Los concesionarios alertan de que se destruirán 12.000 empleos por los cierres en la red de Stellantis

El 39% de la red de la automovilística cerrará en mayo

Faconauto busca apoyos políticos para legislar compensaciones a los distribuidores

Imagen de un concesionario de la marca Peugeot.
Imagen de un concesionario de la marca Peugeot. EFE

La reestructuración de la red de distribución del grupo Stellantis en España, que cerrará el 39% de sus concesionarios en el país, provocará entre 10.000 y 12.000 despidos. Estas son las estimaciones de Faconauto, asociación que representa a los concesionarios, que pide que haya un marco regulatorio que contemple compensaciones en caso de que un fabricante de coches decida finalizar la relación con su red de distribución o parte de esta.

Con ese objetivo en mente, Faconauto inició el pasado junio negociaciones con Anfac, la patronal de las automovilísticas, para pactar un marco de seguridad jurídica para los concesionarios. Previamente, en pos de facilitar el diálogo entre las partes, Faconauto avaló la retirada de una enmienda del PDeCAT a la ley “Crea y crece”, que establecía una indemnización del 5% de la facturación de todo el año anterior.

Meses después de retirar la enmienda, en septiembre, hubo una reunión entre los máximos dirigentes de ambas asociaciones (entre los presentes estuvieron el presidente de Anfac, Wayne Griffiths; y su homólogo en Faconauto, Gerardo Pérez) que terminó sin acuerdo alguno. “Los fabricantes están más cómodos sin un marco regulatorio. No llegamos siquiera a hablar de indemnizaciones”, explica Pérez a CincoDías.

Dichas conversaciones habían comenzado con mal pie, ya que, según señalan fuentes del sector, Faconauto hubiese deseado que el encuentro se celebrara antes, en verano, lo que no pudo ser posible por problemas de agenda de la patronal de fabricantes.

El caso Stellantis

Las prisas de los concesionarios por alcanzar un acuerdo se deben al caso Stellantis. La automovilística envió en mayo de 2021 una carta a toda la red en la que informaba, con dos años de preaviso, que cancelaba todos sus contratos con los concesionarios y que se negociarían unos nuevos.

En la misiva, Stellantis indicó que los que permaneciesen con el grupo pasarían a vender todas sus marcas (firmas como Opel, Peugeot, Citroën o Fiat, entre otras). Poco después, en agosto de ese año, Stellantis informó de que finalmente prescindiría del 39% de su red en España, lo que supone que 129 empresas deberán de dejar de vender coches de Stellantis a partir de junio de 2023.

Fuentes del sector indican que la reunión de este mes entre las patronales encalló rápidamente porque Anfac consideró que no podía pactar indemnizaciones en nombre de todos los fabricantes, ya que eso es un problema que deben de resolver los concesionarios con cada automovilística. En este caso, el problema se circunscribe, al menos de momento, solo a Stellantis, aunque los concesionarios temen que se produzcan situaciones similares en el futuro.

Por ello, Faconauto informó este lunes en un comunicado de que retomará “la vía legislativa” para conseguir un marco regulatorio similar al italiano, el cual establece compensaciones a la red de concesionarios en caso de cierre. En este sentido, Pérez asegura que se reunirán con los distintos grupos políticos para recabar apoyos.

En Anfac, por su parte, ante las preguntas de este medio, se han mostrado sorprendidos ante la postura de Faconauto. “Creemos que la unión del sector propiciará que se cimiente la colaboración público privada para atraer las inversiones necesarias para que España se convierta en un hub de la electromovilidad europea. Por eso, seguimos colaborando con el resto de asociaciones para cumplir los objetivos de descarbonizacion. De ahí que no entendamos la postura de Faconauto cuando en la última reunión bilateral se le hicieron propuestas que creemos constructivas”, aseguraron.

En Stellantis, el director de Citroën en Europa, Arnaud Ribault, aseguró en una entrevista con este medio en julio que “los concesionarios de la marca no están enfadados con el cambio de contrato”. “Lo que Stellantis propone es una solución para reducir el costo de la distribución, brindando una mejor experiencia para nuestros clientes y asegurar el nivel de rentabilidad de nuestros futuros socios”, afirmó.

El cambio al modelo de agencia de Stellantis

El borrador del contrato. Con la rees­tructuración de su red, el grupo Stellantis pretende avanzar hacia un modelo de agencia, el cual convertiría a los concesionarios en meros entregadores de vehículos, ya que no tendrían capacidad alguna de influir en el precio de venta del vehículo. Según informó La Tribuna de Automoción, las asociaciones de concesionarios de las distintas marcas de Stellantis ya han recibido el borrador del contrato que los unirá al fabricante a partir del 1 de junio de 2023. Sin embargo, en dicho borrador no se especifican detalles importantes, los cuales se añadirán en los anexos que la compañía enviará en los próximos meses.

“Modelo de negocio claro”. Desde Faconauto explicaron a este medio que el modelo que propone Stellantis sería el conocido como modelo de agencia genuino, en el cual la automovilística soporta gran parte de los gastos. “No tenemos herramientas para saber si este paso al modelo de agencia supondrá un cambio en los márgenes de los concesionarios”, indican en Faconauto. La asociación recalca que piden “un modelo de negocio claro”.

Normas
Entra en El País para participar