Infraestructuras

Sacyr dispara el ebitda un 28%, pero pierde 189 millones por Repsol y las radiales

Los ajustes contables al cierre de 2021 no implican salidas de caja

Puestos de peaje de la autopista madrileña R3.
Puestos de peaje de la autopista madrileña R3.

Las actividades de Sacyr cubrieron 2021 con magnitudes récord en contratación, una notable evolución del ebitda y fuerte reducción del endeudamiento, pero el resultado neto sigue lastrado por la participación en Repsol o la liquidación de las autopistas radiales. Las pérdidas son de 189 millones al cierre del ejercicio.

La compañía explica esta mañana que ha cambiado el método de consolidación de la petrolera, participación que ya no considera significativa al caer del 8% al 3,1% con el vencimiento de distintos derivados. En concreto, se ha pasado del método de consolidación de puesta en equivalencia al de valor razonable. Con ello se ha generado un ajuste que impacta con 93 millones con signo negativo en la cuenta de pérdidas y ganancias. Desde el punto de vista de caja, el cierre del call spread sobre 25,4 millones de acciones de Repsol, con vencimiento durante la última parte del año, ha generado 64 millones de euros de entrada de caja.

La compañía también ha dotado provisiones por 58 millones por su participación en las autopistas quebradas R3 y R5. Se trata de impactos contables, argumenta, que no conllevan salidas de caja.

La línea del beneficio atribuible a los negocios sí muestra la solidez de su modelo, con un aumento del 23%, hasta los 111 millones.

El primer año del plan estratégico 2021-2025 concluye con un alza del 3% en los ingresos, de 4.675 millones, para un ebitda creciente en un 28% y que suma 923 millones de euros. El margen pasa del 15,9% de un año atrás a rozar el 20% en medio aún de la pandemia y de la crisis inflacionista de las materias primas. Con claro enfoque hacia un modelo concesional en el que se priman los ingresos garantizados, Sacyr debe el 83% del ebitda a este tipo de proyectos con bajo riesgo de demanda.

La cartera de contratos roza los 46.000 millones de euros, con una mejora del 17%, después de que en 2021 se haya conseguido el mayor registro de contratación de la historia de la compañía: 11.000 millones de euros. Ocho de cada diez euros de esta reserva de trabajo están relacionados con activos concesionales. En cuanto a la distribución geográfica, América es el principal granero de actividad, con el 51% de la cartera, mientras que el 46% procede de Europa y el 3% restante, de otros países.

El ajuste de deuda, otro de los pilares de gestión, se salda con un 19% a la baja. La posición a 31 de diciembre es de 681 millones, cumpliéndose el objetivo de tenerla en cifras inferiores a los 700 millones. La deuda neta con recurso cae un 40% desde 2018 cuando era de 1.138 millones de euros. Desde Sacyr se insiste esta mañana en que se seguirá recortando el endeudamiento “drásticamente” hasta la conclusión del periodo que abarca el actual plan estratégico.

Otro síntoma de salud, al margen de Repsol y las radiales, es la mejora en el flujo de caja operativo: asciende un 15%, hasta los 629 millones.

Mejora del rendimiento en todos los negocios

El área de Concesiones de Sacyr mejoró su cifra de negocio un 7%, hasta los 1.475 millones, con mayores ingresos tanto en infraestructuras como en la gestión del agua. Su resultado bruto de explotación, de 504 millones, asciende un 38% después de la entrada en operación de nuevos tramos de la autopista Pedemontana-Veneta (Italia), de autopistas 4G en Colombia y de Rutas del Este en Paraguay. Este motor de Sacyr, valorado por la compañía en 2.800 millones, tiene una cartera de ingresos de 36.530 millones, lo que implica un aumento del 18% por distintas adjudicaciones en el ejercicio (autopistas A3 Nápoles-Salerno en Italia, la RSC-287 en Brasil y el hospital chileno Buin Paine).

La actividad de Infraestructuras se mantiene estable en ingresos, con 2.649 millones (un 1% más), mientras que su ebitda se ha disparado un 18%, marcando 342 millones. Con ello, el margen sube casi dos puntos, al 12,9%. El área aporta una cartera de 6.280 millones (58% en América y 41% en Europa), un 12% más que un año atrás gracias a proyectos en EE UU, Canadá, Chile, Perú o Italia.

El grupo anticipó a finales de enero que había contratado obras en 2021 por 4.100 millones, doblando la cifra de 2020. Casi la mitad del volumen en nuevos contratos es trabajo para la casa, encargado por Sacyr Concesiones.

En Servicios, por último, también se aprecia un refuerzo del margen bruto de explotación, que pasa del 8,9% al 9,9%, de la mano de un ebitda que evoluciona mejor que los ingresos. Las ventas, de 1.017 millones, aumentan un 2%, mientras que el ebitda escala un 14% y sube hasta los 101 millones. La cartera de ingresos de este negocio se sitúa en 3.128 millones (+17%), con la entrada de nuevos contratos como la limpieza viaria en Madrid y limpieza junto a recogida de residuos en Barcelona.

El lastre de las radiales 3 y 5

El Juzgado de Primera instancia 26 de Madrid dictó sentencia en noviembre contra los intereses de los accionistas de la R-3 y R-5 (concesionaria Accesos de Madrid). En este proceso, Sacyr ha sido condenada a pagar 141 millones a Haitong Bank, agente del sindicato financiador de estas autopistas madrileñas. La empresa dice no estar conforme con el fallo y presentó el 20 de diciembre recurso de apelación.

Distintos asesores legales “consideran que la posición del grupo se encuentra fundada y documentada sólida y razonablemente”, afirma la empresa en el informe sobre los resultados enviado a la CNMV.

Al mismo tiempo, en diciembre de 2021 el Ministerio de Transportes obtuvo la aprobación por parte del Consejo de Ministros del acuerdo de resolución y cálculo de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) de las autopistas R-3 y R-5. El Gobierno ha reconocido una RPA de 423 millones.

Por último, el pasado 28 de enero la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, en respuesta a la demanda presentada por los accionistas de Accesos de Madrid, ha estimado parcialmente dicha demanda y que altera la liquidación inicial calculada por el Ministerio.

Con todo ello, Sacyr ha dotado una provisión de 58 millones por la diferencia estimada entre la deuda de autopistas radiales R3 y R5 y la RPA que se abonará con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Normas
Entra en El País para participar