empresa nipona había anunciado el pasado marzo la suspensión de su producción en Rusia debido a los problemas de suministro y a las sanciones por la guerra contra Ucrania, y posteriormente informó de que extendería el parón hasta finales de este año. Nissan dará más detalles financieros de la operación en los resultados empresariales del segundo trimestre, que se publicarán el próximo mes.

Normas
Entra en El País para participar