Musk despista al mercado: la compra de Twitter será un "acelerador" de otro proyecto

La acción de la red social cotiza a menos de 52 euros, un 4,2% por debajo del precio de la oferta

Musk despista al mercado: la compra de Twitter será un "acelerador" de otro proyecto
REUTERS

Elon Musk vuelve a jugar al despiste con Twitter. El empresario ha señalado en un críptico mensaje que la red social, sobre la que ha retomado la oferta de compra por 44.000 millones de dólares, es un "acelerador" para otro proyecto, que ha denominado X. La acción mientras tanto sigue cotizando por debajo del precio de la oferta, a pesar de que el empresario decidiera ayer seguir adelante con la compra de esta red social ante la complicada batalla judicial en marcha.

"Comprar Twitter es un acelerador para la creación de X, la 'app' para todo", dijo el fundador de Tesla a través de su cuenta en la red social en uno de sus primeros tuits después de que enviara una carta al consejo de administración de Twitter  comunicándole la decisión de retomar la oferta. Musk no dio más detalles sobre ese proyecto, al que ya se ha referido con anterioridad aunque nunca ha ofrecido datos. Tras comenzar la batalla judicial en agosto para retirar la oferta por Twitter, Musk volvió a aludir a la X en un comentario a un seguidor que le preguntaba si crearía su propia red social en caso de que no se cerrara la transacción.

El multimillonario dueño de Tesla había tratado desde el julio dar marcha atrás a una operación valorada en 44.000 millones de dólares. Musk recuperará la propuesta original. Pero hay una condición: que el Tribunal de Delaware, frente las actuaciones.

Cuando se conoció en abril el interés de Musk por hacerse con Twitter, ambas partes habían firmado un documento en el que se comprometían a indemnizar con 1.000 millones de dólares a la otra en caso de que decidieran cancelar la operación. Los accionistas de Twitter habían votado el 13 de septiembre aceptar la oferta de compra tal como Musk la presentó. La compañía dijo en ese momento que el 98,6% de los votos emitidos estaban a favor del acuerdo. Musk, el mayor accionista de Twitter (tiene casi el 10% de la empresa, algo más de 73 millones de títulos), no votó, según dos personas familiarizadas con su decisión. El magnate trató de dar marcha atrás a la operación tras alegar que Twitter se había negado a proporcionar información sobre sus cuentas falsas y el número de bots que tenía. "El acuerdo con Twitter queda suspendido temporalmente a la espera de que dé detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas representan menos del 5% de sus usuarios", había dicho Musk en mayo.

Musk asegura en esta comunicación que su marcha atrás no supone la asunción de responsabilidad y no implica la renuncia a ninguno de sus derechos, incluido su derecho a hacer valer las defensas y contrademandas pendientes en la Acción, incluso en el caso de que la Acción no se suspenda, Twitter no cumpla o se niegue a cumplir con sus obligaciones en virtud del Acuerdo de Fusión del 25 de abril de 2022 o si la transacción contemplada en el mismo no se cierra".

Normas
Entra en El País para participar