El papel clave de las ‘fintech’ en el camino hacia la sostenibilidad

El uso de ‘big data’, IA e información en tiempo real hace de esta industria

un modelo para implementar prácticas respetuosas con el medio ambiente

Getty Images
Getty Images

Fintech es sinónimo de innovación y, cada vez más, un segmento clave del sector financiero. Su influencia se extiende por todo el mundo, convirtiéndolo en un actor principal en el movimiento hacia una mayor sostenibilidad financiera y ambiental. La responsabilidad social corporativa ha sido un modelo de negocio fundamental durante décadas, pero la Conferencia sobre el Cambio Climático COP26 de 2021 en Glasgow puso de manifiesto con mayor claridad la urgencia de actuar con propósito, exponiendo con gran detalle las consecuencias para el planeta si no lo hacemos. La industria fintech está en una posición ideal en el escenario global para influir positivamente en los problemas cruciales a que nos enfrentamos. Puede convertirse en un ejemplo verde para que otros lo sigan, asegurando que las empresas adopten prácticas sostenibles y liderando el camino hacia un futuro con menos emisiones de carbono para todos los sectores.

¿Cómo pueden las empresas fintech posicionarse respecto a la sostenibilidad? Uno de los ámbitos en que las fintech podrían tener un papel clave es en la operativa de una cadena de suministro verde. El uso inherente de big data, inteligencia artificial (IA) e información en tiempo real por parte de las fintech hace de la industria un modelo perfecto a seguir a la hora de implementar prácticas logísticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. La transparencia y la colaboración entre los miembros de la cadena de suministro es una necesidad para que una cadena de suministro verde funcione, en última instancia reduciendo los desperdicios y aumentando la rentabilidad para todos los participantes.

También en el desarrollo de tecnologías verdes las fintech continúan proporcionando soluciones de vanguardia, que agilizan y modernizan los procedimientos financieros y los sistemas de pago, y pueden influir positivamente en los comportamientos corporativos. La reputación de marca se fortalece cuando las empresas utilizan tecnologías financieras innovadoras: ganan confianza dentro de su sector y a los ojos de la comunidad en general. La inversión en soluciones verdes consolida el impulso hacia la sostenibilidad y permite establecer conductas y comportamientos empresariales éticos.

En cuanto a las soluciones innovadoras en banca y sistemas de pago, ambos sectores han llevado a cabo una gran transformación en las últimas décadas, casi hasta el punto de hacerlos irreconocibles. Aunque los servicios bancarios tradicionales continúan estando disponibles, el desarrollo de nuevas tecnologías financieras ha creado una alternativa completamente moderna para empresas e individuos.

La industria fintech ha desarrollado sistemas bancarios y de pago altamente sofisticados, rentables y sostenibles que ayudan a las empresas a reducir su huella de carbono. Blockchain es uno de esos ejemplos, proporcionando una plataforma que admite otras tecnologías, como nuevas soluciones financieras y de pago.

Otra área de influencia de las fintech para una mayor sostenibilidad está en el análisis de datos. El big data proporciona una perspectiva y una visión profundas de varias áreas de negocio y ofrece a los responsables de la toma de decisiones clave una base sólida para hacer planes estratégicos. También se puede utilizar para mantener un negocio en el camino hacia la sostenibilidad financiera y ambiental.

El grupo BBVA utiliza la tecnología para ayudar a las organizaciones a calcular su huella de carbono usando el análisis de datos. Las empresas pueden calcular su huella de carbono y luego registrarse en el registro de huella de carbono. El sello de Climate Registered incorporado a sus sitios web y a sus materiales promocionales demuestra el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y la reducción de su huella de carbono.

Para hacer de la sostenibilidad la propuesta única de venta (USP por sus siglas en inglés), la adopción de buenas prácticas y la promoción de la sostenibilidad financiera y ambiental permite a las empresas fintech diferenciarse y destacarse en un sector cada vez más concurrido. Hacer de la sostenibilidad su propuesta única de venta, dentro del paraguas Green Fintech de tecnologías y prácticas de trabajo innovadoras, refuerza el impulso para ayudar a abordar el cambio climático, al tiempo que promueve un sentido de propósito y bienestar entre el personal.

En lo que respecta a los productos financieros sostenibles, las cifras publicadas por Statista muestran hasta qué punto las soluciones fintech han cambiado la forma en que realizamos operaciones bancarias y llevamos a cabo transacciones financieras. La aplicación móvil más grande de Europa, Revolut, constituida en diciembre de 2013, tiene millones de usuarios en 36 países actualmente. Según el sitio web del banco, están buscando expandirse globalmente en el futuro. Las aplicaciones de inversión y de finanzas personales también ayudan a que las personas alcancen sus objetivos de sostenibilidad. Las empresas fintech pueden medir y verificar el impacto de los productos financieros sostenibles, como los bonos verdes, los préstamos y los fondos de inversión, y hacer los ajustes necesarios para mejorar los productos.

El argumento positivo para adoptar una posición sobre la sostenibilidad financiera y ambiental parece estar claro. Es lo que se necesita si queremos evitar una catástrofe climática total. Sin embargo, este movimiento también tiene beneficios significativos para las empresas individuales en términos de reputación y posicionamiento en la comunidad. La sostenibilidad es un tema cercano a los corazones de las personas, lo que ayuda a que los empleados se unan a la causa. Esto aumenta la moral y crea un ambiente de trabajo inclusivo que promueve el bienestar y la productividad. Además del beneficio clave de crear un entorno operativo más sostenible para las empresas dentro del sector, la considerable influencia de las fintech también podría ayudar a promover un cambio de gran alcance en otros sectores.

De hecho, las fintech están en la posición perfecta para liderar la sostenibilidad financiera y ambiental. La introducción de nuevos productos financieros verdes y de sistemas de pago creativos no solo ayuda a otras empresas a nivel práctico, sino que también establece los altos estándares de sostenibilidad ambiental y financiera que necesitamos y que otros seguirán.

Paula Mercado es Directora de análisis de VDOS