Gafas VR Ampliar foto
Gafas VR Unplash

Sorpresa: Google podría lanzar sus propias gafas de realidad virtual

El fabricante podría ser el impulso que necesita la industria

En su momento Google nos maravilló cuando lanzó las Google Cardboard, unas gafas de realidad virtual a un precio aproximado de 5 euros y que usaba la pantalla del móvil para poder disfrutar de contenidos en VR. Y lo cierto es que este equipo funcionaba realmente bien, aunque a medida que la tecnología perdía territorio, Google fue abandonando el proyecto. Aunque parece que vuelven a las andadas.

Ha sido el propio jefe de hardware de Google, Rick Osterloh, el que ha publicado una nota en el blog oficial de la compañía confirmando que Google ha comprado Raxium, una startup de cinco años especializada en la tecnología MicroLED y que podría ser clave para la próxima generación de gafas de realidad aumentada, virtual y mixta.

Teniendo en cuenta que en 2022 compró al fabricante de gafas inteligentes North, y que está contratando ingenieros con el objetivo de crear un sistema operativo de realidad aumentada, está claro que el peso de Google es cada vez mayor.

Proyecto Iris, ¿las próximas gafas VR de Google?

Gafas de realidad virtual ampliar foto
Gafas de realidad virtual Unplash

Todo apunta en esta dirección. Especialmente desde que Google Labs comenzó a trabajar en un nuevo proyecto llamado Iris y que tendría como objetivo lanzar unas gafas de realidad virtual. Ya en la pasada edición del Google I/O pudimos ver las primeras pinceladas del proyecto Iris, y parece que este año podrían sorprendernos con más novedades.

OPPO y Apple ya están trabajando con esta tecnología MicroLED en sus futuras gafas de realidad virtual, por lo que era de esperar que Google apostase por este tipo de paneles para su próxima generación de equipos VR.

Cabe recordar que un panel AMOLED ofrece un tamaño de píxel de 50 micrones, que hace referencia a la distancia que hay entre cada píxel. En cambio, la tecnología MicroLED consigue una distancia de 3.5 micrones, por lo que su calidad de imagen es infinitamente mejor. Además, ofrece una eficiencia energética sorprendentemente alta, lo que repercutiría de forma notable en la duración de la batería al consumir mucho menos que otras soluciones.

Todavía es muy pronto para saber más detalles de estas gafas VR, pero la idea de que el producto que vaya a lanzar Google sea MicroLED es una excelente noticia para el sector por varias razones. La más evidente es la próxima generación de gafas de realidad virtual, que ofrecerán un salto de calidad a nivel de imagen sencillamente impresionante.

Y por otro lado, el mercado de las Smart TV MicroLED. A día de hoy tienen unos precios excesivamente altos para convertirse en un producto de consumo más allá de fines comerciales o para los bolsillos más pudientes, por lo que la llegada de esta tecnología al sector VR podría ser el impulso que necesita el mercado de televisores MicroLED.

Normas
Entra en El País para participar