No te has dado cuenta, pero algo ha cambiado en las películas de Netflix
Pexels

No te has dado cuenta, pero algo ha cambiado en las películas de Netflix

El servicio ha reducido su oferta de forma significativa

No pasa por su mejor momento Netflix, que está pensando en realizar diferentes cambios en su oferta, como por ejemplo incluir anuncios en una suscripción más barata. El caso es que en los últimos datos conocidos el servicio ha mostrado un retroceso que sus rivales están aprovechando, y algunas formas de proceder pueden explicar esto. Un ejemplo de lo que decimos es la manera en la que trabaja actualmente con las películas.

Desde hace tiempo, en la plataforma de vídeo en streaming más utilizada a nivel mundial en este tipo de contenidos hay un cambio muy significativo y del que muchos no se han dado cuenta. Este tiene que ver con una significativa reducción del número de películas que los usuarios pueden disfrutar si son amantes de este tipo de contenidos (que, por cierto, no son pocos pese a que cada vez existen más adeptos de las series).

Menor cantidad significa menos donde elegir

Según un informe que ha aparecido, actualmente existe nada más y nada menos que un 40% menos de películas en la plataforma de las que existían en el año 2015, donde se podía encontrar la friolera de 4.751 títulos disponibles en EEUU. La verdad es que esto es muy sorprendente debido a que resta posibilidades frente a la competencia que cada vez es más importante en su segmento del mercado (donde servicios como por ejemplo Prime Video o HBO han conseguido todo lo contrario: mejorar el número de opciones que tienen sus suscriptores).

Taza con una tele de fondo con Netflix
Pexels

La consecuencia de todo esto es que aquellos que tienen una cuenta de Netflix tienen menos posibilidades a la hora de elegir una película que ver, y esto irremediablemente resta satisfacción a la hora de disfrutar del servicio VOD. Ciertamente, existe todavía una buena cantidad en el catálogo, más o menos 3.000, pero bien es cierto que seguro que has notado que al buscar nuevas películas que ver en muchas ocasiones no encuentras mucho… Y esto es un problema.

¿Cómo ha llegado a esto Netflix?

Pues son una suma de motivos, algunos por decisión propia y otros por la competencia que hay en el mercado. En el primero de los casos está por una apuesta decidida por los contenidos propios que, incluso, han llevado muy cerca a la plataforma a conseguir un premio Oscar… que son palabras mayores. Algunos títulos son bastante cuestionables en calidad, eso es cierto, pero no faltan creaciones que son bastante convincentes y entretenidas, como por ejemplo The Adam Project; No mires arriba; o Red Notice.

Sea como fuere, la cadencia de estrenos no es lo suficientemente alta para reponer las pérdidas. Pero, esto, seguro que en Netflix ya lo tenían bastante claro (y, además, su apuesta es especialmente por las series, pero este es otro tema…).

Adicionalmente, está todo lo que tiene que ver con la competencia. Eso ha ido minando el catálogo de Netflix porque ha hecho que se pierdan licencias de forma continua. Un claro ejemplo de lo que decimos son los títulos de Warner (ahora en manos de HBO Max) o los de Disney que, lógicamente, están en su propia plataforma. Y estos golpes no tienen pinta de parar, especialmente ahora que Netflix se replantea su forma de trabajar debido a los últimos datos -negativos- que se han conocido.

El caso es que la cantidad, y muchas veces la calidad, de las películas que hay en Netflix no es a que se espera en una plataforma de referencia… Y, esto, incluso a corto plazo puede hacer que la pérdida de suscriptores aumente. ¿Habrá reacción?

Normas
Entra en El País para participar