Los concesionarios prevén otro mal año y alertan de la pérdida de hasta 7.500 empleos en el sector

Faconauto estima que, en base al mal comienzo del ejercicio, 2022 finalizará por debajo de las 900.000 matriculaciones

La red facturó 36.163 millones de euros en 2021, un 0,7% más respecto a 2020

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.
Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

A pesar de que el año recién comienza, Faconauto, asociación que representa a la red de concesionarios en España, ya ha corregido su estimación de ventas de coches nuevos para este año y estima que 2022 terminará con un volumen de entregas inferior a las 900.000 unidades. De ser así, sería el tercer año consecutivo para el sector por debajo de ese número y supondría la pérdida de hasta 7.500 puestos de trabajo en los concesionarios.

"El riesgo de mantener estas ventas supondría una pérdida de entre 5.000 y 7.500 empleos. Para las empresas no tendrá sentido mandar gente al ERTE viendo que este es el mercado", ha indicado este lunes el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez. El directivo ha explicado que en los últimos años el sector ha tendido a hacer concentraciones y fusiones que permiten a las empresas soportar mejor las crisis, pero "un año más así sería muy complicado para los concesionarios pequeños y medianos que no han podido fusionarse". "El volumen es muy importante para la pyme española", ha añadido Pérez.

En este sentido, el presidente de Faconauto ha incidido en la importancia de tener "un mercado robusto" que permita mantener el empleo en el sector. Esto, ha explicado, se conseguirá cuando se dé certidumbre a los clientes para que compren "el coche que quieran", independientemente de si es gasolina, diésel, híbrido o eléctrico. La incertidumbre en este aspecto, ha indicado Pérez, genera que muchas personas decidan retrasar la compra porque no saben si en un futuro podrán seguir usando su coche. Además, ha asegurado que la subida del impuesto de matriculación ha tenido "un efecto evidente" en las bajas ventas de enero y febrero.

Por otro lado, el presidente de Faconauto se ha lamentado de que el Perte del vehículo eléctrico, el primero que anunció el Gobierno, no haya incluido a la red de concesionarios que actualmente emplea a más de 152.000 personas, según cifras de la asociación. "Tiene que haber un Perte para la red de distribución", ha insistido.

Los ingresos del sector suben ligeramente

La red de concesionarios facturó 36.163 millones de euros el ejercicio pasado, lo que supone un ligero incremento del 0,7% respecto al fatídico año 2020. "Por áreas de actividad, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con un retroceso en su facturación del 5,4% [a pesar de que las matriculaciones subieron en 2021 un 1%], mientras que las otras dos grandes áreas, la posventa y el vehículo de ocasión, crecieron un 13% y un 11%, respectivamente, recuperando niveles previos a la pandemia", ha señalado Faconauto en un comunicado en el que rectificó la información que ofreció incialmente, ya que en un principio había señalado que la facturación de los concesionarios había caído un 8%.

Por su parte, la rentabilidad de la red se ha situado en torno al 1%, "lo que significa repetir cifras de 2020, muy por debajo de las expectativas", ha indicado Pérez, quien ha comentado que una rentabilidad de entre el 2% y el 3% permitiría a los concesionarios "estar cómodos" y crear empleo.

Normas
Entra en El País para participar