Volkswagen pide quitar el IVA a los coches eléctricos para acercar su precio a los de combustión

El fabricante alemán apuesta por reducir este impuesto también a los híbridos enchufables

El presidente del grupo en España, Francisco Pérez Botello, asegura que para el año 2025 será necesario multiplicar por ocho la cantidad actual de puntos de recarga públicos que hay en España

Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución.
Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución.

El presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello, ha vuelto a insistir este jueves en un aspecto que Anfac, la patronal de los fabricantes de coches en España, lleva años reclamando al Gobierno: la necesidad de abordar un cambio fiscal que haga pagar más a los vehículos más contaminantes. Por ello, el empresario ha pedido reducir el IVA para los híbridos enchufables y quitar este impuesto para los automóviles eléctricos.

"Esto pondría a los coches eléctricos muy cerca de los vehículos de combustión [en cuanto a precio]", ha asegurado Pérez Botello en un encuentro con periodistas. El directivo ha recordado que Anfac acercó al Ejecutivo hace ya dos años una propuesta de cambio fiscal para el sector en la que, además, se contempla la sustitución del impuesto de matriculación por un impuesto a las emisiones de CO2. "Generaría un superávit de recaudación, ya que hay que tener en cuenta que sería un impuesto que pagaría todo el parque automotor", ha añadido.

"Es importante que sea un planteamiento nacional, entendemos que es difícil [abordar la reforma], porque las comunidades autónomas se tendrían que sentar y estar todas de acuerdo", ha añadido el directivo, que ha incidido en que el objetivo de todas estas medidas es rejuvenecer el parque automovilístico español que a día de hoy supera los 13 años de media de edad. Pérez Botello ha asegurado que Volkswagen "insistirá" en esta propuesta, que en su opinión es "una fórmula de éxito".

Acelerar la instalación de puntos de recarga

El directivo de la compañía alemana ha señalado que la transición hacia el modelo eléctrico "es un proyecto compartido tanto con el sector energético, como con el Gobierno", al que ha pedido que acelere la implantación de puntos públicos de recarga. Según cálculos de Volkswagen, actualmente, hay aproximadamente 13.000 puntos de recarga públicos en España, de los cuales muchos tienen poca potencia. "Para finales de 2023 serán necesarios 70.000. Para 2025, estimamos que harán falta 110.000 y para 2030 habría que llegar a los 340.000 puntos de recarga", ha asegurado Pérez Botello. Esto significaría que habría que multiplicar por más de ocho la infraestructura actual a mitad de la década.

"Tenemos que acelerar a fondo [en puntos de recarga]", ha incidido el empresario, aunque a su vez ha reconocido que los pasos dados por el Ejecutivo hasta ahora "van en la buena dirección", como el real decreto aprobado a finales de 2021 que permite la instalación de un punto de recarga con el único requisito de presentar una declaración responsable.

En cuanto a la situación del mercado en España, Pérez Botello pronostica que en 2022 las matriculaciones estarán en torno al millón de vehículos, lo que supondrían unos 140.000 más que el ejercicio precedente, cuando el mercado solo subió un 1%, debido a la escasez de semiconductores que aún afecta al sector. Para el directivo, la industria recuperará sus niveles de producción normales a partir del segundo semestre del año.

Normas
Entra en El País para participar