República Dominicana quiere atraer 1.300 millones de inversión española al año

Presenta una batería de incentivos fiscales a las hoteleras extranjeras. El 56% de los inmuebles en la isla son propiedad u operados por cadenas nacionales

William Matías Ramírez, presidente de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom).
William Matías Ramírez, presidente de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom).

República Dominicana necesita al capital español para que el turismo siga creciendo en el país caribeño. Una importante delegación institucional y empresarial del país caribeño desembarcó ayer en Madrid para participar en una cumbre bilateral que arranca hoy y cuyo principal objetivo, tal y como señala William Matías Ramírez, presidente de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom) y también presidente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), es lograr una inversión anual de 1.300 millones de euros por parte de grandes grupos empresariales españoles. “En República Dominicana, el 56% de la inversión en turismo es española, España es el cuarto país que más viajeros extranjeros emite. En la última edición de Fitur se llegaron a acuerdos importantísimos con Iberia o con turoperadores y hay que capitalizar ese auge”.

“Hay espacio para el crecimiento de la industria hotelera española en República Dominicana. Las proyecciones para 2022 hablan de un incremento del 8% de la ocupación, de la llegada de turistas extranjeros y de la inversión foránea. Hasta ahora el turismo se ha centrado en varias zonas específicas, como Punta Cana o Puerto Plata. Pero hay tres áreas que tienen un alto componente atractivo y que están perfilándose como destinos en el futuro: Costa Ámbar, Miches y el turismo colonial. Son los tres sectores a los que se está empujando al inversor extranjero para que acuda la inversión”, recalca Matías Ramírez. Asimismo señala que la zona sur se encuentra muy poco desarrollada con más de 500 kilómetros de playa virgen. “La tenemos que desarrollar de forma sostenible y responsable. Si lo logramos se puede hasta duplicar la actual planta hotelera”.

El presidente de la patronal dominicana asegura que en 2021 llegaron 2.600 millones de euros en capital extranjero y que el objetivo para este año es elevarlo al 8%. “Hay proyectos muy interesantes. Los mayores inversores por nacionalidad son EE UU, Canadá, Brasil y España”. Asimismo destaca que el principal incentivo que manejan es una exención del 100% en el impuesto de la renta para proyectos hoteleros que obtengan licencia. “Estamos hablando de importación de material y del resto de actividades que durante 10 años no pagarán ese impuesto”

Agroindustria y minería

Pero, al margen del monocultivo del turismo, los otros dos grandes polos de atracción de inversores son la agroindustria y la energía. “En la agroindustria, nuestro principal valor es la ubicación geográfica. Somos el noveno mercado más importante de América Latina, con una mano de obra cualificada y relativamente barata, con un sistema que garantiza la seguridad jurídica, y unas infraestructuras viarias y portuarias de gran calidad”.

Matías Ramírez destaca, no obstante, que la mayor oportunidad para los inversores está en la distribución de energía. “Hay una oportunidad tremenda para el capital español y se está en fase de investigación con algunas empresas españolas punteras. Es un nicho sin explotar”, recalca.

En esa línea también destaca que otro de los capítulos que ha crecido con fuerza es el de la exportación de material eléctrico. “En el sector energético tenemos también incentivos verdes para que la obtención de capital esté subvencionada. En el turismo de salud estamos preparando el proyecto para convertirnos en destino del capital extranjero”, subraya.

La balanza comercial con España es claramente deficitaria para República Dominicana, con exportaciones por valor de 420,3 millones de euros y unas importaciones de 2.253,4 millones, casi seis veces más. Por partidas destacan los bienes de equipo y el material eléctrico.

“López Obrador no representa a Iberoamérica en su relación con España”

Pausa. Matías Ramírez no esquivó las preguntas sobre México y las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la necesidad de “pausar” las relaciones con España. “Cada país maneja su diplomacia como quiere, aunque en el caso de México lo hace de forma particular históricamente. Creo que Iberoamérica es mucho más que México y mucho más que otros grandes países. Es una región que va más allá y lo que está en juego es muy grande. La posición de México no creo que represente la visión de Iberoamérica de nuestra relación con España. México opinará de esa manera, pero eso no afecta a la cooperación que tenemos. Tanto España como República Dominicana lo manejaron con la neutralidad que le caracteriza. La diversidad siempre es riqueza”.

Normas
Entra en El País para participar