Guerra en Ucrania

Netflix, Oracle, SAP, HP y Lenovo suspenden sus negocios en Rusia en medio de la invasión

Electronic Arts y Spotify también toman medidas. La primera elimina a los equipos rusos del FIFA 22 y la plataforma de 'streaming' de música quita todo el contenido de los medios RT y Sputnik

Netflix paraliza sus producciones en Rusia.
Netflix paraliza sus producciones en Rusia.

Las empresas tecnológicas siguen respondiendo a la petición del Gobierno ucraniano que ha pedido que aíslen a Rusia durante la invasión. HP, uno de los mayores fabricantes de ordenadores, ha suspendido sus envíos a Rusia y han pausado todas sus actividades de marketing y publicidad en ese país. La compañía, que se mostró “profundamente preocupada” por la escalada de las imágenes de guerra en Ucrania y la crisis humanitaria que se está desarrollando, urgió el fin inmediato de la violencia.

SAP y Oracle, los dos gigantes del software empresarial, también han parado sus negocios en Rusia. “Al igual que el resto del mundo, estamos viendo la guerra en Ucrania con horror y condenamos la invasión en los términos más enérgicos posibles”, dijo Christian Klein, CEO de SAP. El directivo añadió que un acto “tan inhumano e injustificado como este es un atentado contra la democracia y la humanidad” y advirtió de sus consecuencias para todo el mundo. “Estamos parando nuestro negocio en Rusia, alineado con las sanciones, y deteniendo todas las ventas de servicios y productos”.

Estas tres multinacionales se suman a otras tecnológicas como Apple, Google o Amazon, que ya han limitado la disponibilidad de sus servicios y productos en el país presidido por Vladímir Putin. Los fabricantes de chips Intel, AMD, TSMC y GlobalFoundries han suspendido los envíos de componentes a Rusia, y Dell tampoco envía ya sus productos al país.

Los gigantes del streaming también toman medidas. Netflix ha paralizado todas sus producciones originales en Rusia (entre otras, la producción de su serie en ruso Zato) y la adquisición de derechos para futuros proyectos. La plataforma de música ha eliminado todo el contenido de los medios RT y Sputnik respaldados por el Kremlin, siguiendo los pasos dados por Meta (Facebook), Twitter y Google, pero no está deshabilitando el acceso a su servicio dentro de Rusia.

“Creemos que es de vital importancia tratar de mantener nuestro servicio operativo en el país para permitir el flujo global de información”, dijo un representante de Spotify a Variety. Según defendió, una de las prioridades es que la plataforma continúe sirviendo como una fuente importante de noticias globales y regionales en un momento en el que el acceso a la información es más importante que nunca.

El viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, pidió este miércoles a todas las empresas de videojuegos y plataformas de eSport que bloqueen temporalmente todas las cuentas rusas y bielorrusas y cancelen los torneos que se celebran allí y bloqueen la participación de los equipos rusos en competiciones internacionales. Y algunas como Electronic Arts han respondido. La compañía va a eliminar la selección rusa y todos los clubes rusos de los productos de EA Sport FIFA, incluido FIFA 22. En opinión de Federov, “en 2022, la tecnología moderna es quizás la mejor respuesta a los tanques, lanzacohetes múltiples y misiles”, y estas acciones “motivarán a los ciudadanos de Rusia a detener proactivamente la vergonzosa agresión militar”.

Aunque el Gobierno chino se ha puesto de perfil, al menos hasta ahora en el conflicto Rusia-China, algunas empresas tecnológicas chinas sí han decidido pasar a la acción. El mayor fabricante de PC del mundo, Lenovo, ha decidido no enviar sus productos a Rusia, igual que sus competidores Dell y HP. También la red social TikTok ha bloqueado en su plataforma en la UE las cuentas de RT y de Sputnik. Y Weibo, el llamado Twitter chino, dijo el domingo que había prohibido 10.000 cuentas y eliminado más de 4.000 mensajes que “ridiculizaban la guerra” y se burlaban de la situación en Ucrania. Las aplicaciones de mensajería de Tencent, WeChat y Weixin, aunque menos contundentes, también han pedido a sus usuarios que sean objetivos cuando se debatan temas internacionales candentes.

El número de tecnológicas que suspenderán operaciones comerciales seguirá creciendo después de que EE UU, Reino Unido y la UE hayan impuesto sanciones a Rusia. Las compañías confían en que las palabras del viceministro ucraniano, Alexander Bornayakov, en las redes sociales se cumplan: “Cuantas más sanciones se impongan, más rápido se restablecerá la paz”.

Normas
Entra en El País para participar