Tecnología

‘EscodeRoom’, el videojuego para aprender la lógica de la programación

Desarrollado por la Universidad de Cádiz y Omnium Lab Studio, el jugador tiene que escapar de una casa encantada, tendrá que hacer frente a una serie peligros y superar retos

Imagen del videojuego.
Imagen del videojuego.

 

Una casa encantada en una atmosfera gótica en el Londres victoriano es el escenario en el que se desarroola EscodeRoom. Se trata de un videojuego gratuito para dispositivos móviles que, a través de una mecánica de escape room, forma a sus participantes en los fundamentos de la lógica computacional. Este videojuego ha sido desarrollado por el grupo de investigación Mejora del Proceso Software y Métodos Formales (SPI&FM) de la Universidad de Cádiz y la empresa algecireña Omnium Lab Studios.

En EscodeRoom, el jugador tendrá que escapar de una casa encantada haciendo frente a una serie de peligros y superando retos, para los que deberá poner en práctica sus habilidades de pensamiento computacional y de programación, fomentando así su aprendizaje.

En función de su pericia, el usuario se situará en un nivel que irá superando conforme vaya trascurriendo el juego. El pensamiento computacional y de programación es un proceso en el que usando habilidades relacionadas con la computación junto a pensamientos como el crítico o el lateral plantea una nueva perspectiva para resolver conflictos y se puede usar para la resolución de cualquier tipo de problema. Así, el cerebro humano se acerca a un modo de pensamiento similar al de un ordenador para conseguir una perspectiva distinta que solucione problemas.

Para generar una experiencia lúdica, el videojuego se ha ambientado en una atmósfera gótica, a través de una mansión del Londres victoriano, y con una narrativa en la que irá descubriendo secretos de una historia sepultada a lo largo de los años. EscodeRoom que ha contado con el impulso de la Fundación Campus Tecnológico de Algeciras, que le ha otorgado una de sus cinco ayudas para el fomento de proyectos de Transferencia Universidad-Empresa en su primera convocatoria cuanta con una metodología docente aplicada por el grupo de investigación del departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Cádiz, especializado en el desarrollo de competencias digitales a través de los videojuegos.

La responsable de SPI&FM, Mercedes Ruiz Carreira, ha explicado que “las investigaciones permiten asegurar que las habilidades del pensamiento computacional ayudan a formular y resolver los problemas del mundo real de manera universal, no solo de manera exclusiva en la informática”.

El CEO de Omnium Lab Studios, José Antonio Racero, ha asegurado que “es hasta el momento nuestro serious game más ambicioso, porque tiene mucha exigencia tanto en lo lúdico como en lo formativo. Para que el jugador aprenda la lógica computacional casi sin darse cuenta hemos recurrido a Blockly, un lenguaje de programación visual muy sencillo, con el que tiene que ir resolviendo puzles”.

Por su parte, la directora de la Fundación Campus Tecnológico de Algeciras, Rosa Rodríguez, ha recordado “esencial que se produzcan estas sinergias entre las empresas y los grupos de investigación de la Universidad. En esa transferencia, entre el conocimiento académico y la experiencia de las empresas, se encuentra buena parte del potencial de talento tecnológico que tiene la provincia, y que debemos seguir trabajando por poner en valor”. EscodeRoom puede descargarse en Android y en iOS.

Videojuegos para luchar contra el cambio climático

Gran público. El alcance de los videojuegos se extiende más allá de nuestros teléfonos inteligentes a las pantallas de al menos 3.000 millones de personas en el mundo, o una de cada tres personas en el planeta. “La industria de los videojuegos es probablemente el medio más poderoso del mundo en términos de atención, alcance y compromiso”, dice Sam Barratt, jefe del programa de medio ambiente para la ONU.

Un paso adelante. Barratt es el cofundador del primer grupo de organizaciones privadas del sector de los videojuegos que se ha comprometido a ayudar a proteger a las personas y el planeta, con el apoyo de las Naciones Unidas. Lanzado durante la Cumbre de la ONU sobre la Acción Climática del 2019, Jugando por el Planeta ha sido noticia en los últimos años por incluir compromisos de algunos de los nombres más importantes de la industria del juego, como Microsoft, Sony y Ubisoft, así como docenas de otros estudios de videojuegos conocidos.

Inspirado gracias a su hijo. La idea de Barrat surgió al ver a su hijo pasar tiempo explorando, jugando y socializando en estas plataformas, y viendo cómo los juegos crean incentivos para mantener a los jugadores comprometidos o enganchados con éstos.

Normas
Entra en El País para participar