Ingrid García-Jonsson: “No quiero dejar que las crisis puedan conmigo”

Acaba de debutar como directora con el documental ‘Nómadas’, producido por ING, en el que retrata a una generación que afronta la vida con una actitud flexible y abierta al cambio

Ingrid García-Jonsson, actriz.
Ingrid García-Jonsson, actriz.

Estudió cuatro años de arquitectura, empezó trabajando como camarera y ahora es una actriz con numerosos reconocimientos. Ingrid García-Jonsson (Skellefteå, Suecia, 1991) es un ejemplo de que lo que estudias con 18 años o tu primer trabajo no determinan tu futuro. Lo mismo les ocurre a los protagonistas de Nómadas, el documental producido por ING que ha supuesto su debut como directora y que ya está disponible en Movistar+, Prime Video y YouTube. La cinta, codirigida con Dionisio Naranjo, retrata a una nueva generación que afronta la vida con una actitud flexible, siempre abierta al cambio, algo que ella conoce bien.

¿Cree que la eligieron para dirigir el proyecto porque es un poco nómada?

Sí, creo que buscaban a alguien que entendiese un poco qué es lo que le pasa a la generación nómada, como ellos la llaman, y querían a alguien que supiera del tema. Me habían escuchado hablando del trabajo y de la vida y les parecía que yo podía dirigir esto.

¿Los testimonios de sus protagonistas le han hecho replantearse la vida?

Hablar con gente siempre te hace replantearte cosas. Creo que he aprendido a estar más tranquila con lo que venga, a vivir el presente y a no dejar que el futuro me abrume, que es una cosa que muchas veces se me hace grande. Ver que prácticamente todo el mundo está en mi misma situación me ha hecho sentir más acompañada y estar mucho más tranquila con el asunto.

¿Cuál es su situación?

No tengo una vida estable, hay meses que no sé qué va a ser de mí al mes siguiente. Pero estoy bien y estaré bien porque, por suerte, siempre he encontrado cosas que me han salvado en momentos así. Ahora estoy guay, rodé el documental, por supuesto me han pagado por ello y, sobre todo, tengo expectativas de trabajos muy guays, se están abriendo puertas a cosas muy interesantes, así que estoy bien, que nadie se preocupe.

¿Le ha gustado dirigir?

Sí, es algo que siempre he querido hacer y este documental ha sido la prueba de que puedo hacerlo y no lo hago terriblemente mal. Siempre que se me dé la oportunidad la tomaré y tengo algunos proyectos que probablemente vayan saliendo. Es muy divertido imaginar algo desde cero, ir dándole forma, ver cómo se transforma, cómo se te va de las manos, volverlo a controlar, probar cosas… Además, he tenido un equipo maravilloso que me ha permitido hacer lo que quería en todo momento y, a pesar de que ha sido un proceso muy rápido y superestresante, estoy feliz de haber podido hacerlo.

Ingrid García-Jonsson en la presentación del documental 'Nómadas', su debut como directora.
Ingrid García-Jonsson en la presentación del documental 'Nómadas', su debut como directora. Getty Images

Se lo toma muy en serio a pesar de estar rodado con mucho humor.

Me parece que el humor y pasárselo bien no está reñido con ser una persona profesional y con hacer bien las cosas. Me lo paso bien pero también lo doy todo e intento hacerlo así con todo en la vida. De hecho, no he dormido una sola noche por el nivel de estrés mental al que estaba sometida, pero es muy guay tener un equipo que quiera trabajar contigo y que te lo ponga todo a favor.

Siempre menciona la ayuda del equipo que la acompaña.

A la hora de trabajar creo que es importante contar con gente que te genere confianza y que te ayude a ser mejor. Intento trabajar con amigos porque es mucho mejor ir a la oficina con gente que te pone de buen humor que ir a una oficina donde no quieres hablar con nadie.

Uno de los protagonistas del documental comenta que le da miedo trabajar en una oficina. ¿Es su caso?

Desde pequeña nunca quise trabajar en una oficina ni quería el mismo trabajo para toda la vida. Siempre tuve la necesidad de hacer diferentes cosas, igual por eso soy actriz. Condenarme a hacer solo una cosa me resulta aburrido, aunque tampoco lo he probado nunca.

Ingrid García-Jonsson en la presentación de 'Nómadas'.
Ingrid García-Jonsson en la presentación de 'Nómadas'. Getty Images

Se fue de las redes sociales y volvió. ¿Cuál es su relación con ellas ahora?

Creo que cada uno debería hacer lo que quiera con las redes. Lo duro es cuando te sientes esclavo o piensas que tu trabajo y tu valía como persona se deben a ellas. Yo, personalmente, he dejado de usarlas de una manera personal y prácticamente solo las uso para hacer promoción de mi trabajo porque me daban mucha ansiedad. No entendía bien por qué estaba perdiendo el tiempo en eso, y desde que me las quité y me relaciono con ellas de una manera más sana incluso mentalmente estoy mejor.

Estuvo nominada al Goya por Hermosa juventud, donde interpreta a una veinteañera intentando sobrevivir a la España de la crisis. Una década y una pandemia después, ¿se siente así?

La pandemia me dio un bofetón bastante grande y desde entonces decidí que no me iba a preocupar. No quiero dejar que las crisis puedan conmigo ni permitir que todo lo malo que pasa a nuestro alrededor me detenga. Soy joven, tengo muchas cosas que hacer y no quiero sentir que la vida me ha podido. Quiero centrarme en lo bueno, en lo positivo y en lo que me hace sentir bien. Si no, qué aburrimiento.

A veces es difícil.

Sí, es muy fácil tirar la toalla. Pero también está bien tirar la toalla de vez en cuando. Una de las partes del documental que más me gusta es cuando se sientan todos los personajes en el suelo porque no pueden más. Creo que de vez en cuando también hay que poder hacer eso, no hay que estar todo el rato tirando y yendo a triunfar. Hay veces que hay que tumbarse, descansar y volver a subir. Eso de que la vida es un tren que pasa una vez y luego nunca más es una mentira gordísima.

Normas
Entra en El País para participar