El desafío de descarbonizar (también) los procesos térmicos

Kukai Energy impulsa la generación térmica renovable

Instalaciones de una planta de biogás.
Instalaciones de una planta de biogás.

¿Por qué no conocer el consumo de la caldera igual que hacemos con el eléctrico? Y sobre todo cuando este es a escala industrial, ¿cómo conseguir un uso eficiente del calor generado? O también, ¿cuál es la mejor opción para valorizar los residuos, a través del biogás, el biometano o la biomasa?

Estos son solo algunos ejemplos del sinfín de interrogantes que la generación de energía térmica puede plantear a las empresas. Y ello en el mejor de los casos, porque a veces estas dudas ni surgen por puro desconocimiento.

“Es la gran olvidada en la descarbonización. Mientras que no hay corporación que no tenga trazada su ruta hacia el 100% free en lo eléctrico, el calor que producen para elaborar productos y desarrollar servicios se descuida y no se mide en términos de eficiencia”, considera Raquel Igualá, directora de desarrollo de negocio de Kukai Energy.

Las empresas pueden acelerar con ella el paso al carbono neutro

Precisamente, para poner los procesos térmicos en su justo lugar, esta startup, con sede en Valencia, decidió arrancar motores en el inicio de este 2022, conscientes de que estaban entrando en un terreno reservado hasta ahora a grandes negocios y, sobre todo, a utilities.

“Proponemos un nuevo modelo, disruptivo, en el que, especialmente la industria y las explotaciones agrícolas y ganaderas, encuentren soluciones que certifiquen su consumo de energía térmica las 24 horas del día y los 365 días del año como libre de emisiones, al margen de las variaciones de la producción”, cuenta la directiva.

La startup aspira a 500 MW térmicos en generación distribuida en unos cinco años

Igualá no ve lógico que “los empresarios se dispersen con este quebradero para transformarse en empresas 4.0 y poder seguir en el mercado”. En Kukai tienen más que claro este objetivo, aunque reconozcan que el momento de salir al ruedo no lo es tanto.

Nadie contaba con el conflicto bélico en Ucrania, “pero la incertidumbre también supone oportunidad”, opina la directiva. Un pulso en el que ganan lo vocacional y lo “pasional”, porque los cinco socios que han impulsado la iniciativa suman experiencias profesionales, ya largas, en distintas áreas como la fotovoltaica y la eólica o la cogeneración y la biomasa, entre otras.

Y parece que no les va mal en su propósito de constituirse en la ayuda para descarbonizar la generación térmica. Tras el trimestre recorrido, intuyen que acabarán el año con proyectos cerrados y aspiran a tener, dentro de un lustro, 500 MW térmicos en generación distribuida. “Hay interés, pues es el cliente final el que demanda estas prácticas sostenibles. Llamamos a muchas puertas donde, o bien están al margen de estos nuevos requerimientos para reducir su huella de carbono y ajustar consumos, o tratan de hacer las cosas a su manera, normalmente de una forma tan artesanal como parcial”, manifiesta la experta.

Kukai Energy no cobra hasta que hay suministro, puesto que los plazos oscilan mucho. “No es lo mismo generar energía térmica con una instalación solar para un balneario y usar calefacción de biomasa, que puede llevar unos cinco meses, a, por ejemplo, incluir la gestión de desechos orgánicos con una planta propia de biogás o biometano, en lo que se emplearían unos dos años”, explica.

Este último caso, habitual en otros países europeos (con cerca de 20.000 plantas operativas), en España va a otro ritmo (con dos ceros menos si cuantificamos instalaciones de biogás), tal vez por una fisonomía que distancia mucho lo rural y lo urbano, comenta. “Y por los muchos pasos administrativos pendientes, más en lo gubernamental y nacional que en lo local, y más en lo industrial y comercial que en lo doméstico”, añade.

Desde Kukai confían en la formación para que cambien las cosas. No a través de una conversación tan genérica como la actual, sino “evangelizando en las distancias cortas”. El punto de partida no puede ser mejor: “Combinamos los tres trending topics del momento: descarbonización, digitalización y economía circular, que queremos aplicar también a la energía térmica, igual de importante”. Solo hay que recordar que más del 70% de esta aún proviene de fuentes fósiles.

Normas
Entra en El País para participar