Medidas tributarias>

La Federación Bancaria Europea considera injustificables los nuevos impuestos al sector

Países como España o Hungría han anunciado impuestos extraordinarios al sector bancario en un contexto de alta inflación

Vista de un edificio de Citi y de uno de HSBC
Vista de un edificio de Citi y de uno de HSBC

La Federación Bancaria Europea (EBF, por sus siglas en inglés) considera que los nuevos impuestos que algunos países están aplicando a las entidades de crédito ante el alza de precios son "injustificables" y no paliarán el problema del aumento de precios.

"Las iniciativas que surgen en algunos países europeos destinadas a imponer impuestos ad hoc a los bancos son injustificadas, discriminatorias y, lo que es más importante, no logran abordar la crisis del costo de vida", señaló la EBF en un comunicado.

Países como España o Hungría han anunciado impuestos extraordinarios al sector bancario en un contexto de alta inflación, pero la federación sectorial señaló que, en otras iniciativas similares, el Banco Central Europeo (BCE) ha indicado que esos gravámenes "podrían afectar la capacidad de recuperación y la capacidad del sector para financiar la economía".

"Para capear el temporal económico y financiar el futuro, Europa necesita bancos fuertes", argumenta la EBF, que indica que las secuelas de la pandemia, la invasión rusa sobre Ucrania y una mayor inflación "han dado como resultado una perspectiva económica sombría" y señala que es "crucial" identificar "las medidas apropiadas para ayudarlos durante este período incierto, especialmente las partes más vulnerables de la sociedad".

El sector bancario "está listo para trabajar con los legisladores para ayudarlos a encontrar la mejor manera de avanzar, como lo hizo durante las crisis sin precedentes de los últimos años", desempeñando un papel "estabilizador junto con las autoridades" durante el "prolongado período de incertidumbre".

La tarea de las entidades de crédito, añade la EBF, pasa por financiar inversiones para abordar el cambio climático y potenciar la transformación digital en un contexto en el que "la inestabilidad geopolítica seguirá afectando los costos de la energía y otros bienes y servicios".

"Las medidas discriminatorias adoptadas por los gobiernos, como los impuestos 'ad hoc', solo servirían para debilitar la resiliencia del sector y obstaculizar su capacidad para continuar otorgando crédito a empresas e individuos", agrega la Federación Bancaria Europea.

La plataforma sectorial asegura que "no hay beneficios extraordinarios en el sector bancario" sino que, "muy al contrario, lo que ha sido extraordinario es el prolongado periodo de tiempo de tipos de interés negativos".

"Es razonable esperar que una normalización de los tipos de interés y la vuelta a los tipos positivos permita que el margen de interés vuelva a niveles en los que se restablezca la rentabilidad por encima del coste del capital, superando la situación anómala debida a la coexistencia de tipos de interés negativos en los últimos años", agrega.

Pero avisa de que la reciente decisión del BCE de elevar los tipos "no se traducirá necesariamente en una mayor rentabilidad bancaria, ya que podría verse compensada por un mayor coste de financiación, mayores provisiones y mayores tasas de incumplimiento de algunas empresas".

El sector bancario europeo "ya está sufriendo una menor rentabilidad que sus pares" en otros territorios, circunstancia agravada por "la continua incertidumbre de las medidas regulatorias y de supervisión adicionales a nivel europeo significa que los bancos ya enfrentan dificultades para atraer inversores".

"La adopción de medidas unilaterales por parte de los gobiernos nacionales deteriorará la capacidad competitiva de las entidades de crédito y generará incertidumbre adicional, desanimando aún más a los inversores en un momento en el que los países de la UE, entre otras iniciativas, necesitan invertir en proyectos de mitigación del cambio climático", advierte.

Normas
Entra en El País para participar