Financiación

BBVA aprovecha la relativa calma y vende 1.250 millones en deuda sénior preferente verde

Es la quinta operación pública del año

Presidente de BBVA, Carlos Torres.
Presidente de BBVA, Carlos Torres. REUTERS

El mercado de capitales ya no está abierto de manera ininterrumpida como ha venido ocurriendo en los últimos años, un periodo marcado por las compras de deuda acometidas por los bancos centrales para evitar un deterioro de las condiciones. Pero que no esté abierto de manera constante no significa que los emisores no aprovechen las oportunidades para seguir ejecutando sus programas de financiación.

Eso es lo que hizo BBVA. La entidad captó 1.250 millones en deuda sénior preferente con la etiqueta verde. Se trata de la primera operación con el sello verde para un bono de deuda sénior preferente y la mayor conseguida por un emisor financiero español con esta etiqueta. Además de lograr una mayor aceptación entre los inversores, BBVA profundiza en su estrategia de sostenibilidad. El dinero captado irá destinado a financiar la mayor actividad comercial.

En los últimos años coincidiendo con la era de los tipos cero y la ingente cantidad de liquidez inyectada por el BCE, los emisores tanto públicos como privados se enfocaron en la deuda a largo plazo. Las emisiones a 10 años o vencimientos superiores eran la tendencia imperante, ahora la horquilla se ha estrechado a los plazos medios. BBVA no es ajeno a esta corriente y la operación es a siete años.

El apetito de los inversores permitió rebajar el precio. La emisión partía con precio de 175-180 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo), y se cerró con un spread de 155 puntos, lo que equivale a una rentabilidad del 4,45%. Adicionalmente los bonos devengarán un cupón del 4,375%, La demanda superó los 1.900 millones. BBVA, Barclays, BNP Paribas, Commerzbank, Société Générale fueron las entidades colocadoras.

En lo que va de 2022 la entidad ha efectuado cinco emisiones públicas. Dos corresponde a la operaciones de sénior no preferentes. La primera de ellas se efectuó en enero por importe de 1.000 millones. En septiembre ejecutó una segunda emisión de dos tramos en la que levantó 1.750 millones de dólares. En el marco de la deuda sénior preferente BBVA ha captado un total de 3.000 millones en dos emisiones. La primera de ellas fue en mayo (1.750 millones) en dos tramos; y otra el pasado mes (1.250 millones). Desde 2018, BBVA ha emitido tres bonos verdes, por un volumen de 1.000 millones de euros cada uno: dos bonos de deuda senior no preferente y un bono contingente convertible (coco).

Normas
Entra en El País para participar