Entrevista Consejero de EFPA Europa

Josep Soler: “En general, los españoles hemos ahorrado para empobrecernos”

En la inversión en criptodivisas y el ‘trading’ hay quien cree poder vencer al mercado, lo cual es una utopía

Josep Soler: “En general, los españoles hemos ahorrado para empobrecernos”

Es uno de los fundadores del Instituto de Estudios Financieros (IEF) y de EFPA España, la Asociación de Asesores y Planificadores Financieros en nuestro país, y ha presidido EFPA Europa. Una trayectoria que comenzó vincu­lado a la Bolsa y que le ha llevado recientemente a formar parte del Comité Consultivo de Protección al Inversor e Intermediarios Financieros de la autoridad europea de los mercados financieros (ESMA, por sus siglas en inglés). Josep Soler habla sin miramientos de los inversores especulativos, de la falta de rentabilidad de los planes de pensiones y de romper el tabú sobre el retraso que acumulamos en ahorro complementario para la jubilación.

¿Cómo ve al inversor español respecto al europeo?

Hay un elemento muy claro: más conservadurismo que en el inversor medio de la mayor parte de los países europeos y, por tanto, unos resultados del ahorro a largo plazo muy deficientes, con unos rendimientos bajísimos y de mucha menor acumulación que en otros países. Esta característica no nos la sacamos de encima.

Obligados por la falta de rentabilidad de la renta fija, el inversor parece que ha asumido algo más de riesgo. ¿Ha sido acertado?

Continuamos teniendo los mismos defectos porque desde hace 20 años el grueso del ahorro se ha dirigido a renta fija de corto plazo, productos teóricamente sin riesgo, pero que han desembocado en un resultado muy malo. Y si realmente ha cambiado la tendencia y se ha ido a más renta variable, se ha hecho justo en el momento en que no se debería haber cambiado. Pero, insisto, en general hemos ahorrado para empobrecernos.

¿A quién culpa de esto?

Un poco a todos. Por supuesto también a los inversores, que a veces consumen mucho tiempo personal en mirar qué coche se van a comprar y muy poco en mirar qué tipo de ahorro van a realizar. Y seguimos repartiendo culpas a la Administración, por haber favorecido tan poco la educación financiera y, por supuesto, a las entidades financieras, que han aprovechado esta asimetría informativa y, por tanto, esta especie de poder sobre el usuario de servicios financieros. En definitiva, que lo habitual es hacer más caso al cuñado y al vecino que al profesional.

¿Ha llegado el asesoramiento profesional al pequeño inversor?

Es muy complicado para patrimonios pequeños, pero hay soluciones intermedias como las que utilizan en el Reino Unido. Al inversor de rentas medias se le ofrecen herramientas de acceso casi gratuito para elegir un plan de pensiones o un crédito. Aquí ni nos hemos planteado tener algún tipo de orientación financiera para estos inversores de nivel más bajo que difícilmente pueden pagar a un profesional cualificado. Y hablo de soluciones que no necesariamente debe ofrecer el Estado. Se podrían implementar, por ejemplo, desde las empresas para sus trabajadores y contribuir así a evitar el sobreendeudamiento o errores en la contratación de productos.

¿Tenemos al alcance buenos productos?

Va mejorando la oferta, con ve­hícu­los cada vez más atractivos. Y tenemos herramientas para conocer cuáles son consistentemente malos y qué productos son consistentemente buenos. Las tenemos, solo hay que difundirlas, hacer que sean más transparentes, pero no tanto para convertir a los inversores en expertos, porque esto es un riesgo, sino para que les ayude en la determinación de su inversión.

¿Cuál es el riesgo de considerarse experto?

En inversión especulativa tipo trading o los criptoactivos hay más gente joven, más personas que creen poder vencer al mercado, lo que es una utopía. Se siguen unos a otros y algunos sencillamente actúan como ludópatas que creen que hay reglas para ganar el juego.

¿Hay lugar para los criptoactivos en las carteras que recomiendan?

Solo en cierto nivel de carteras y en porcentajes bajos. Pero sí, ¿por qué no dar algo de emoción a la gente e introducir un poco de especulación? Y aquí puede ser criptoactivos o cualquier otra inversión, sabiendo el riesgo que se corre.

Para emociones... las que se avecinan, con el mercado sin rentabilidades y una recesión que se acerca. ¿Qué se puede hacer?

Esta es la gran pregunta, porque incluso los más mayores del corral no hemos vivido una situación con tanta incertidumbre como la actual, con variables económicas que se contradicen, pocas alternativas y tanta correlación entre renta fija y variable en los últimos meses. En cualquier caso, las recomendaciones nunca se han de hacer de forma genérica, sino siempre ajustadas a la persona. Pero lo que no recomendaría es deshacer demasiadas posiciones de renta variable y sería más prudente en aconsejar salidas de la renta fija, porque estamos comenzando a ver deuda y crédito con tipos más apetecibles.

¿Cómo valoran los últimos cambios en planes de pensiones?

Mal, porque nos hemos cargado los incentivos para los planes de pensiones individuales antes de tener aclarado lo de los planes de empresa. En la situación que está el ahorro complementario, en niveles bajísimos, me parece que el Gobierno ha actuado de forma errónea retirando los incentivos demasiado pronto y con demasiada fuerza. Estamos muy, muy retrasados en la previsión complementaria privada, por lo tanto, esto va en serio y vamos a tener problemas en el futuro. Hay que romper el tabú de hablar de ello y el Gobierno debe actuar de forma más atrevida y con mayores incentivos.

También ayudaría que la rentabilidad de los planes fuera más atractiva.

Ahora me vuelvo a lo primero que he mencionado, al conservadurismo del inversor español. Es que prácticamente no debería haber inversión en renta fija en planes de pensiones. Pero ni hoy, ni hace diez años, ni dentro de otros diez. Es que esto no tiene ningún sentido. Por tanto, los planes de pensiones tendrían que estar invertidos al 100% en renta variable y entonces hubiéramos visto rendimientos mucho más elevados en los últimos 10, 15 o 20 años. ¿Qué puedes esperar de haber invertido en renta fija en los últimos años, en los cuales hemos tenido tipos de interés de referencia cero o negativos? Evidentemente, nos hemos empobrecido con los planes de pensiones. Sí, es cierto.

Normas
Entra en El País para participar