Iberostar se lanza a crecer en el Caribe tras dos años de pandemia

Prevé abrir cinco hoteles en los próximos trimestres. También explora oportunidades en varios países del Mediterráneo.

Vista del Iberostar Grand Bavaro (República Dominicana)
Vista del Iberostar Grand Bavaro (República Dominicana)

La hoja de ruta de Iberostar, la quinta cadena con sede en España por el número de hoteles en la Península Ibérica (35) y la quinta por el número de establecimientos en todo el mundo (97), pasa por desempolvar los proyectos aparcados por el coronavirus, volver a crecer. La hotelera balear, propiedad de la familia Fluxá, tiene previsto abrir cinco hoteles en los próximos trimestres con el foco puesto en el Caribe. “Grupo Iberostar ha retomado también sus planes de expansión respetando el entorno y las comunidades locales que rodean a sus resorts y avanza en proyectos de crecimiento orgánico centrados en hoteles y complejos en primera línea de playa tanto en mercados donde ya estaba presente, así como en nuevos destinos”, recalcan desde la compañía.

La hoja de ruta prioriza, al igual que los planes de Meliá, Barceló, Riu o NH, la construcción o reforma de proyectos en el extranjero y frenar temporalmente la expansión en España. Los planes de Iberostar pasan por abrir otros dos hoteles en México y otros dos República Dominicana, donde ya cuenta con 11 y 7 establecimientos, respectivamente. “En México se avanza en la construcción de nuevos resorts en Punta Mita y Los Cabos en línea con sus políticas de sostenibilidad y de respeto al medioambiente, mientras que en República Dominicana se abrirá en 2023 un nuevo hotel en la zona colonial de Santo Domingo y se sigue avanzando en la construcción de un hotel en la zona nueva de Pedernales, al sur del país”, recalcan fuentes de Iberostar.

Sostenibilidad

La isla de Aruba, frente a las costas venezolanas, se convertirá en el decimoquinto mercado en el que la hotelera estará presente. “La compañía ya ha iniciado la construcción de un complejo en Eagle Beach aplicando todo el conocimiento adquirido en materia de sostenibilidad como parte de su propia Agenda 2030, desde el diseño y la construcción.

El crecimiento no se limitará al Caribe, ya que la compañía reconoce que está analizando “diversas oportunidades de expansión en otros destinos del Mediterráneo oriental”. En la actualidad, la cartera de hoteles en esa región de Europa está formada por 35 establecimientos en España, 3 en Montenegro, 2 en Portugal y 2 en Grecia. La competencia, al margen de los operadores tradicionales, se ha intensificado con la entrada de la estadounidense Apple Leisure Group (ALG), adquirida por el gigante Hyatt y con un ambicioso plan de expansión en Europa. ALG cerró el pasado ejercicio con 47 hoteles en Europa, de los que 44 están en España, acercándose a los existentes en EE UU (57) y con un plan de crecimiento en la zona.

Impuestos y ayudas

La memoria de sostenibilidad también recopila los impuestos sobre beneficios que pagó la compañía en los 14 países en los que opera y las ayudas públicas que recibió en el segundo año del coronavirus. De los 6,9 millones que abonó por el impuesto de Sociedades, 2,6 millones correspondieron a EE UU, 1,29 millones a México, 917.000 euros a República Dominicana, 899.000 a Holanda y 783.000 a Brasil. Estos dos últimos países fueron los únicos donde obtuvo beneficio en 2021, con Brasil a la cabeza, con 9,9 millones, seguido de Holanda, con 1,1 millones. En quinto lugar aparece la división de España, que pagó 227.000 euros en impuesto de sociedades.

El informe sobre ayudas recibidas se circunscribe al mercado español. Las sociedades del grupo obtuvieron el mayor apoyo con las exoneraciones al pago de la Seguridad Social, con un saldo de 13,9 millones de euros recibidos, seguido por las ayudas directas para el pago a proveedores, con 1,8 millones de euryos y las subvenciones para cubrir el coste del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por 1,18 millones.

Discrepancias respecto al resultado de explotación

Matices. La memoria de sostenibilidad de 2021 mostraba como Iberostar perdió 63 millones ese ejercicio. La firma matizó que estos datos correspondían a las cuentas anuales consolidadas de la entidad cabecera del grupo consolidado del que la compañía forma parte y que se realizan con criterios del Plan General Contable aplicables a sociedades individuales y grupos consolidados no cotizados para la formulación de estados financieros. La hotelera aseguraba que siguiendo la normativa contable internacional (IFRS), el resultado de explotación (ebitda) fue positivo.

Mercados. Los 63 millones de supuestas pérdidas se concentraron en los tres mercados donde más factura la compañía. El primero en la clasificación fue España, con un resultado negativo de 21,4 millones, seguido de República Dominicana (14,9 millones) y México (10,5 millones).

Normas
Entra en El País para participar