Porsche, en la parrilla de salida a Bolsa: VW planea que se estrene entre septiembre y octubre

El consorcio planea sacar un 25% de acciones preferentes (sin derecho a voto) al parqué

Su valor bursátil podría estar entre 60.000 y 85.000 millones

El logo de la marca Porsche en un centro de exposición de Frankfurt (Alemania).
El logo de la marca Porsche en un centro de exposición de Frankfurt (Alemania). Reuters

La marca de coches de lujo Porsche ya está en la parrilla de salida a Bolsa. Los principales directivos del grupo Volkswagen se reunieron este lunes para tratar el que podría ser el mayor estreno bursátil del año, con una valoración que oscilaría entre los 60.000 y los 85.000 millones de euros. Según información de Bloomberg, el consorcio alemán continuará adelante con sus planes pese al clima de inestabilidad internacional con la guerra de Ucrania, la alta inflación y la crisis de microchips que azota con especial dureza a la industria del automóvil.

Aunque aún se están dirimiendo los detalles exactos de cómo será la salida a Bolsa de la marca Porsche, el grupo tiene intención de dividir sus acciones en dos paquetes. Por un lado, habrá un 50% de acciones preferentes (que no tendrán derecho a voto) y otro 50% de títulos ordinarios (que sí tendrán derecho a voto). El plan es sacar un 25% de las acciones preferentes a Bolsa, mientras que un 25% más una acción de las ordinarias se le venderán a Porsche SE, que es el holding que controla el 53,3% del grupo VW. Porsche SE pagará por ello el precio de cotización con el que se estrene en Bolsa más una prima del 7,5%.

El grupo Volkswagen seguirá teniendo el control mayoritario sobre la marca Porsche y la incluirá en sus resultados financieros. La compañía, además, planea un dividendo del 49% de los ingresos brutos generados por este operación.

Según Bloomberg, el consorcio alemán, a su vez, contempla la posibilidad de que menos de un 5% de las acciones que salgan a Bolsa (que serán las que no tienen derecho a voto), se vendan a clientes minoristas teniendo en cuenta la legión de seguidores de esta marca. Que una parte de las acciones se ofrezcan a estos inversores minoristas podría generar un entusiasmo aún mayor por su estreno bursátil.

Electrificación

El principal objetivo que busca el grupo Volkswagen con esta salida a Bolsa es conseguir fondos para financiar su transformación al vehículo eléctrico que, según estimaciones de la propia compañía alemana, podría acarrear un coste de 52.000 millones hasta 2030, a los que habría que sumar otros 30.000 millones en software.

La salida a Bolsa de la marca será comandada por Oliver Blume, mandamás de Porsche (lleva desde 2015 en el cargo), quien recientemente ha sido nombrado, a su vez, consejero delegado del grupo Volkswagen en sustitución de Herbert Diess. Blume, que asumió su nuevo puesto en el consorcio alemán el pasado 1 de septiembre, consiguió que Porsche firmara el año pasado la mejor cifra de ventas de su historia al superar por primera vez la barrera de las 300.000 entregas en el año. Porsche fue responsable en 2021 del 27,5% del beneficio del grupo con apenas el 3,4% de las ventas.

Normas
Entra en El País para participar