Esta es la distribución de los puntos de carga para coches eléctricos en España

El Gobierno ha de multiplicar por siete la red actual para cumplir su objetivo de 2023

El Ejecutivo quiere que haya 100.000 estaciones el año que viene

Puntos de recarga Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España está a años de luz de su objetivo de puntos de carga para vehículos eléctricos de 2023. Según explican fuentes del Ejecutivo a CincoDías, el Gobierno quiere que para el año que viene haya una red de estaciones de recarga muy nutrida de unos 100.000 puntos. Sin embargo, a día de hoy, si bien no hay un conteo oficial, la patronal de los fabricantes de automóviles (Anfac) estima que en el país hay 13.411 puntos de acceso públicos. Es decir, para llegar al mencionado objetivo, el país debería de multiplicar por 7,4 la cantidad actual entre este año y el siguiente.

“A lo largo del año [2021] se han instalado 4.866 puntos, un crecimiento cuatro veces inferior al necesario para acompasar el crecimiento del mercado”, explicó Anfac en la presentación de su último barómetro de electromovilidad, un estudio que la patronal realiza para analizar el avance de la movilidad eléctrica en España.

Además del bajo ritmo al que avanza la instalación de puntos de carga para cumplir con los objetivos que se ha marcado el propio Ejecutivo, desde los fabricantes remarcan que las estaciones que se han levantado en los últimos años son, en su gran mayoría, puntos de carga de baja potencia, es decir, necesitan de mucho tiempo para recargar la batería del coche. “Este crecimiento se produce en niveles de potencias asociados a carga lenta, con potencias de como mucho 22 kW. Tan solo el 12% de la infraestructura de recarga de acceso público en España corresponde a cargas con potencias superiores a 22 kW”, advierte Anfac.

De esta forma, del total de 13.411 puntos mencionados con anterioridad, 11.805 son estaciones de menos de 22 kW, que requieren tiempos de carga mínimos de tres horas. Apenas 92 puntos son de carga ultrarrápida con una potencia de 250 kW o más, que tienen tiempos de carga medios de entre 10 y 15 minutos.

Recuento oficial

Desde Transición Ecológica explican a este periódico que, según la Ley 7/2021, de Cambio Climático y Transición Energética, el Gobierno deberá de tener preparado un recuento oficial de los puntos de carga “dentro del año posterior a la entrada en vigor” de dicha ley (que fue el 20 de mayo de 2021), lo que significa que el Ejecutivo deberá de poner a disposición del público un informe de la infraestructura de carga antes del próximo 20 de mayo.

Esta es una solicitud generalizada de los fabricantes de automóviles en España para tener más claro cuál es la situación desde la que se parte para ir cumpliendo los diferentes objetivos. Según Volkswagen, a fines de 2023 serán necesarios unos 70.000 puntos para satisfacer la demanda. A mitad de la década serán necesarios 110.000, mientras que en 2030 se requerirán 340.000. “Tenemos que acelerar a fondo [...], la transición es un proyecto compartido con el sector energético y el Gobierno. Entendemos que hemos hecho los deberes y es justo reconocer que nuestros competidores también lo han hecho. Necesitamos que todo el mundo reme en este asunto”, señaló en un encuentro con periodistas el presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello.

Distribución de los puntos

Según datos de Anfac, la comunidad autónoma con más cantidad de estaciones de carga es Cataluña, que acapara más de una cuarta parte del total, con 3.549 estaciones. Le sigue la Comunidad Valenciana con 1.661 y Madrid, con 1.601. En la zona baja de la clasificación, La Rioja es la que menos puntos de recarga tiene, con 69; seguida de Cantabria, con 150, y Extremadura, con 206. Si lo que tenemos en cuenta es la potencia, Madrid es la región con más puntos de carga de más de 250 kW, con apenas 16; seguida de Cataluña, con 14, y Andalucía, con 10.

Del total de puntos de carga contabilizados por Anfac, 7.685 se encuentran en entornos urbanos. De estos, Cataluña tiene más de 2.400, mientras que la Comunidad de Madrid cuenta con 1.044 estaciones de carga en ciudades. Por su parte, la Comunidad Valenciana tiene 899 puntos en entornos urbanos. Entre estas tres regiones concentran más del 43% de estaciones en entornos urbanos de todo el país.

Distribución de los puntos de recarga en España en la web Electromaps. Los puntos verdes significan que la estación está disponible para usarse; los azules es que están ocupados; los rojos están fuera de servicio y los grises significa que no hay información disponible.
Distribución de los puntos de recarga en España en la web Electromaps. Los puntos verdes significan que la estación está disponible para usarse; los azules es que están ocupados; los rojos están fuera de servicio y los grises significa que no hay información disponible.

Otra fuente en la que consultar los puntos de carga que hay en España es Electromaps, donde los usuarios cuelgan los lugares en los que están las distintas estaciones. Según esta web, en el país hay 25.497 conectores en 9.624 localizaciones diferentes. “De la información que mostramos, el 95% son de uso público, mientras que el 5% restante son privados, ya sea de empresas para que los utilicen sus empleados, o usuarios particulares que han añadido sus cargadores domésticos por si alguien tiene alguna emergencia de recarga”, indican desde Electromaps a este periódico.

Según la web, la gran mayoría de los puntos de carga que hay esparcidos por España son los especificados como Type 2 (representan el 59,2%), que son enchufes con potencias que oscilan entre los 3,7 kW y los 43 kW. Los de mayor potencia, los CCS2, suponen el 8,2%.

Avances legislativos

Declaración responsable. El sector del automóvil aplaudió los últimos cambios legislativos del Ejecutivo para flexibilizar la instalación de puntos de carga públicos. Según cálculos de Aedive, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, el decreto ley aprobado por el Gobierno a finales de diciembre de 2021, que permite la instalación de un punto de carga con una mera declaración responsable, permitirá que un 40% de los puntos de carga actuales, los cuales ya están instalados pero no pueden usarse por falta de permisos, puedan empezar a funcionar. “Incluye varias modificaciones normativas que acelerarán y facilitarán el despliegue de la infraestructura de recarga”, explica Arturo Pérez de Lucía, director general de Aedive.

Reconocimiento de VW. En la misma sintonía se mostró el presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello. “Tenemos que acelerar a fondo, pero hay que reconocer que los pasos dados por el Gobierno [con este decreto] van en la buena dirección”, afirmó.

Gasolineras. Además del avance que supone la declaración responsable, Aedive destacó el decreto aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre, que permite que las gasolineras franquiciadas puedan instalar puntos de recarga de otros operadores.

Normas
Entra en El País para participar