Crónica de Bolsa

El Ibex lidera las subidas semanales de la Bolsa europea gracias a la banca

El índice avanza un 1,3% en la semana. El sectorial bancario español se dispara un 8% en dos jornadas

Ibex pulsa en la foto

No por ser lo esperado estaba ya descontado en el mercado. El Banco Central Europeo (BCE) ha subido los tipos en 75 puntos básicos, hasta el 1,25%, para intentar aplacar a una inflación galopante que alcanza el 9,1% en la zona euro. El mayor aumento del precio del dinero ejecutado por el BCE en su historia ha sido recibido con alzas en la renta variable, especialmente en el sector bancario, y con repuntes en las rentabilidades de la deuda soberana.

En la renta variable europea la histórica decisión, y el reconocimiento de que al BCE no le temblará el pulso para seguir subiendo los tipos en las dos próximas reuniones, fue recibida con tímidas subidas el jueves que se prolongaron con más brío durante el viernes. El Mib italiano lideró los avances del viernes al sumar un 1,9% gracias al tirón del sector bancario. Le siguieron el Euro Stoxx 50 con un repunte del 1,6%, el Cac avanzó un 1,4% y el Dax otro 1,4%. El Ibex, a su vez, logró sumar un 1,47% y cerrar la semana sobre los 8.000 puntos.

En la Bolsa española, Grifols lideró los repuntes dentro del selectivo, con un alza del 5%, seguido de la banca y de Meliá e Indra, que sumaron un 3,3% y un 2,9%, respectivamente. La banca fue el sector protagonista gracias a las decisiones adoptadas por el BCE. Los bancos se benefician de los mayores márgenes de negocio que dejarán las nuevas subidas de tipos a las que ha apuntado el BCE, en especial en las hipotecas, y también de la decisión de haber suspendido su sistema de dos niveles en el exceso de liquidez de las entidades, que empezó cuando la remuneración de la facilidad de depósito se volvió negativa. Esa suspensión facilitará ahora que los bancos obtengan el máximo beneficio de sus depósitos aparcados en el BCE, ya que el tipo de la facilidad de depósito ha saltado del cero al 0,75%.

Francisco Uría, socio responsable global de Banca de KPMG, apunta que "la decisión del BCE era también obligada ante el riesgo de "importar inflación" desde Estados Unidos por los cambios en la paridad dólar-euro. Es probable que parte de esta subida ya estuviera descontada en el comportamiento del euríbor en las últimas semanas". Un euríbor que el viernes rebasó la frontera del 2%.

Entre las entidades españolas, las más beneficiadas han sido Bankinter y Sabadell, que en las dos últimas jornadas han sumado un 10,5% y un 10,3%, respectivamente. Los títulos de CaixaBank han sumado un 9,9%, por un 5,8% los de Santander y un 8% los de BBVA. El sectorial bancario del Ibex se anota así una subida del 8% en dos jornadas.

En el balance de la semana, el Ibex, uno de los selectivos más bancarizados de Europa, lidera las ganancias. Se anota un 1,3%, frente al 0,7% del Cac francés, el 0,3% del Dax alemán y el 0,7% del Euro Stoxx 50. Por sectores, los recursos básicos y las entidades financieras han liderado los repuntes con ganancias del 3,6% y del 2,6%, mientras que las empresas energéticas han caído un 2,1%.

Las dudas que sobrevuelan el mercado siguen provocando la salida de flujos de los fondos de renta variable europea. Bank of America calcula que en las últimas 30 semanas han sido continuas. Los analistas de Credit Suisse alertan además que las expectativas de beneficios empresariales en la zona euro son demasiado optimistas en el actual entorno de recesión económica.

Frente a ellos, desde el banco privado suizo Julius Baer, Yves Bonzon, su CIO (Chief Investment Officer) ve dos "posibles catalizadores del mercado que podrían mejorar la situación en un futuro próximo: un dato de inflación estadounidense mejor de lo esperado y un alto el fuego en Ucrania".

En el mercado de deuda, los expertos de MacroYield consideran que la incertidumbre económica y la aversión al riesgo pueden frenar a corto plazo los repuntes de las rentabilidades. Sin embargo, el alza de tipos y la expectativa de nuevos aumentos ha provocado que la deuda alemana a dos años escale a su máximo en diez años, el 1,3%. Los rendimientos de los bonos a diez años alemanes han subido también hasta el 1,7%. Una tendencia que se refleja en los bonos periféricos: el español a diez años ha subido en la semana del 2,7% al 2,86%. A su vez, el italiano ha trepado al 4% penalizado también por la cercanía de los comicios presidenciales adelantados.

El Brent sigue su tendencia a la baja. En dos semana ha pasado de los 105 dólares por barril a los 90, volviendo a los niveles previos al estallido de la guerra en Ucrania. De poco ha servido el recorte de la producción anunciado por la OPEP+, de 100.000 barriles diarios, a partir de octubre. Los futuros del gas natural, por su parte, han moderado su escalada gracias a la propuesta de Bruselas de intervenir el precio del gas y se sitúan ya en 205 euros el MWh.

El euro ha logrado frenar su depreciación frente al dólar, pero la vulnerabilidad energética europea y una previsible recuperación de la aversión al riesgo apuntalan nuevos riesgos a la baja a corto plazo para la divisa europea.

Normas
Entra en El País para participar