Medios de pago

Las tarjetas bancarias con más ventajas: sin comisiones, con descuentos o devoluciones

La Tarjeta WiZink Clic regala un cheque de Amazon de 100 euros antes del 30 de septiembre

La Tarjeta de crédito MyInvestor tiene uno de los TAE más competitivos, del 6%, mientras que la tarjeta de débito Aqua de BBVA es de las más seguras

Fotomontaje de medios de pago.
Fotomontaje de medios de pago. Getty images

El de las tarjetas bancarias es todo un universo de opciones y posibilidades. Hay muchas en el mercado, pero no todas ofrecen las mismas ventajas. Además de las habituales de débito y crédito para sacar dinero y pagar las compras, existen tarjetas más especiales que permiten sacar un mayor partido a su uso. Asimismo, tal y como afirman desde el asesor digital en finanzas personales Roams, "elegir un tipo de tarjeta u otro dependerá de la finalidad que le queramos dar”.

Las mejores tarjetas de débito no tienen cuotas de emisión ni de mantenimiento y, además, permiten sacar dinero gratis de miles de cajeros. Algunas, incluso, son una herramienta muy útil para viajar, porque permiten retirar efectivo gratis fuera de España y no cobran comisión por cambio de divisa. No es habitual que las tarjetas de débito incorporen seguros, aunque algunas incluyen pólizas de accidentes o de protección de compras. Por otro lado, hay tarjetas de débito con descuentos en gasolineras o en otro tipo de comercios.

Por su parte, una buena tarjeta de crédito suele incluir también pólizas que protegen en el caso de comprar un producto defectuoso y seguros de asistencia en viajes. Pero las más ventajosas incorporan suculentos descuentos en comercios y gasolineras o devuelven un tanto por ciento de las compras.

"Las tarjetas de crédito suelen tener más ventajas que las de débito. De hecho, los bancos prefieren que usemos estas tarjetas, por lo que se esfuerzan en ofrecer productos cada vez más modernos y con más ventajas que llamen la atención del consumidor", señalan en el portal financiero HelpMyCash, donde advierten también que "es importante asegurarse antes de lanzarse a aprovechar las ofertas. Si comenzamos a aplazar compras solo para obtener descuentos, seguramente los intereses se acabarán comiendo las bonificaciones".

Un detalle importante para saber si una tarjetas de crédito es atractiva es su tipo de interés. Si el consumidor paga todo a final de mes sin intereses, este punto no es tan relevante, pero si se fracciona alguna compra entonces lo ideal es que el interés sea lo más bajo posible. "Hay que tener especial cuidado con las tarjetas de crédito, ya que al haber varias modalidades de pago, hay que seleccionar la opción acorde con la operación que queramos realizar si no queremos que se vean incrementados los costes innecesariamente", indican desde Roams. Algunas tarjetas son mixtas y funcionan a débito y a crédito.

Estas es una selección de las mejores tarjetas del momento:

Tarjeta WiZink Clic: no tiene comisiones y permite pagar las compras de entre 85 y 1.000 euros en tres meses sin comisiones ni intereses (0% TAE). Por ejemplo, una compra de 90 euros se pagaría en tres cuotas de 30 euros cada una. En el resto de los casos, el interés es del 18,36% TIN (19,99% TAE). Además, quienes la soliciten antes del 30 de septiembre obtienen un cheque de Amazon de 100 euros si gastan al menos 450 euros durante los primeros tres meses. Esta campaña lleva vigente desde el pasado mes de junio y en agosto se amplió un mes mas. Los nuevos titulares de la tarjeta que cumplan los requisitios reciben por correo o SMS instrucciones para canjear el cheque regalo.

Si se sigue utilizando la tarjeta se puede obtener un 3% de devolución en compras (hasta 72 euros al año o seis euros al mes) a elegir en dos categorías: moda, ocio, viajes, y alimentación en comercios acogidos al programa.

Tarjeta de crédito MyInvestor: En pagos aplazados el TAE es del 6%, muy competitivo teniendo en cuenta que en el mercado de tarjetas suelen superar el 18%. Es gratuita y sin comisiones de emisión, mantenimiento y renovación. Permite una retirada de efectivo gratis al mes en cualquier cajero del mundo (y hasta cuatro en caso de tener una hipoteca contratada con la entidad o 3.000 euros en productos de inversion) e incluye un seguro de accidentes en viajes.

Tarjeta de crédito Tú de Abanca: ofrece la oportunidad de pagar en 3, 6, 9, 10 o 12 meses sin intereses con una comisión de entre el 1% y el 4%. La tarjeta es gratis el primer año y también los siguientes si se hace un consumo mínimo y permite ahorrar un 4% en gasolineras Galp. También en Abanca destaca la tarjeta de débito Tú NX para menores de 35 años. Es gratuita, incluye un descuento del 2% en gasolineras Galp, no cobra comisión por cambio de divisa y permite sacar dinero cinco veces al mes gratis en cualquier cajero ubicado en el extranjero.

La tarjeta de débito Aqua de BBVA: No tiene coste, salvo para los clientes no vinculados en BBVA, para quienes el coste es de 35 euros. No tiene números impresos y, además, tiene un CVV dinámico que va cambiando regularmente. Solo se puede consultar desde la app del banco. De esta manera, los clientes están protegidos ante los fraudes online. Esta tarjeta de débito es una de las más seguras de España. Tiene un seguro de atraco en cajeros. Dentro de la gama Aqua, la entidad lanzó la tarjeta de crédito Aqua Más, que da la posibilidad de fraccionar los pagos en tres meses sin intereses, irrumpiendo así en la modalidad 'buy now, pay later'.

Tarjeta de débito Revolut Estándar: Es una de las tarjetas más destacadas del mercado para viajar. Sin gastos ni cosimisones. Permite pagar y sacar dinero de cajeros sin comisión por cambio de moneda hasta unos determinados límites, así como retiradas en metálico de hasta 200 euros o 5 retiradas al mes sin comisiones. Es posible el cambio de divisas hasta 1000 euros al mes sin comisiones y devuelve un porcentaje de las compras (cashback) en muchos comercios online y tiendas físicas.

Tarjeta de crédito ING: Gratis y exenta de comisiones. Está vinculada a la Cuenta Nómina y Cuenta No Nómina. Tiene un TIN del 17,48% (18,95% TAE), pero para compras superiores a 90 euros a paga en 3, 6, 12 o 18 meses el TAE es del 15%. También se pueden aplazar el pago de impuestos, seguros, recibos de gas y electricidad. Ofrece descuentos tanto en tiendas de ropa, restaurantes y viajes (Asos, Vips, EasyJet, Entradas.com, Hotelopia, Kiosko y Más, Orbyt, Pagatelia, Springfield, Starbucks, Tudespensa.com o Women’s, etc..) como en gasolineras, con un 3% en Galp y Shell. Tiene seguro de accidentes y asistencia en viajes.

Bankinter combo: Es un tarjeta de crédito y débito en una sola tarjeta. Tiene dos caras: se puede pagar las compras a final de mes sin intereses con la cara Combo 1 en comercios y restaurantes y usar la Combo 2 para aplazar los pagos mínimo 3,00% del saldo dispuesto con una cuota mínima de 30,00 euros). Es gratuita para los clientes de Cuenta Nómina, Cuenta Pensión y Cuenta No-Nómina: no pagarán comisión de emisión y mantenimiento. Su TIN es del 17,52% (19% TAE). Tiene descuentos en cientos de comercios de moda, hogar, tecnología, deporte, comida a domicilio. Permite el traspaso de dinero de la tarjeta a la cuenta corriente. Es un servicio que tiene comisiones que dependen de la modalidad de pago seleccionada. Incluye seguro de accidentes y asistencia en viajes.

Diferencias entre tarjeta de crédito y débito

La principal diferencia entre una tarjeta de débito y una de crédito es la forma de pago. En la primera, el pago se carga directamente en la cuenta corriente del titular y se descuenta del saldo, de manera que el límite son los fondos disponibles. Con la segunda es posible pagar incluso si no hay fondos, ya que se aplaza el cobro hasta el mes siguiente, aunque suele haber límite de crédito.

El crédito puede devolverse de diferentes formas: a fin de mes (un día establecido del mes siguiente al que se efectúa la compra), mediante un porcentaje o una cuota fija (esta modalidad se conoce con el nombre de revolving).

Las tarjetas de crédito también permiten financiar, es decir, pagar a plazos, lo que implica que el banco cobra unos intereses al titular en el caso de aplazar o fraccionar el pago. "El titular de la tarjeta contrae una deuda con la entidad financiera que la emite. Por este motivo, antes de conceder una tarjeta de crédito, el banco estudia la viabilidad del solicitante, asegurándose de que sea solvente, y establece un límite a la cantidad de dinero del que puede disponer", explican desde BBVA.

"Tanto las tarjetas de débito como las de crédito son muy prácticas en tu día a día y, en el caso de las últimas, son muy buena opción en caso de necesitar financiación para imprevistos o compras de importes elevados", detallan en la web de Banco Santander.

Normas
Entra en El País para participar