Doctora Enriqueta Felip:  “Ahora no hay equidad en el acceso a los fármacos y biomarcadores”

“El diagnóstico molecular y la inmunoterapia son dos pilares en la oncología actual”

Doctora Enriqueta Felip:  “Ahora no hay equidad en el acceso a los fármacos y biomarcadores”

La doctora Enriqueta Felip (Barcelona, 1963) acaba de vivir su primer Día Mundial Contra el Cáncer como presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Su apuesta es más investigación e innovación para vencer a una enfermedad en la que cree también imprescindible la prevención. Considera superados ya los retrasos en los diagnósticos que hubo en las primeras fases del Covid, pero advierte de que hay que abordar la equidad en el acceso a los fármacos y biomarcadores.

¿Qué balance hace de este año?

Se sigue avanzando en el tratamiento del cáncer, tanto con la medicina de precisión, basada en tratamientos dirigidos frente a alteraciones concretas de cada tumor, como en la inmunoterapia, que logra que el sistema inmune de los pacientes reconozca el tumor como extraño.

¿Y el objetivo para este ejercicio?

Las más de 112.000 muertes anuales por cáncer en España reflejan que aún queda mucho por hacer. Debemos seguir investigando para ampliar las opciones terapéuticas de nuestros pacientes y así lograr que vivan más y mejor. También es esencial abordar la prevención, ya que hasta un tercio de los cánceres podrían ser evitables si se controlaran ciertos factores de riesgo (tabaco, alcohol, obesidad, sedentarismo, radiación UV e infecciones).

¿Cuál es la situación en España?

España ocupa una posición privilegiada en el tratamiento del cáncer, tanto a nivel de práctica clínica asistencial, con grandes profesionales y trabajo en equipo, como a nivel de investigación, con una gran actividad en ensayos clínicos e investigación traslacional y preclínica. Tenemos en general la posibilidad de tratar a nuestros pacientes con los mejores fármacos disponibles, aunque sí es importante destacar que existe un retraso en la aprobación y disponibilidad de los nuevos fármacos con respecto a países de nuestro entorno.

La investigación y la innovación son esenciales para conseguir avances en la lucha contra la enfermedad

¿Han llegado en estadios más graves los pacientes este año?

Aunque no disponemos todavía de datos definitivos sobre el impacto de la pandemia en la incidencia del cáncer en 2020 y 2021, sí existe la percepción general de que, tras la primera ola, llegaron a las consultas de oncología pacientes con tumores más avanzados que antes de la pandemia. Esto se debió a la interrupción temporal de los programas de cribado, miedo a acudir a los centros sanitarios y dificultad para el acceso a la atención primaria y derivación a los especialistas. Sin embargo, parece que este impacto ha sido menor en las siguientes olas de la pandemia, en las que la actividad asistencial se ha logrado mantener con cierta normalidad.

¿Cuál es el tiempo medio de espera para las operaciones?

El tiempo entre la sospecha de tumor y el primer tratamiento, incluyendo cirugía, se monitoriza para garantizar la seguridad del paciente. Sin embargo, sí es cierto que, sobre todo en las fases iniciales del Covid, se han podido producir retrasos en las pruebas hasta tener confirmación del diagnóstico oncológico, retrasar la inclusión en lista de espera quirúrgica y posterior cirugía.

¿Qué problemas persisten?

La alta tasa de infecciones por la variante ómicron entre nuestros pacientes está afectando al correcto funcionamiento de los servicios, con necesidad de reor­ganizar en muchos casos las consultas y tratamientos, pero, por suerte, en general sin repercusiones graves en los pacientes.

¿Cómo eliminar las barreras de equidad en el acceso en algunos puntos de España a algunas terapias, fármacos o diagnósticos?

Es un tema fundamental que debe abordarse, ya que ahora no existe un acceso universal a los biomarcadores ni a los distintos tratamientos. Hay que garantizar la equidad en el acceso a los distintos biomarcadores y fármacos.

Es fundamental la prevención. Hasta un tercio de los cánceres se podrían evitar si se controlaran ciertos factores de riesgo

¿Cómo va a situar al paciente en el centro?

Es básico que el paciente se sitúe en el centro de las decisiones oncológicas. Para ello es preciso informarle de forma adecuada y, tras un asesoramiento experto, hacerle partícipe de las decisiones que se tomen con respecto a su enfermedad. Y tienen que ser parte de las decisiones estratégicas y de los órganos decisorios.

¿Y cómo fortalecer al oncólogo?

Es esencial que pueda hacer su trabajo en condiciones adecuadas, con mejoras en relación a la sobrecarga asistencial y burnout secundario, y fomentar y facilitar la formación continuada.

¿Qué impacto tiene el diagnóstico molecular en la oncología?

Es un pilar fundamental de la oncología actual. Permite subdividir los tumores de un mismo origen en subgrupos en función de ciertas alteraciones moleculares. Estas nos pueden ofrecer, por un lado, información pronóstica muy valiosa y, además, pueden ser predictivas de respuesta a un determinado tratamiento.

¿Cómo ayudan al paciente los tratamientos individuales?

Permiten optimizar las probabilidades de respuesta y evitar potenciales toxicidades a pacientes con bajas expectativas de respuesta.

¿Y la inmunoterapia?

Es una auténtica revolución, logra respuestas duraderas y control de la enfermedad a largo plazo en pacientes en los que el pronóstico hace años era infausto.

¿Qué papel juega la investigación?

Es fundamental en la lucha contra el cáncer. Sin investigación no hay avances y, por tanto, no hay beneficios para nuestros pacientes.

¿Y la innovación?

Es también esencial. Gracias a las nuevas tecnologías se ha logrado el desarrollo de un nuevo complejo de fármacos, así como mejorar ciertas técnicas diagnósticas y terapéuticas.

¿Qué retos quedan por afrontar?

Queda mucho por hacer en la implantación de la medicina de precisión, que aunque en algunos tumores es ya una realidad, quedan muchos otros en los que aún no disponemos de biomarcadores o de tratamientos dirigidos. Igualmente, la inmunoterapia no ha logrado todavía los resultados esperados en ciertos tumores. A pesar de las mejoras terapéuticas, muchos pacientes acaban desarrollando resistencias a los fármacos que están recibiendo, y, por tanto, se debe avanzar en la búsqueda de nuevas dianas o combinaciones de fármacos que logren revertir estas resistencias.

 

Normas
Entra en El País para participar