El resultado de VW impulsa un 31,4% el beneficio de su principal accionista, Porsche SE

La compañía, que posee el 53,3% de las acciones con derecho a voto de Volkswagen, ganó 3.239 millones de euros hasta junio

Logo de la marca de lujo Porsche.
Logo de la marca de lujo Porsche. AFP

Porsche SE, el accionista mayoritario del fabricante de vehículos Porsche y del grupo Volkswagen, ha informado este lunes de que su beneficio se disparó un 31,4% durante el primer semestre del año, hasta los 3.239 millones de euros, según recoge Efe. El motivo, explicó la empresa, fue el buen resultado de Volkswagen que, a pesar de vender menos coches, ha continuado incrementando sus ganancias.

De esos 3.239 millones, unos 3.100 millones correspondieron a los beneficios que aportó el grupo VW. La liquidez neta de Porsche SE, que tiene una participación en Volkswagen del 53,3% de las acciones con derecho a voto y un 31,9% del capital, se redujo a finales de junio hasta los 504 millones de euros (en diciembre del año pasado, la cifra era de 641 millones) por la adquisición de acciones preferentes de VW entre el 29 de marzo y el 6 de mayo.

Para el conjunto del ejercicio 2022, Porsche SE mantiene sus pronósticos de un beneficio neto que se situará entre los 4.100 y los 6.100 millones, mientras que su liquidez neta estará entre los 200 y los 700 millones.

Resultados del grupo VW

En el primer semestre, el grupo Volkswagen registró un beneficio neto de 10.296 millones, lo que supone un incremento de las ganancias del 27% en comparación con el mismo periodo de 2021. Esta significativa subida se explica por la mejora de los márgenes de la compañía que desde el comienzo de la crisis de chips el año pasado optó por priorizar la venta de sus vehículos prémium (entre ellos los de la firma Porsche), que reportan mayores ganancias a la empresa.

La cifra de negocio del grupo Volkswagen entre enero y junio de 2022 experimentó un incremento interanual del 2%, con una facturación de 132.285 millones. El consorcio consiguió este buen dato a pesar de que redujo sus matriculaciones un 22,2%, hasta las 3,87 millones de unidades en todo el mundo.

Todos estos datos se dieron a conocer pocos días después de que, a finales de julio, el grupo informara de la inesperada destitución de Herbert Diess como CEO de la compañía, puesto que ocupará el hasta entonces CEO de la marca Porsche, Oliver Blume. Este directivo, que llevaba desde 2015 como presidente del consejo de administración de Porsche y desde 2018 como miembro del consejo de administración del grupo Volkswagen, tomará posesión de su nuevo cargo el próximo 1 de septiembre, según informó el consorcio alemán.

“[Blume] es la persona adecuada para dirigir el grupo y mejorar aún más su enfoque en el cliente y el posicionamiento de sus marcas y productos”, señaló el presidente del consejo de supervisión de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch.

Normas
Entra en El País para participar