Pedro del Pozo: “Hemos invertido en bonos 800 millones, cuatro veces más que en 2021”

Esta aseguradora, que administra las pensiones de los abogados, maneja ya una cartera de más de 9.000 millones de euros

Pedro del Pozo, director de inversiones financieras de Mutualidad de la Abogacía.
Pedro del Pozo, director de inversiones financieras de Mutualidad de la Abogacía.

Pedro del Pozo (Villarrubia de los Ojos, Ciudad Real, 1972) es el máximo responsable de la cartera de activos financieros de Mutualidad de la Abogacía, con un valor de mercado de más de 9.000 millones de euros. Este economista trabajó antes en Beta Capital, Fortis y BNP Paribas. En los últimos años ha conseguido para los mutualistas un retorno medio anual del 3,6%, con un estricto control de riesgos, y unos criterios de inversión muy prudentes, con más del 70% de la cartera destinada a invertir en bonos.

¿Qué es la Mutualidad de la Abogacía?

Somos una aseguradora encargada de gestionar los planes de pensiones de los abogados de España. El 60% del patrimonio que gestionamos son planes de jubilación de abogados, que no van a cobrar la pensión pública. El resto del dinero es de abogados que quieren completar la pensión pública con nuestros productos.

¿Qué rentabilidades están logrando?

El año pasado dimos un 3,34% de rendimiento neto en nuestro plan general. En 2020 fue un 3,32%. En 2019, un 3,73%. Y en 2018 fue un 4,2%, uno de nuestros mejores años, porque acertamos con la inversión en deuda soberana italiana. Parecía que iban a llegar a salir del euro, pero no fue más que un órdago sin cartas de Matteo Salvini. Antes de 2018 dábamos incluso más del 5%, pero se ha ido reduciendo por la bajada de tipos de interés. En los próximos años creemos que las rentabilidades serán crecientes.

Hasta ahora habían logrado el objetivo de batir la inflación…

Históricamente sí, aunque este año y el pasado no ha sido así. Con todo, en 2022 vamos a salir mejor que otros en la foto, porque muchos fondos de inversión conservadores van a acabar el año en negativo.

¿Alguna otra vez habían tenido rentabilidades reales negativas?

Desde que yo estoy aquí, en 2010, no. Pero creo que echando la vista hacia atrás hacía muchísimo tiempo que no se veía algo así. También hay que recordar que en 2018 y 2019 había habido incluso inflación negativa. La base de nuestra inversión es la estabilidad. No es un sitio para alguien que quiera un 7% o un 8% de rentabilidad anual.

¿La corrección bursátil que estamos viviendo ha sido excesiva?

Creo que no. Nosotros en 2020 compramos mucha Bolsa, aprovechando las caídas fuertes que se produjeron. Pero en 2021 ya empezamos a vender porque veíamos que el mercado no estaba reaccionando ante lo que pasaba. Con la inflación disparada, los bancos centrales iban a tener que actuar, pero el mercado no lo vio. Fue un año de acumular liquidez. Este año estamos bajando aún la exposición a Bolsa y aumentando la exposición a activos alternativos, como capital riesgo, venture capital, infraestructuras...

¿Y qué están haciendo en renta fija?

Estamos aprovechando la liquidez acumulada para entrar con mucha fuerza. Aprovechamos así las caídas que ha habido en este tipo de activos. El punto de entrada ha sido muy bueno. Compramos tanto deuda pública como deuda privada. En lo que llevamos de año ya hemos invertido más de 800 millones de euros en renta fija. Cuatro veces más que en todo 2021.

¿Dónde están invirtiendo?

Dos tercios lo destinamos a deuda soberana, de España e Italia, fundamentalmente. Y algo de Comunidades Autónomas con buena calidad crediticia. Con cupones que rondan el 3%. Invertimos en emisiones con vencimientos a muy largo plazo. El otro tercio va a deuda corporativa.

¿Y en crédito cómo lo están haciendo?

Tenemos una cartera mucho más amplia, con 120 nombres. Es importante tener mayor diversificación. Al final, habría más probabilidades de que quiebre Santander a que quiebre España. Dentro de que ambas son cosas muy improbables. Estamos comprando deuda de compañías de mucha calidad, como Helvetia, BNP Paribas, Phoenix… El 93% son compañías con la máxima calidad crediticia. Los plazos están entre 5 y 15 años.

¿Cuál es la inversión total en renta fija?

Al final del año tendremos un 80% en renta fija, un 7% en liquidez y el resto entre inversión en Bolsa, inversiones alternativas e inmuebles.

¿Cómo está cambiando el mix de inversiones?

Cada vez tenemos una parte menor de renta variable y una mayor proporción de inversiones alternativas, que están funcionando fenomenal.

¿Les gustaría no tener que invertir tanto en bonos?

Al final, nosotros somos una aseguradora y nos debemos a nuestros mutualistas. Por regulación, invertir en Bolsa tiene un gasto de capital muy alto. En inversiones alternativas también, aunque ha ido bajando mucho. Además, nuestra política de inversión ha sido siempre conservadora y nos ha funcionado muy bien. Eso sí, cuando hemos visto buenas oportunidades en Bolsa, como en 2020, hemos llegado al máximo que podíamos, del 10% de la cartera.

¿Los inversores conservadores van a perder dinero este año?

Sin lugar a duda. Va a ser dramático. Cualquier persona que comprara renta fija en 2021 está perdiendo dinero. No le habría recomendado comprar renta fija ni a mi peor enemigo

¿Qué pueden hacer?

El que tenga dinero, debe empezar a rehacer las carteras de renta fija, aunque paulatinamente. Los precios empiezan a ser atractivos. Los clientes más agresivos deberían esperar algo más para entrar en Bolsa. Aún no sabemos si hemos tocado fondo, porque hay muchas dudas sobre la inflación o la guerra de Ucrania.

¿Cuál es su escenario macro central?

Estamos en un ejercicio de normalización monetaria acelerada. Habrá que ver si los bancos centrales son capaces de contener los precios. Creemos que sí, que para finales de este año ya empezaremos a verlos. Esto evitaría una aceleración en las subidas de tipos que acabe lastrando el crecimiento. Con todo, es una partida que aún se está jugando, y no podemos descartar que no se consiga ese aterrizaje suave, y que tengan que subir tipos de forma acelerada y provoquen un estancamiento económico, lo que agravaría la situación en bonos y Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar