Tecnología

Softbank pierde 22.919 millones y anuncia que iniciará un recorte de costes "dramático"

La cifra obedece a la fuerte devaluación de su cartera de inversiones tecnológicas, entre las que están las empresas surcoreana Coupang y las estadounidenses Uber y Door Dash

Softbank pierde 22.919 millones y anuncia que iniciará un recorte de costes "dramático"

El grupo japonés Softbank registró unas pérdidas netas récord de 3,16 billones de yenes (22.919 millones de euros) entre abril y junio, un resultado que contrasta con el beneficio neto de 761.510 millones de yenes (5.523 millones de euros) que se embolsó en el mismo período del año anterior. En ese periodo, que corresponde con el primer trimestre del año fiscal nipón, la compañía elevó sus ingresos un 6,3%, hasta 1,57 billones de yenes (11.387 millones de euros).

Las fuertes pérdidas se debieron fundamentalmente a la depreciación de 2,9 billones de yenes (21.045 millones de euros) de sus inversiones en compañías tecnológicas a través de sus megafondos Vision Fund. En total, 473 firmas distribuidas entre el Vision Fund, el Vision Fund II y otro fondo centrado en Latinoamérica.

Entre esas pérdidas destaca la devaluación de empresas como la firma surcoreana de comercio electrónico Coupang, el grupo de inteligencia artificial SenseTime o las estadounidenses de servicios de transporte y entrega Uber y Door Dash, que cayeron más del 40% en Bolsa en el segundo trimestre del año, aunque alguna ha experimentado cierto repunte tras abril-junio.

“Los mercados están en una gran agitación y en ese contexto estamos presentado pérdidas importantes”, dijo el fundador y CEO de Softbank, Masayoshi Son, quien calificó el déficit neto como “el mayor en su historia corporativa”, algo que se toma “muy en serio”.

Son comparó la devaluación de la cartera de inversiones del grupo en el primer trimestre del año fiscal nipón, del 31%, con la del 22% registrada en ese período del índice neoyorquino Nasdaq, en el que se incluyen muchas de sus inversiones.

Otro factor negativo para Softbank fue la fuerte depreciación del yen frente al dólar y a otras divisas, que aumentó su deuda denominada en la moneda estadounidense por valor de 820.000 millones de yenes (5.945 millones de euros).

El CEO de Softbank reconoció que su agresiva estrategia de inversión global debería haber sido más “selectiva y prudente” y agregó: “Me avergüenzo de mi mismo por estar tan eufórico por las grandes ganancias del pasado”. Aunque Vision Fund aprobó sólo 600 millones de dólares en nuevas inversiones en el primer trimestre, frente a los 20.600 millones del mismo periodo del año anterior, Son prometió este lunes  ir más allá limitando el segundo fondo a la gestión de su actual cartera de inversiones. Además, el directivo añadió que Softbank se someterá ahora a un ejercicio “dramático” de reducción de costes en todo el grupo. En concreto, planea reducir el número de empleados en Vision Fund. “Tenemos que recortar los costes sin áreas sagradas”, remarcó.

El CEO de Softbank ya había sufrido una serie de reveses de alto nivel tras las grandes apuestas del primer Vision Fund en startups en fase avanzada, como WeWork, lo que le llevó a reforzar los controles de inversión con el segundo fondo. Sin embargo, el magnate dijo que el Vision Fund 2, que ha tomado participación en un mayor número de empresas, había invertido a precios exagerados. "Estábamos en una especie de burbuja de valoraciones", aseguró.

La compañía, que achaca la situación a "los desafíos cada vez más profundos" en el entorno macroeconómico, a la inflación, la subida de tipos y las tensiones geopolíticas, recordó que ha reforzado su balance captando 10.500 millones de dólares con la venta de derivados con acciones de Alibaba, en la que controlaba el 24%, y este mes de julio ingresó otros 6.800 millones con derivados en acciones de la misma empresa.

Aunque Sofbank no publicó previsiones de resultados para el ejercicio completo, que terminará a finales de marzo de 2023, Son sí advirtió que "el invierno para las empresas que no cotizan en Bolsa puede ser más largo que el invierno para las que sí cotizan". En este sentido, el grupo nipón también ha visto cómo algunas empresas no cotizadas como ByteDance, matriz de TikTok, o la fintech sueca especializada en el negocio del compre ahora, pague después, han sufrido una dura caída en sus cotizaciones.

El pasado ejercicio, el conglomerado tecnológico se anotó unas pérdidas récord de 1,7 billones de yenes (12.331 millones de euros), derivadas también por la devaluación de sus inversiones tecnológicas.

El fondo Tiger Global, un rival de Softbank, también está sufriendo. Su fondo estrella cayó un 50% en la primera mitad del año después de subestimar el impacto de la creciente inflación en los mercados.

Más allá de los resultados financieros trimestrales, Son no quiso comentar sobre el diseñador de chips ARM, con sede en Reino Unido, y sobre si el Gobierno británico podrá convencer a Softbank para que la empresa cotice en Londres y en los EE UU. El directivo se limitó a decir que las cosas van bien en ARM, y que confía en que su salida a Bolsa sea un éxito, pero "es lo único que puedo decir hoy", aseguró.

Normas
Entra en El País para participar