finanzas

Qué es Swift, el Whatsapp de la banca cuyo acceso a Rusia Occidente duda si cortar

Vetar el acceso al mecanismo de mensajería supondría un salto cualitativo en las sanciones

Imagen de una mesa de intermediación financiera.
Imagen de una mesa de intermediación financiera.

Las siglas que nombra una poco conocida cooperativa bancaria ocupan buena parte de las conversaciones sobre las sanciones a Rusia: Swift. La eventual desconexión de Rusia de este sistema es una petición expresa y vehemente de varios socios occidentales, como Reino Unido. Otros, como Alemania, han mostrado más dudas. Y en la primera potencia mundial, Estados Unidos, el partido demócrata apuesta por usar esta suerte de botón nuclear financiero, pero Joe Biden ha dejado la pelota en el tejado europeo: "Siempre es una opción, pero ahora mismo no es la posición que el resto de Europa desea adoptar". De momento EE UU y Reino Unido han optado por vetar las operaciones con determinadas entidades financieras.

La importancia de este sistema recae en que se trata del estándar de las comunicaciones entre bancos y, por tanto, del sistema de pagos internacionales; quien no esté conectado tiene que buscar vías de comunicación alternativas y distintas al resto. De hecho, esta semana algunos barcos petroleros no han realizado operaciones en Rusia por temor a que la desconexión de Swift impida realizar los pagos posteriores. La desconexión de este sistema podría suponer el cierre del grifo de gas ruso a Europa (sea por la imposibilidad de cerrar los pagos, sea como represalia rusa) y aislaría aún más  a Rusia en cualquier intercambio económico. El daño para Moscú sería severo, pues complicaría mucho a Moscú recibir los ingresos del petróleo y el gas. Pero, a cambio, Occidente tendría que dejar de comprar ese mismo petróleo y gas que ha seguido comprando incluso una vez desatada la invasión.

Está considerada una de las opciones más agresivas posibles; es por eso (y en particular por el gas) por lo que algunos estados dudan incluso mientras  los tanques rusos cercan Kiev. Adicionalmente existe el riesgo de que, sin acceso a este sistema, Rusia junto con China desarrollen mecanismos de mensajería bancaria alternativos.

 ¿Qué es Swift? 

Es el acrónimno de Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication, como el Gmail o el Whatsapp de la banca mundial. Transmite mensajes seguros entre más de 11.000 instituciones financieras y empresas, en más de 200 países y territorios. El tráfico de mensajes, 42 millones al día de media el año pasado, incluye órdenes y confirmaciones de pagos, operaciones y cambios de divisas. La cooperativa, propiedad de sus miembros, con sede en las afueras de Bruselas, se fundó en 1973 para acabar con la dependencia del sistema de télex.

¿Por qué es tan importante perder el acceso a Swift?

Un país sin acceso a Swift puede sufrir importantes pérdidas económicas. Eso es lo que le ocurrió a Irán en 2012, cuando sus bancos perdieron el acceso a Swift como parte de las sanciones de la Unión Europea de la Unión Europea contra el programa nuclear del país y sus fuentes de financiación. (Muchos de los bancos volvieron a conectarse en 2016 después de que la UE los retirara de su lista de sanciones). Cuando las naciones occidentales amenazaron el acceso de Rusia a Swift en 2014, Alexei Kudrin, un antiguo ministro de finanzas cercano al presidente Vladimir Putin, estimó que podría reducir el producto interior bruto de Rusia en un 5% en un año. La exclusión de Rusia de Swift podría tener ramificaciones para otras naciones, ya que Rusia es un proveedor Rusia es un proveedor de energía clave para Europa y los países dependen del sistema Swift para pagar el combustible. para pagar el combustible.

¿Existe una alternativa rusa a Swift?

En realidad no, o al menos no todavía. Desde 2014, el Banco de Rusia ha gestionado su propio sistema de mensajería financiera para los bancos rusos y extranjeros. Pero ese solo tiene unos 400 usuarios. El Banco Popular de China anunció en 2021 una empresa conjunta con Swift, que se consideró en algunos sectores como una póliza de seguro contra la exclusión del sistema financiero mundial. Uno de los temores entre los funcionarios occidentales es que prohibir a los países el uso de Swift fomente el uso de este tipo de alternativas. Las monedas digitales y la tecnología subyacente también se han promocionado como una amenaza para Swift durante varios años, pero no están cerca de sustituirlo.

¿Cómo de seguro es el sistema Swift?

Se han producido múltiples intentos de robo a instituciones financieras instituciones financieras a través de mensajes fraudulentos en Swift, algunos de ellos con éxito. El más conocido es cuando el banco central de Bangladesh perdió 81 millones de dólares a manos de piratas informáticos que lo vulneraron en 2016 y engañaron al Banco de la Reserva Federal de Nueva York para que enviara fondos. Swift aseguró que los hackers no penetraron en su sistema, pero elevó los controles de seguridad. 

¿Quién regula a Swift?

Como no tiene depósitos, Swift no está regulado como un banco. Está supervisado por el Banco Nacional de Bélgica y representantes del Sistema de la Reserva Federal de EE.UU., el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y otros grandes bancos centrales. En términos generales, Swift sólo cortaría el acceso si la Unión Europea aprobara sanciones contra una entidad o país concreto. Swift suspendió a ciertos prestamistas iraníes prestamistas en 2018 después de que Estados Unidos impusiera una nueva ronda de sanciones, aunque dice que fue "un hecho aislado" que se "tomó en el interés de la estabilidad y la integridad del sistema financiero global".

¿Cuál es la posición de España al respecto?

España es uno de los Estados miembros de la UE que apoya privar inmediatamente a Rusia a Swift, como también ha respaldado la adopción de las medidas más duras, según ha indicado este viernes la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño. "La posición de España es la de apoyar la adopción de las medidas más contundentes y eficaces, medidas proporcionadas a la agresión que estamos viviendo", ha declarado la vicepresidenta.

Normas
Entra en El País para participar