_
_
_
_
energía
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El desafío medioambiental de las criptomonedas

El consumo energético que genera su minado pone en pie de guerra a sus detractores, pero hay razones para ser optimistas… de momento

El minado de Bitcoin genera un gasto energético superior al de muchos países desarrollados de tamaño medio, como Noruega. Esto no es solo un dato cierto (asumiendo un margen de error), sino que, de hecho, es uno de los principales argumentos esgrimidos en contra de las criptomonedas. Las criptomonedas en general, y Bitcoin en particular, basan sus procesos de minado en complejas pruebas matemáticas para las que son necesarios equipos de elevada potencia computacional, continuamente conectados y funcionando y que, además, necesitan estar continuamente refrigerados para no recalentarse. Esto dispara el consumo energético de estos procesos, y lo hace además de manera creciente debido al aumento de popularidad observado en los últimos años, que ha provocado que un mayor número de usuarios quiera participar de dichos procesos.

A primera vista, se podría determinar que un producto financiero con un consumo energético semejante supone una pérdida inestimable de recursos para el planeta, y encarece la energía que podría ser dedicada a otros usos, sin embargo, hay varios factores que se deben tener en cuenta antes de emitir el juicio completo:

Es evidente que, si en la actualidad se continúa con la minería de criptomonedas, es porque hay un conjunto amplio de personas/compañías que confían no solo en la rentabilidad económica que puedan obtener, sino también en el futuro real de estos activos, ya que de otra forma, si nadie tuviese interés en ellos, las actividades de minería y asociadas se habrían detenido por sí solas. Por ello, si bien es indudable que el consumo energético que representan las criptomonedas es elevado, hay que ponerlo en contexto con el gasto asociado a otros activos similares y ver de dónde proviene dicho consumo. En cualquier caso, una mejora que implique un menor consumo será bienvenida no solo por los partidarios de Bitcoin, sino por la sociedad en su conjunto, ya que permitirá una mejor sostenibilidad, sobre todo pensando en un mayor uso de los criptoactivos a medio/largo plazo.

Todos los artículos de este blog describen únicamente la opinión del autor y no representan la postura de ninguna compañía o institución financiera

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_