Stellantis rompe el acuerdo con la china GAC y provisiona 297 millones

La ‘joint venture’ lleva generando pérdidas los últimos años

Carlos Tavares, CEO de Stellantis.
Carlos Tavares, CEO de Stellantis.

El grupo automovilístico Stellantis ha decidido poner fin a su participación en la ‘joint venture’ GAC-Stellantis, lo que tendrá un impacto de 297 millones de euros sobre sus cuentas de la primera mitad del año actual.

Según informó este lunes la empresa, esta decisión se produce después de que no haya progresado su intención de hacerse con una participación mayoritaria en dicha compañía conjunta con su socio GAC, lo que supondrá que la firma se centrará en la distribución de modelos Jeep de importación. De hecho, en enero, Stellantis manifestó su intención de aumentar su parte en esa filial del 50% al 75%, pero su socio ha negado que hubiera un acuerdo entre las partes para hacerlo.

“Stellantis tiene la intención de cooperar con GAC Group en una finalización ordenada de la ‘joint venture’ formada en marzo de 2010, que ha generado pérdidas en los últimos años, y reconocerá un cargo por deterioro no monetario de aproximadamente 297 millones de euros en sus resultados del primer semestre de 2022”, explicó, no obstante, la compañía que dirige Carlos Tavares.

Stellantis indicó que la marca estadounidense Jeep continuará fortaleciendo su oferta de producto en el mercado chino, donde comercializará una “gama mejorada” de vehículos de importación electrificados.

Perte español

En España, Stellantis ha presentado dos proyectos al Perte del coche eléctrico que movilizarán 266 millones de euros. El primero de ellos, el Proyecto Tesis (Transformación hacia la Electromovilidad y la Sostenibilidad Industrial de Stellantis), encabezado por la planta de Zaragoza (Figueruelas), supondrá el desembolso de la mayor parte de ese dinero con un total de 223 millones.

Tesis, que reúne a 23 socios tecnológicos e industriales ubicados en seis comunidades autónomas, el 46% de ellas empresas aragonesas, se centra en el desarrollo de tecnologías para la fabricación de nuevos modelos con versiones eléctricas en la planta a partir de 2023. El 88% de las compañías adheridas a este proyecto son pymes. Por su parte, el proyecto Aries (Automoción Reciclable, Inteligente, Eléctrica y Sostenible), respaldado por las fábricas de Vigo y Madrid, está asociado a inversiones por 43 millones.

Normas
Entra en El País para participar