Inmobiliario

Los activos logísticos disparan su valor un 30% respecto a los niveles prepandemia

En el caso de la vivienda en alquiler podría cerrar el primer semestre con una apreciación del 7%

Los activos logísticos disparan su valor un 30% respecto a los niveles prepandemia

En el mercado inmobiliario ha habido un claro ganador en pandemia. El auge del comercio electrónico por las restricciones sanitarias ha acelerado el uso del comercio electrónico y, por tanto, detrás de esa actividad, los almacenes necesarios. Por eso, la pujanza de los inversores por entrar en este segmento ha revalorizado estos activos logísticos. Este mercado será de nuevo el de mayor revalorización a cierre del primer semestre de 2022, superior al 10% en Madrid y Barcelona, según datos presentados este miércoles por la consultora inmobiliaria CBRE. Desde el cierre de 2019, prepandemia, el incremento de precios de estos inmuebles alcanza un 30%. En ubicaciones secundarias como Valencia y Zaragoza, la revalorización esperada hasta junio es de un 10% y 9%, respectivamente.

Javier Kindelan, vicepresidente de CBRE, afirma que el mercado logístico continuará siendo el principal protagonista del mercado inmobiliario en España, volviendo a ser el tipo de activo que tendrá una mayor revalorización hasta junio. "Las tendencias acentuadas a lo largo de la pandemia se han mantenido y no esperamos ningún giro en la corriente del sector", añade. Para el cierre de 2022, CBRE espera que el volumen de inversión en logística si sitúe en torno a los 2.000 millones de euros, ligeramente por debajo de la cifra de 2021, debido a que fue un año récord y además existe escasez de producto en el mercado.

En otros tipos de activos también se prevé una clara revalorización. Es el caso de la vivienda en alquiler, que podría cerrar el primer semestre con una apreciación del 7%, lo que situaría su valoración un 11% por encima de los valores prepandemia. En cuanto al suelo, desde la consultora se explica que resiste el aumento de los costes de construcción y las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona han ajustado en 2021 y mantendrán en 2022 la tasación de sus activos en ambas ubicaciones en niveles del cuarto trimestre de 2019. Fernando Fuente, director sénior de valuation & advisory services de CBRE explica que el mercado de suelo presenta una evolución estable en los últimos trimestres con una perspectiva positiva de cara a los próximos meses. "Se ha estimado que el valor del suelo se encuentra en niveles previos al Covid, debido fundamentalmente a la escasez de suelo finalista y a la reactivación de mercado, que ha propiciado que los precios del producto finalista crezcan ligeramente compensando parte del incremento de los costes de construcción”.

Respecto a los centros comerciales situados en zonas prime todavía no han recuperado sus precios, con caídas del 3,8% hasta junio respecto a las tasaciones prepandemia, mientras que el ajuste en el valor de los centros ubicados en áreas secundarias es aún notable y podría superar el 19,4% de descenso.

En el caso de los locales, las previsiones de CBRE para el cierre del segundo trimestre del año apuntan a un repunte semestral del 2% del importe de los activos ubicados en las principales calles comerciales de Barcelona y Madrid.

El segmento hotelero mantiene una evolución estable marcada por el incremento de la ocupación junto al de los costes operacionales. En esta línea, el precio de los activos no prevé variación en comparación con el cierre de 2021, quedando el ajuste a 2019 en un 4% inferior en el caso de los hoteles vacacionales de previsión hasta junio, y para el producto urbano en un descenso del 4,5%. De esta manera, mantienen su posición de recuperación en ambos casos, frente a una caída que alcanzó casi el 12% en ambos casos durante 2020.

“Nuestra previsión en cuanto a la evolución del valor de los activos hoteleros es de estabilidad, ya que ha de constatarse la materialización de las reservas en libros para este próximo verano y que realmente la demanda internacional vuelva a nuestro país en el corto plazo", explica Fuente. "Si la situación sanitaria sigue su curso favorable y la situación política se estabiliza, esperamos que este año sea el punto de inflexión en cuanto a valores hoteleros, que podrían recuperar sus niveles prepandemia antes de finales del presente ejercicio”.

Para las oficinas en zona prime en Madrid y Barcelona, CBRE vaticina que mejoren sus tasaciones respecto a los tiempos prepandemia, con una apreciación entorno al 2,5%. En el caso de las oficinas en zonas secundarias su valoración aún se situará ligeramente por debajo de los valores prepandemia con un descenso del 2,44%. Las situadas en zonas periféricas aún registrarán una reducción cercana al 8%.

Normas
Entra en El País para participar