Stellantis instalará el equivalente a 23 campos de fútbol de paneles solares en su planta de Zaragoza

La compañía pretende que el 80% de la energía que consuma la factoría en 2024 sea de origen verde

Las instalaciones fotovoltaicas de la planta de Stellantis en Zaragoza.
Las instalaciones fotovoltaicas de la planta de Stellantis en Zaragoza.

El grupo Stellantis comenzará su camino hacia la neutralidad de emisiones por España. La automovilística, que tiene tres plantas en el país, pretende que la energía que consuma su fábrica de Zaragoza (donde ensambla el Opel Corsa, el Crossland X y el Citroën C3 Aircross) sea en un 80% de origen verde en 2024. Para conseguirlo, la compañía levantará en la factoría el equivalente a 23 campos de fútbol en energía fotovoltaica y dos aerogeneradores, los cuales estarán listos para finales de 2023.

De esta forma, la empresa quiere acelerar en busca de su objetivo de ser totalmente neutra en emisiones en 2038, tal y como se contempla en su plan estratégico 'Dare Foreward 2030'. El proyecto será llevado a cabo por la empresa Prosolia, que he señalado que el coste de las nuevas instalaciones será de 40 millones de euros. En el caso del parque fotovoltaico, este se suma a los paneles solares con los que ya contaba la planta zaragozana desde mitad de año de 2021, que cubren a día de hoy el 15% de la demanda eléctrica de la fábrica.

Desde la automovilística han explicado en un acto con periodistas que para cubrir el 20% restante, Stellantis estudiará la posibilidad de ampliar su relación con Prosolia, así como la instalación de sistemas de almacenamiento que permitan gestionar mejor el sobrante de energía en determinadas partes del año.

Baterías y Perte

La planta zaragozana, que ensambla el Corsa eléctrico, cuenta a su vez con un taller de baterías estrenado el año pasado donde trabajan 200 personas. A dicho taller llegan los módulos o celdas de baterías que le provee la china CATL, los cuales luego tienen que montarse en los conocidos como battery packs o paquetes de baterías. Este trabajo, que por ejemplo Seat quiere externalizar en Barcelona, se realiza en la propia fábrica de la que salen unos 270 paquetes de baterías diarios (cada uno de ellos pesa unos 350 kilos).

“En las baterías no hemos tenido problemas de suministros. Nuestros parones de producción se han debido a las paradas realizadas por las plantas de coches”, han explicado en la compañía. Estas baterías, además de ir al propio Corsa, también se destinan al C4 que Stellantis hace en Madrid.

La planta zaragozana participa del Perte del Vehículo Eléctrico a través del proyecto Tesis, mediante el cual Stellantis pretende movilizar 223 millones junto a otros 23 socios industriales. En el reparto provisional de fondos anunciado por Industria a principios de agosto, la factoría aparece entre los proyectos subvencionados. Sin embargo, desde la empresa han asegurado este miércoles que han utilizado el plazo de alegaciones para conseguir más fondos del Perte.

Normas
Entra en El País para participar