ETP para aprovechar el alza de las materias primas

El oro se mantiene como refugio favorito frente a la inflación

Se usan como fuente de diversificación para las carteras

Activos refugio oro
Getty Images

Ya habían enfilado una senda alcista, pero con la guerra de Ucrania y los problemas de suministro, los precios de las materias primas se han disparado en un escenario de inflación al alza. Y con ello el uso de ETF para lograr exposición e intentar replicar el papel de refugio que tradicionalmente se le ha otorgado al oro en formato físico, acciones o mediante fondos de inversión.

De hecho, desde el inicio del año, los ETP (exchange traded products o productos cotizados) sobre materias primas registrados en la UE han captado más de 2.000 millones de euros en nuevos activos netos, lo que supone ya dos tercios de los flujos del año pasado, un ejercicio récord. Y es que, como destacan desde Amundi, el oro suele considerarse una cobertura contra la inflación, “pero los inversores parecen utilizarlo actualmente como cobertura contra prácticamente cualquier crisis, desde riesgos de recesión, hasta pandemias globales, pasando por riesgos geopolíticos”.

La cesta más relevante de materias primas, recogida en el índice Bloomberg Commodity, sube casi un 30% en lo que va de año y el oro se ha revalorizado más de un 10% en el último mes. “La guerra de Ucrania nos ha recordado cuáles son los verdaderos activos refugio cuando se desata el pánico en los mercados. Y no es el bitcóin, que también cayó cuando se produjo la invasión. Los que realmente han subido han sido el dólar, el franco suizo y el oro”, argumenta Víctor Alvargonzález, director de estrategia y socio fundador de la firma de asesoramiento independiente Nextep, que cree que la mejor forma de invertir en ellos es vía ETF, “que, además, son, con diferencia, la opción más barata y operativamente más dinámica”.

Antonio Royo-Villanova, especialista en ventas de productos de gestión pasiva para DWS, explica que hay dos cuestiones que afectan a la rentabilidad de estos ETF. Primero, el peso de cada commodity en la cartera y, segundo, que estos productos “no compran directamente la materia prima, sino que invierten en futuros de estas existiendo contratos con vencimiento de uno a 12 meses”, de modo que la metodología utilizada puede hacer que la rentabilidad difiera de un ETF a otro.

El índice Bloomberg Commodity sube casi un 30% en lo que va de año

Nitesh Shah, director de análisis del proveedor de productos cotizados WisdomTree, cree que las perspectivas son muy sólidas. “Las materias primas ofrecen las mejores coberturas contra la inflación de todos los activos que hemos analizado” y también es un activo bien situado “para captar el crecimiento del gasto en infraestructuras que probablemente veamos en EE UU y Europa en las próximas décadas favorecido por la transición energética”.

Por su parte, Nina Petrini, responsable de ETF y fondos índice para Iberia y Latinoamérica en UBS AM, considera que esta clase de activos pueden ser una fuente de diversificación en una cartera bien equilibrada. “Como los precios de las materias primas suelen subir cuando la inflación aumenta, añadirlas a una cartera puede funcionar como una cobertura parcial contra ella”, detalla. De hecho, en lo que va de año, podemos ver que la rentabilidad de los índices que cubren las commodities “ha sido sólida, gracias a los retornos positivos de los subsectores específicos de agricultura y energía”.

En Invesco creen que la inversión en ETF sobre metales preciosos específicos, como oro, plata, paladio o platino, o en las principales cestas de materias primas, además de cobertura contra la inflación, pueden proporcionar “una potencial diversificación a una cartera que tenga renta variable y/o renta fija, ya que se comportan de forma diferente porque son activos financieros, mientras que las materias primas son activos reales. Si, además, buscamos un valor refugio para combatir la volatilidad, entonces el oro es uno de los activos que históricamente se ha comportado mejor en momentos de incertidumbre y de debilidad del mercado”, asegura Laure Peyranne, directora de ETF para Iberia, Latinoamérica y US Offshore de Invesco.

En cuanto a Ignasi Viladesau, director de inversiones de MyInvestor, opina que la indexación en materias primas es complicada. “En algunos casos, como el oro, hay productos que invierten en la materia prima física, pero en la mayoría de casos, los ETP no compran barriles de petróleo o de trigo y lo almacenan, sino que invierten en futuros. Eso complica la tesis de inversión”. De ahí que prefieran los fondos de gestión activa para lograr esa exposición, y con buenos resultados. “Mirando el escaparate de MyInvestor, vemos que los fondos de materias primas son de los pocos activos que están teniendo un buen comportamiento este año”, añade.

Estos productos cotizados han captado en la UE más de 2.000 millones de euros en nuevos activos

El oro, invertido a través de ETC, siempre ha sido una parte integral de los fondos multiactivos de Flossbach von Storch. “Es nuestro seguro contra los riesgos del sistema financiero en particular y proporciona protección a largo plazo contra la inflación. Y el énfasis está en el largo plazo, porque la historia nos enseña que la inflación y el oro pueden divergir en periodos cortos de tiempo”, advierte Bert Flossbach, cofundador de la gestora.

Para los expertos de Finizens, la receta para aportar rentabilidad en el largo plazo con el mínimo riesgo es “sin lugar a duda, la diversificación”, de ahí que las carteras indexadas que ofrecen incluyan, además de REIT (sociedades de inversión inmobiliaria) globales, también oro físico, “no solo porque ha producido rentabilidades históricas a la par con la renta variable, un 8,3% anual en los últimos 20 años, sino también porque históricamente es el activo refugio por excelencia ante situaciones de gran incertidumbre como las que estamos experimentando actualmente”.

Más opciones

Materias primas
Getty Images

Temáticos. Global X ofrece en España su fondo cotizado de minería de cobre, COPX. “Históricamente, el cobre ha sido un barómetro líder para la salud económica mundial debido a su amplio uso en una gran cantidad de aplicaciones industriales. La fusión de la alta inflación de varias décadas, la recuperación del crecimiento económico mundial y el cambio omnipresente hacia la energía renovable, prepara al cobre para un mercado alcista estructural”, considera Rohan Reddy, director de análisis de la entidad especializada en ETF temáticos.

Energía. Según un estudio de State Street Global Advisors, mencionado por Daniel Ung, jefe de investigación y análisis cuantitativos del área de carteras de ETF, las acciones relacionadas con energía y materias primas (por ejemplo, compañías de materiales, metales y minería) siempre han generado fuertes rendimientos durante los periodos de alta inflación a corto plazo y ahora “con la crisis entre Rusia y Ucrania como telón de fondo, el sector energético podría beneficiarse más en Europa, por lo que una forma de aprovechar esta circunstancia es que los inversores se expongan a una gama diversificada de empresas energéticas a través de instrumentos indexados”, propone.

Rentabilidad. No todos los expertos son partidarios de estas inversiones. “Para que un activo forme parte de una cartera de largo plazo debe tener una fuente de generación de rentabilidad creíble y las materias primas no lo tienen. Son valores especulativos, no generan ingresos. En cambio, las acciones o bonos sí generan rentabilidad en forma de dividendos o cupones respectivamente”, observa Unai Ansejo, director general de Indexa Capital.

Normas
Entra en El País para participar