_
_
_
_

El Ibex 35 contiene la respiración con la mirada puesta en Nvidia

El selectivo español concluye en tablas y mantiene a flote los 11.300 puntos

Economía Empresas
Vista de la evolución del Ibex 35.Vega Alonso (EFE)
CINCO DÍAS

Los inversores no están dispuestos a jugársela. Después del rally que acumulan las Bolsas, los expertos creen que hacer una pausa no es algo descabellado. Eso es lo que está haciendo la renta variable en las últimas jornadas. A la espera de conocer las cuentas de Nvidia, que en las últimas campañas de resultados han venido actuando de como un catalizador, la actividad en los mercados se reduce. Esto se traduce en movimientos estrechos para la renta variable. El Ibex 35, que la semana pasada repuntó un 2%, encadena dos sesiones consecutivas en las que apenas ha experimentado oscilaciones. Después de subir un 0,1% el lunes, hoy ha concluido la sesión en tablas (-0,04%) y mantiene a flote la barrera de los 11.300 puntos.

La mejora de las valoraciones por parte de las firmas de análisis sirvió de impulso a los bancos, un sector que vive un momento dulce en Bolsa al calor de la subida acelerada de tipos, los buenos resultados y los movimientos corporativos. CaixaBank lideró las ganancias de la Bolsa española al anotarse un 1,34%. Le siguieron de cerca el resto de entidades. Baninter sumó un 0,77%; Unicaja, un 0,76%; Sabadell, un 0,61% y BBVA, un 0,54%. Solo escapó a la corriente Santander, que cedió un 0,74%.

Junto al sector bancario destacan las subidas de Telefónica. Después de que la SEPI haya alcanzado el 10% del capital de la operadora, ahora Criteria redobla su apuesta e igual a la sociedad estatal. Esto se tradujo en una subida del 1,15% para la compañía que preside José María Álvarez Pallete.

En el lado de los descensos de nuevo las renovables e inmobiliarias, las cotizadas más castigadas por el endurecimiento monetario, lideraron los recortes. Coincidiendo con la rebaja del precio objetivo por parte de RBC, Solaria cedió un 1,82%. Merlin bajó un 1,59% y Acciona Energía, un 1,38%.

Algo más de movimiento experimentaron el resto de Bolsas europeas que ante la ausencia de referencias de gran calado se decantaron por la consolidación. El Dax alemán cedió un 0,27%; el Cac francés, un 0,67%; el Mib italiano, un 0,64% mientras el FTSE británico empató (-0,09%) y el Euro Stoxx bajó un 0,54%. Al cierre de los mercados europeos Wall Street cotizaba sin rumbo fijo. El mercado aguarda con nerviosismo los resultados de Nvidia. Los accionistas de Macroyield señalan que los beneficios de Nvidia por sí solos representan el 37% del total de los beneficios del S&P 500 los últimos 12 meses, pero este impacto se irá diluyendo y las expectativas es que pese en torno al 9% en los próximos 12 meses.

Junto a los resultados del líder mundial de la inteligencia artificial, los inversores siguen de cerca las declaraciones de los funcionarios de política monetaria. El gobernador de la Fed, Christopher Waller, dijo que necesita “ver más meses” de buenas cifras de inflación para empezar a recortar los tipos. La rentabilidad del bono a 10 años de EE UU se mantiene estable en el 4,4% mientras la deuda a dos años se afianza por debajo del 4.5%. Más quietud experimentó la renta fija en la eurozona. El bono español a 10 concluye sin cambios en el 3,26% con el alemán al mismo plazo, en el 2,49%.

¿Qué dicen los analistas?

Gilles Moëc, economista jefe de la gestora de fondos de inversión AXA Investment Managers, sobre la situación de la economía estadounidense: “El descenso de los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo tiene todo el sentido, dada la creciente probabilidad de recortes de la Fed, pero el mayor optimismo en el mercado de renta variable es más que cuestionable. La orientación fiscal es otro término de importancia en la ecuación actual de la economía estadounidense. Una diferencia clave entre Europa y EE UU es que en este último no se avecina un giro de austeridad. Queremos explorar la posibilidad de que, especialmente bajo un potencial segundo mandato de Donald Trump, surja un conflicto entre una Fed, que opta por una retirada muy prudente de la postura restrictiva, y una Administración estadounidense dispuesta a proporcionar aún más apoyo fiscal el próximo año”.

Ebury, la fintech global especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, cree que “a medio plazo, la infravaloración del euro, la resistencia de la demanda interna y la recuperación de China siguen siendo factores favorables para la moneda común”. La entidad financiera considera que “las comunicaciones del BCE dejan cada vez más claro que, si bien se ha comprometido a un recorte en junio y es inevitable, cualquier movimiento más allá de eso sigue siendo muy incierto y depende de los datos”. La firma coincide con la previsión de los mercados, que esperan uno o, como mucho, dos recortes adicionales, “especialmente a medida que la economía de la eurozona cobra impulso y disminuye la urgencia de un alivio monetario”.


Cotizaciones

BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días


Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_