_
_
_
_
_

Cómo utilizar el modo incógnito en los ordenadores Chromebook

Así no dejarás rastro de lo que haces

Hombre con un gorro
Pexels

Una de las cosas positivas que ofrecen los ordenadores Chromebook es que disponen de la práctica totalidad de las posibilidades que tiene el navegador de Google Chrome. Una de ellas es la posibilidad de utilizar el equipo de forma privada, algo que para muchos puede ser muy interesante. Te contamos cómo aprovechar esta opción.

El sistema operativo Chrome OS, que es el que incluyen estos equipos, se basa en el uso del mencionado navegador. Por este motivo, incluye el modo incógnito que de emplearlo no deja rastro de la práctica totalidad lo que haces (desde acceder a una web hasta el editar documentos de texto con las herramientas ofimáticas que Google o Microsoft ofrecen actualmente). Y, por suerte, activarlo es algo bastante sencillo y que realizas en cuestión de pocos minutos.

Así puede activar el modo incógnito en los Chromebook

A continuación, te dejamos todos los pasos que tienes que dar para usar esta función que hace a estos equipos diferenciales respecto a otros que actualmente existen en el mercado y, por lo tanto, que puede animar a los usuarios a darle una oportunidad (especialmente teniendo en cuenta que estos ordenadores son bastante más económicos). Son los siguientes y, evidentemente, no ponen en riesgo alguno al dispositivo:

  • Una vez que tienes encendido el ordenador, lo que tienes que hacer es pulsar en el icono con tres puntos verticales que hay en la parte superior derecha de la pantalla cuando tienes abierto el navegador Chrome.
  • En el menú desplegable que aparece debes buscar la opción Abrir nueva pestaña de incógnito y darle uso con el puntero del ratón.
Ordenador Chromebook
Pixabay

Puedes hacer lo mismo utilizando la combinación de teclas Ctrl + Shift + N y, cuando estés en el navegador, podrás identificar que estás utilizando el modo incógnito en un Chromebook debido a que aparece un icono con fondo gris que así lo indica.

Salir del modo incógnito

Pues esto es de lo más sencillo, ya que lo único que tienes que hacer es cerrar la correspondiente ventana que se ejecuta de forma independiente a la normal del navegador. Para ello, emplea el icono con forma de equis, como es habitual, y con esto habrás finalizado. Lo cierto, es que no hay dificultad alguna ni al acceder como al salir del modo incógnito que, recordamos, permite no dejar rastro de lo que hace son el ordenador, algo que en algunas ocasiones es esencial para que nadie sepa si has comprado un regalo o visitado una web de información.

Más información

Archivado En

_
_